29 mar. 2013

Arbitrariedad cometida con los jesuitas. Semejanzas entre Alcalá Zamora y Rajoy

Incendio templo de los jesuitas en Madrid, mayo de 1931
...........................................................................................
Gobierno Provisional de 1931
Este artículo es continuación de "Azaña y la quema de templos", en donde se trata acerca de los primeros tiempos de la Segunda República española.
.........................................
.
Niceto Alcalá Zamora
Niceto Alcalá Zamora fue el gran artífice de la caída de Alfonso XIII y de la instauración en España de la democracia, en forma de República, durante 1931.
Anteriormente a esta situación, había existido un antisocial capitalismo de corte feudal que acabó por los desastres de 1898 y las estúpidas derrotas en Marruecos, todas ellas enmarcadas dentro de una violencia protagonizada por la clase trabajadora, cansada de sufrir penalidades.
Derrotas militares, rebelión popular y caída de los indicadores económicos finalizaron cuando se alumbró la dictadura de Miguel Primo de Rivera, que se retiró en 1930 cuando la mayoría de la nación deseaba otro régimen, cuando se llevaban unos años de progreso y paz exterior e interior.
Tras una breve, decepcionante e incruenta transición llegó la democracia el 14 de abril de 1931.
Cuatro semanas perduró la ilusión por la República. En los días 10 y 11 de mayo se incendiaron templos a lo largo y ancho de España, ante la total pasividad del gobierno presidido por Alcalá Zamora; ejerciendo Miguel Maura de ministro de Gobernación, Fernando de los Ríos como ministro de Justicia, con Largo Caballero ocupando la cartera de Trabajo. Manuel Azaña actuaba como presidente de la República, cargo que  con la llegada del Frente Popular pasó a ser el de una marioneta.
Destaco lo sucedido con los jesuitas, por su proyección actual.
.
Arbitrariedad cometida con los jesuitas.
.
No existió remordimiento oficial por las tropelías cometidas los días 10 y 11 de mayo de 1931. Todo lo contrario, y es lamentable que en unos años de gobierno, que podemos considerar de derechas tradicionales, no sólo no se castigó la furia anticlerical de mayo de 1931 con la quema de templos, sino que se dictaminó que la fatal evolución de la economía, existente, desde la instauración de la República, se resolviese con medidas contra las iglesias. Una de ellas, la más conocida era la de los jesuitas, ubicada en la Gran Vía madrileña esquina a la calle Flor. Pero por lo visto, aún no era "suficiente el castigo" dado a los jesuitas.
El caso es que el 23 de enero de 1932, Azaña a través del ministro de Justicia, Fernando de los Ríos, decretó disolver la Compañía de Jesús.
10 mayo 1931. Incendian la iglesia de los jesuitas
Además, por el decreto se expropiaba a los jesuitas de todos sus bienes, templos, residencias y obras sociales, y se les conminaba a irse de España en el plazo irrevocable de diez días. La única alternativa ofrecida era la de renunciar a sus hábitos y admitir la legalidad del decreto. Tres mil jesuitas y algo más de seiscientos estudiantes, futuros jesuitas, se vieron afectados por la disposición.
Los argumentos y peticiones del papa Pío XI no tuvieron el más mínimo reflejo en la normativa decretada. Quizás, con su protesta Pío XI pudo en algo frenar probables siguientes tropelías a realizar contra el cristianismo, sus creyentes, sus órdenes y sus bienes.
La reacción de la prensa, muy controlada y bien subvencionada, fue mínima o insuficiente. La reacción de las juventudes de clase media y cultura cristiana comenzó a fraguarse, a conformar agrupaciones de fondo cristiano y carácter tradicionalista para contrarrestar la filosofía aplicada, condensada en: el pensamiento de Azaña: "España ha dejado de ser católica porque sí, para eso estamos en democracia".
.
..............................................................
.
 La España actual, una trampa para el porvenir y las ilusiones de la juventud, como en 1931-36
Alfonso XIII
.
En julio de 1976, España se incorporó a la lista de países demócratas, con una sorprendente transición rápida y con escasa violenta generada.
Desde entonces, los gobiernos han sido de centro-derechas o de centro-izquierdas, por mucho que Rodríguez Zapatero quisiera aplicar un grado de neocomunismo revanchista, dentro de su ineptitud y sentimientos primarios a flor de piel.
Los gobiernos de la Segunda República habían sido de centro-derechas o centristas, hasta la asunción del estalinista Frente Popular en febrero de 1936.
Aquellos tiempos se caracterizaron.
-Por la sensible caída de la economía, con el consiguiente incremento del paro.
-Por la falta de perspectivas para la juventud.
-Por el aumento  del descontento social, en todos los ámbitos, que provocó una violencia, imposible de frenar en la primavera de 1936.
-La pobreza extrema del proletariado y campesinado, que iba a más con los años.
-La mayor desigualdad económica entre ricos y pobres.
.
Ahora, llevamos exactamente el mismo camino, pero existen unas notables diferencias:
Entre la España que se encontró Alcalá Zamora y la actual con Mariano Rajoy, existen unas grandes diferencias, por lo que es más lamentable la situación actual, pero que servirán para que la fatal gestión política no conduzca a un sangriento conflicto. Esas diferencias, las resumo:
-Hoy poseemos un gran y sobrante patrimonio nacional y una suficiente capacidad de producción. Pero es preciso que no sigan deteriorándola. Esto no sucedía, ni por asomo, en los años 30.

