21 feb. 2017

Días de la Infamia, en Pearl Harbor y el 11-S. "Tora, tora, tora" y "Alá Akbar"


رابط للمؤشر المقال
Pearl  Harbor

11-S,  Torres Gemelas

Dos consignas asociadas al éxito de la agresión están ligadas a los dos Días de Infamia que ha sufrido Estados Unidos:

"Tora, tora, tora" y "Alá Akbar" (Allahu Akbar)
En Pearl Harbor murieron 2.400 estadounidenses. En los ataques del 11-S fueron asesinados 3.000 civiles.
.
                  Días de la Infamia  Days of Infamy, ataques en Pearl Harbor y en el 11-S

Antecedentes, actualidad y soluciones
.
En el siglo XVI España, la primera potencia mundial, aplicó la fórmula válida para terminar con la fanática, prolongada, delictiva, mortal e irresoluble pacíficamente agresión musulmana: expulsiones definidas y cañones.
Ahora, ante una situación no todavía tan grave, pero más extendida: ¿cómo actuaran los aliados de los Estados Unidos de Donald Trump, un político atípico que cumple lo prometido en la campaña electoral contra la yihad, el narcotráfico y los ilegales? ¿Se desmontará la ideología base del terrorismo islamita? Pero poco o nada se ha hecho al respecto, pues cuando se ha tomado alguna incluso pequeña medida, generalmente antimachista, siempre la atacan aquellos que viven de defender la tolerancia con su retorcida aplicación de lo que significa el concepto democracia.
.
Los cruzados masacraron a mahometanos mediante una guerra declarada por el Papa como guerra santa en la que si morían irían al paraíso. Saladino acabó con la irracional situación con cañones y expulsiones. 
.......................................................................

California, abril de 1942
ciudadanos de origen japonés son trasladados a campos de concentración

.                                                           Situación actual
.
Los yihadistas actuales eran niños el 11-S de Estados Unidos y el 11-M de Madrid. En estos quince años han ido aumentando sin pausa el número de yihadistas que asolan el mundo en aras de su guerra santa.
..
Las medidas adoptadas hasta ahora son muy dudosas de cara a un futuro próximo, pues ni alteran ni intentan modificar la creencia de más de mil millones de musulmanes, y siempre existirá un porcentaje que crea en la guerra santa convocada por clérigos sunitas, fuente religiosa monocolor del Estado Islámico y de Al Qaeda.
Día a día, los nuevos voluntarios de las Brigadas Yihadistas superan a los yihadistas abatidos o a los pocos apresados en Europa, Asia y África.
Las Brigadas Internacionales yihadistas no dejan de crecer. Por eso no finaliza la guerra ni los atentados en Unión Europea, Rusia, Reino Unido, Siria, Irak, Afganistán, Yemen, Libia, Turquía, Pakistán, Somalia, Túnez, Kenia  etc
...............................................................
Days of Infamy, Días de la Infamia,   Pearl Harbor/ 11 S
composición Alfredo Embid

Antecedentes en la WWII,  Franklin Delano Roosevelt ordenó internar a todos los japoneses de origen, fuesen estadounidenses o no, en diez campos de concentración repartidos en la nación. Fue la rápida respuesta interna al infame ataque en Pearl Harbor.
.
Disposición de Roosevelt, internamiento

Tras los infames ataques del 11-S de 2001, Estados Unidos no adoptó ninguna solución general efectiva; tampoco Europa tras los bastantes y sangrientos ataques que ha padecido y padece.
La hipotética derrota de la yihad en Siria e Irak es un espejismo, en un conflicto que perdura ya más tiempo que el contabilizado para la Gran Guerra.
Paralelamente a la petición estadounidense para que la Unión Europea, como lo hará previsiblemente Estados Unidos, incremente su presupuesto militar, Angela Merkel, líder y portavoz europeo, ha ofrecido como solución alternativa que los musulmanes denuncien a los violentos correligionarios. Feo y viejo remedio que, evidentemente, ya manejan las policías europeas. Sin embargo, no puede ser eficaz y duradero, y ni siquiera creíble, el círculo silencioso y silenciado: delator, delatado, desaparición del delator, nuevo delator, otro delatado, etc.
.
Donald Trump
Ahora, Donald Trump ha ordenado promulgar una ley para prohibir la entrada en la nación de musulmanes provenientes de ciertos países. Medida bastante suave con respecto a la dictada por Franklin Delano Roosevelt tras la agresión cometida por los japoneses en la base naval de Pearl Harbor y en todos los aeródromos de Hawai.
Además, Trump va a proceder a la deportación de Estados Unidos de todos los ciudadanos considerados como indeseables peligros latentes, sean  musulmanes (pocos en proporción) o no lo sean.
.
Enlace con "La guerra en Siria" , actualizado día a día
Enlace con "La guerra en Irak", actualizado día a día
Enlace con "Las brigadas internacionales yihadistas", con la extensión del islam
......................................