Mariano Rajoy
-Aquella España no se endeudó. La actual, partiendo de un inapreciable endeudamiento público tras la Dictadura, llega ya a más de 900.000 millones de €, pero puede aún ir a más, y así caminará, con el beneplácito europeo y del capitalismo.
-Europa nos ha regalado una ingente cifra de euros gracias a los fondos estructurales. (1)
-Los políticos de entonces eran los justos en número, y en ellos no anidaba el robo, el cohecho y la prevaricación. Situación contraria a lo que sucede hoy en día.
-Además, hoy no existen tensiones políticas en Europa. Por contra, en 1931, debido al fracaso de las democracias antisociales certificado con un histórico crash bursátil y una Gran Depresión, habían florecido unos regímenes que no sólo impulsaron las economías donde estaban implantados sino que también conllevaban una carga de violencia y falta de libertades. Me refiero al fascismo de Mussolini y, sobre todo, al duro comunismo de Stalin. Y pronto apareció gobernando el nacionalsocialismo.
.
Y una gran diferencia entre el proceder gubernamental de entonces y el actual. En 1932 se expolió a los jesuitas para intentar cuadrar las cuentas estatales. Ahora, se expolia a las clases medias y a los trabajadores, dentro de un contubernio tácito entre Capitalismo y Democracia.
.
Por lo demás, Alcalá Zamora y Rajoy muestran grandes similitudes: son dirigentes de derechas, católicos, bastante cultos, con poder de convicción para las masas adictas, suficientemente vehementes, forjadores de una juventud sin porvenir (y si aquella juventud tuvo que buscar soluciones de cara a su futuro, la actual no tardará en reaccionar, siguiendo una lógica), ineficaces en la toma de decisiones, estupefactos o "escayolados" ante las adversidades y cobardes ante las presiones de la oposición.
.
Alcalá Zamora, desbordado, se apartó pronto de la política. Mas rápido en tomar esta decisión fue Miguel Maura, hombre de derechas por tradición familiar (hijo de Antonio Maura) y sentimientos, que se excluyó a raíz de la quema de templos del 10 y 11 de mayo de 1931.
Estimo que Rajoy seguirá los pasos de Alcalá Zamora cuando la sociedad se aburra de sus "zanahorias económicas", que cada vez son colocadas a mayor plazo..
Cuando las malparadas clases media y obrera desborden con su protesta y voto: el amarillismo, la ineptitud y falta de escrúpulos económicos de gobernantes y sindicalistas, el cohecho, la prevaricación y la malversación estatal de fondos. Entonces, los problemas de Rajoy se harán insostenibles y su retiro lógico.
.
Pero la mayor semejanza entre Rajoy y Alcalá Zamora es que en un mundo donde pocos se enteran de los problemas y fallos existentes, ellos si se enteran. Además, los exponen con brillantez y... no son capaces de mover una ficha para intentar resolverlos.

................................................................................
Está usted dentro de "Jose Antonio Bru Blog"
.
(1) Mi opinión al respecto es que los fondos estructurales son una trasferencia de los contribuyentes de las naciones ricas a los ricos de las naciones pobres; conforme a la tesis de quitar la mayor cantidad posible de dinero a una parte de la población para dársela a otra "bien vista".
.