31 ene. 2017

España vs el islam. La guerra de las Alpujarras. Batallas de Los Gelves y Lepanto


lien vers l'index de l'article
رابط للمؤشر المقال
Batalla de Lepanto, 1571    óleo de Andres van Eertuelt, 1622

En el siglo XVI, España, la primera potencia mundial, aplicó la fórmula válida para terminar con la fanática, prolongada, delictiva, mortal e irresoluble pacíficamente agresión musulmana:
expulsiones definidas y cañones.
.
                                                     Los otomanos en Europa

Batalla de Kahlenberg  Sobieski y sus polacos
Los siglos VII y VIII enmarcan la expansión del islam, poco cruenta, y el comienzo de unas centurias en las que los Califatos de Bagdad y Córdoba brillaron no solo por las libertades que otorgaban a los habitantes de los territorios conquistados,sino también por su contribución al desarrollo de la medicina, filosofía. astronomía, escritura, arquitectura y resto de las disciplinas humanísticas.
Cuando se realizaron las ignominiosas Cruzadas a Palestina, el mundo musulmán estaba en continua decadencia, pero se rehabilitó en siglo XIV con la aparición de los otomanos asentados en Anatolia Sin embargo, la expansión otomana, su imperio, se construyó con sangre y fuego.
El siglo XV alumbra el desarrollo del Imperio Otomano con la conquista de Constantinopla por el sultán Mehmed II en 1453. Una vez controlados los extensos territorios del Imperio Bizantino y suprimido el principal enemigo, los otomanos se dispusieron a llevar su política y fe a toda Europa. La guerra santa o yihad proclamada por los sultanes proporcionaron alas a los soldados del islam.
Solimán el Magnífico
Biblioteca Nacional de París


Tras vencer las resistencias de los reinos cristianos del sureste europeo durante la segunda mitad del siglo XIV y el XV, los otomanos tomaron Belgrado en 1521 y bajo el mando de Solimán el Magnífico, que reinó entre 1520 y 1566, sitiaron Viena en 1529, pero el Sacro Imperio Romano Germánico ayudado por España y Bohemia puso fin al cerco.
En 1541 los otomanos tomaron Budapest y Hungría excepto los condados del oeste, que pasaron a la protección de Austria.
Budapest fue reconquistada en 1686 tras la victoria cristiana en el Segundo Sitio de Viena, batalla de Kahlenberg. La coalición de la República de Polonia y Lituania con el Sacro Imperio dirigida por Juan III Sobieski se impuso a los otomanos reforzados por comunidades absorbidas del sureste europeo. A resultas de la batalla Hungría y Transilvania pasaron a depender de Viena.
.
Los otomanos apoyándose en su Armada conquistaron el norte de África llegando hasta el Atlas y asolaron la costa y la navegación española La batalla naval de Lepanto cercenó sus proyectos por el mar.
Imperrio Otomano en 1580

España vs islamistas.  La guerra de las Alpujarras. Los corsarios berberiscos. Lepanto
.
Durante el siglo XVI, España combatió la agresión del islam en tres situaciones, en frentes distintos.
La Guerra de las Alpujarras contra los moriscos
Los corsarios berberiscos
La batalla de Lepanto contra los otomanos
.
Los moriscos. Rebelión y Guerra de las Alpujarras
.
"La expulsión de los moriscos", óleo del
valenciano Gabriel Puig Roca

Tras la derrota de Boabdil, los musulmanes sunitas que se quedaron en España por jurar convertirse al cristianismo, pasaron a ser llamados moriscos y constituyeron un grupo que no se integró con la cultura y proyectos de la España católica de los Austria.
Además, los moriscos se alineaban, con los problemas que asolaban a los españoles: el avance otomano en Europa y la piratería berberisca (realmente eran corsarios otomanos), lo que, además, se traducía en una latente "quinta columna" en las serranías de Granada y Málaga.
Una rebelión morisca en Las Alpujarras, motivada por limitaciones impuestas por Felipe II relativas al desarrollo de sus costumbres, dio lugar a una sangrienta guerra entre el día de Navidad de 1568 y 1571, en la que los sublevados, dirigidos por Abén Humeya, poseedor al parecer de sangre de los Omeya, recibieron ayuda de otomanos y bereberes.
.
En ese año 1568, tras más de un año de combates y crueldades, Felipe II puso el ejército a disposición de Juan de Austria, que logró vencer. Los moriscos expulsados de sus últimos reductos en la sierra de Ronda, y que no habían muerto o huido a África, fueron dispersados fuera de Granada, y con ellos marcharon mujeres, ancianos y niños, pero sin oficio válido y desarraigados los emigrantes solo produjeron delitos y altercados. Algunos cientos de ellos fueron vendidos como esclavos, en consonancia a la misma actitud que previamente habían realizado los musulmanes con los cristianos.
Juan de Austria
óleo de Alonso Sánchez Coello

.
En el reinado de Felipe III se decidió expulsar a todos los moriscos que no desearan integrarse en la Civilización Cristiana, pocos aceptaron esta nueva oportunidad, los que no se convirtieron fueron erradicados por la aplicación de un decreto fechado en abril de 1609, por el que debían abandonar España a partir del plazo de diez días y utilizando barcos del Estado. En Valencia no se acató la ordenanza, lo que motivó graves revueltas durante octubre. En total fueron expulsados unos trescientos mil moriscos. La mayor parte de ellos recalaron en Túnez, potenciando la economía de la región.
En los últimos días de aquel proceso emigratorio, el 25 de marzo de 1611 se celebró en la plaza Mayor de Madrid un acto de Acción de Gracias, presidido por Felipe III .
.
Los corsarios berberiscos. La isla de Los Gelves
.
El otomano Pialí Bajá
Fernando el Católico en los comienzos del siglo XVI para acabar con la piratería berberisca apoyada por los otomanos tomó Orán, Trípoli, Argel y Bujía; pero fracasó en 1510 en la isla tunecina de Los Gelves o Djerba, situada al suroeste de Malta, donde fue derrotado el ejército de dieciséis mil soldados dirigido por García Álvarez de Toledo, que murió junto a cuatro mil de sus hombres.
Los Gelves permaneció como base de los piratas, auténticos corsarios otomanos. Desde ella asolaban la navegación y los pueblos costeros del Mediterráneo.
Los corsarios de acuerdo con los moriscos afincados en el este andaluz, realizaban incursiones en España, con el fin primero del saqueo y el último de reconquistar Al Andalus cuando la expansión proyectada por Soliman alcanzase el momento oportuno.
El corsario otomano apodado Barbarroja llegó a ser ascendido por Solimán a almirante. Su primera gran victoria la obtuvo en 1519 frente a una flota hispano-italiana superior en galeras. Barbarroja estuvo saqueando durante más de veinte años la navegación por el Mediterráneo, las costas de Andalucía, Baleares, las del Tirreno italiano e, incluso, Marsella.
En 1538 Barbarroja derrotó a la escuadra de Juan Andea Doria en Préveza
Años más tarde, Dragut y Pialí Bajá asolaron el levante español, Menorca.y el litoral occidental de Italia.
.
Miguel de Cervantes, óleo de
Manuel Ussel  de Guimbarda

En 1560 una armada y ejército cristiano, con mayoría de participación española dispuesta por Felipe II, recuperaron casi sin oposición Los Gelves. Pero Pialí Bajá acudió a la isla y derrotó a Juan Andrea Doria. Aunque la escuadra cristiana era más numerosa, tuvieron cerca de diez mil muertos por mil los contrarios. Cinco mil prisioneros capturados en Los Gelves fueron trasladados como esclavos a Estambul.
.
El mundo occidental mediterráneo entendió que la única solución era obtener una victoria definitiva que cercenara todo tipo de suministro naval desde Turquía a las  bases otomanas en el Mediterráneo. La batalla de Lepanto de 1571 marcó el inicio de la decadencia corsaria.

En 1571 y 1572, España hizo esfuerzos bélicos con operaciones de limpieza contra los islamistas, atacándoles en el mar y en sus bases africanas. Aún así, éstos continuaban con sus acciones de terrorismo. En 1575, el buque donde viajaba Miguel de Cervantes fue capturado. La ya sensible degradación de la infraestructura y voluntad carcelera islámica, permitió que Cervantes, junto con otros españoles pudiese escapar de Argel, pero traicionado volvió al encierro. Los trinitarios pagaron su rescate en 1580. Cuando Cervantes fue apresado portaba una carta personal con sello real, de ahí que los secuestradores especulasen con un alto rescate.
.
La batalla naval de Lepanto

Álvaro de Bazán,  óleo de Rafael Tejeo
Museo Naval de Madrid
La expansión naval de los otomanos constituía un gravísimo problema para los grandes reinos de la cristiandad, y habría ido a más si no se hubiese eliminado a la pujante armada musulmana. Para contrarrestar la amenaza se pactó una alianza, La Liga Santa, que encabezada por España comprendía a la república de Venecia, El Vaticano, la Orden de Malta, Génova, y los ducados de Saboya y Toscana.
.
El enfrentamiento de las escuadras se realizó en el mar Jónico, cerca de la villa griega de Lepanto. La escuadra cristiana perdió doce navíos de trescientos diez que combatieron. los otomanos salvaron solo ciento diez de los trescientos que dispusieron en combate. La armada otomana estuvo dirigida por el gran almirante Alí Bajá, que murió en el combate, siendo Dragut uno de sus colaboradores.
A resultas de la victoria, la presencia otomana con sus corsarios se fue apagando en el Mediterráneo occidental.
.       .
En Lepanto, España aportó casi la mitad de los buques de guerra. Juan de Austria mandó el ejército cristiano, mientras que la flota la dirigió Álvaro de Bazán, a quien Felipe II le había concedido el título de marqués de Santa Cruz por sus reiteradas victorias sobre franceses e ingleses.
En la armada cristiana no figuró buque o soldado alguno de Francia, que además había llegado años antes a un acuerdo con los otomanos para que no le acosaran los corsarios, permitiéndoles recalar para abastecerse en la base de Tolón. ¡Ay con Francia y su grandeur!

..............................................................................................................
.
Poesía de Lope de Vega en honor de Álvaro de Bazán, marqués de Santa Cruz

El fiero turco en Lepanto,
en la Tercera el francés,
y en todo mar el inglés,
tuvieron de verme espanto.


Rey servido y patria honrada
dirán mejor quién he sido
por la cruz de mi apellido
y con la cruz de mi espada


.............................

13 ene. 2017

De Maquiavelo a Gustave Le Bon. Fernando el Católico vs Felipe II


lien vers l'index de l'article

"La ronda de noche"   Rembrandt ,1642.    Militares  y milicianos

El poder en Europa. Características y su evolución
España no superó con éxito el paso de la Edad Media a la Moderna. Menos aún el siglo XIX y la presencia del XX
.
Auto de Fe, 1683. Plaza Mayir. Madrid
óleo de Francisco Rizi
Durante tres cuartos de milenio, el espacio comprendido entre la Baja Edad Media y la segunda década del siglo XX, la sociedad europea estuvo dirigida por monarquías, existiendo hasta el siglo XVI una íntima relación entre la Monarquía y Catolicismo.
.
A partir de mediados del siglo XVI y, sobre todo, de la segunda mitad del XVII, se fue disipando en Europa Central el poder dual, hasta que al llegar la Edad Contemporánea, todas las monarquías europeas fueron desapareciendo o cediendo su autoridad al Parlamento.

El poder en la Baja Edad Media hasta mediados del XVI
.
Guerra de los Treinta Años, 1622
Los Tercios españoles en Fleurus
ilustración
Los reyes de las naciones estaban relacionados por lazos de sangre. El poder militar estaba fusionado con la nobleza, al igual que los altos dignatarios religiosos locales. Las capas sociales eran casi inamovibles. El capital  estaba concentrado en la Casa Real y la nobleza.
Hasta el siglo XVI, el pueblo creía y confiaba en el poder dual con sus premios y castigos temporales. Los pueblos llegaron a estar conformes con las Cruzadas, la Inquisición e incluso con los Autos de Fe.
Esos pueblos también acudían a las guerras causadas por pequeños intereses o caprichos de los monarcas, que deseaban más súbditos y contentar a sus parientes militares que buscaban gloria y ascensos. Se convenía que la batalla no afectara a los patrimonios y, desde luego, a la salud de los reyes.
El caso más significativo se ofreció en las relaciones de Carlos I y Francisco I. Hecho éste preso en la batalla de Pavía por el soldado español Juan de Urbieta, fue trasladado a un palacete de Madrid. Aquí firmó unos papeles y regresó a Francia para seguir guerreando contra Carlos I, quien definió muy bien la filosofía de aquellas guerras: "Mi primo Francisco y yo,estamos de acuerdo en una cosa, ambos queremos Milán",
.
El poder  de Mühlberg a la Paz de Westfalia
.
Pero el poder dual se vino abajo en el siglo XVI, porque el pueblo aborreció tanto la vida física de los papas de entonces, como el impuesto religioso que había que abonar para no ir al infierno, las bulas. Las batallas dejaron de ser caballerescas, y muchos nobles y pueblos tomaron un camino opuesto al monolítico existente. dando comienzo a la crueldad en las guerras.
En 1547, la batalla de Mühlberg marcó el comienzo de la confrontación, y aunque el rey de España y a la vez emperador católico Carlos V venció, no logró disipar el desprecio que nobles y ciudadanos de buena parte de Centroeuropa sentían por el Papado.
.
La trascendental Guerra de los Treinta Años tuvo un componente
Fernando el Católico
religioso que la caracterizó como la guerra más cruel habida entre cristianos. Pero si en su primera parte fue una guerra de religión y las alianzas habían estado centradas por las creencias, los cardenales franceses Mazarino y Richelieu aparcaron su catolicismo, que quedó subordinado a los intereses del Estado, y sus ex recientes aliados, los papistas Habsburgo fueron derrotados
Tras la Paz de Westfalia, Francia emergió como primera potencia europea y España comenzó en aquel 1648, su declive político, que se transformó en social al echar el poder dual un telón de oscurantismo sobre los Pirineos. España no se incorporó a las nuevas humanidades y tecnologías que progresaban en Europa, por lo que España quedó política y socialmente fuera de Europa.
.
El poder desde mediados del siglo XVII a principios del XX
.
Marx, Engels y Lenin
Este periodo se caracteriza por la nula o escasa intervención de la religión en la política, incluso El Vaticano perdió su reinado temporal, tras los pertinentes combates.
En este periodo no hay cambios en la estructura del poder con unos Parlamentos subordinados. Ese poder personal, incontestable y hereditario se le conoce ahora como rey, emperador, zar o káiser. Todos ellos se embarcan en guerras por motivos de poder personal, y al igual que en siglos precedentes, las guerras no causan gran pérdida de patrimonio y los tratados de paz se liquidan con algún cambio en la propiedad de alguna región y sin obligar al país vencido a modificar su régimen político. Así se desarrollaron las guerras napoleónicas, la de los Siete Años, las de Sucesión en España y Austria y la franco-prusiana.
.
Guerra de los Treinta Años
Carga de la caballería germana contra la artillería francesa
En 1848 se publicó  "El Manifiesto Comunista", que originó una inmediata repercusión. Eran años de un gran desarrollo industrial y, consecuentemente, del crecimiento de una masa obrera que ni poseía patrimonio ni ingresos suficientes para vivir con dignidad, pero que iba teniendo conciencia de la situación gracias al creciente socialismo reivindicativo, dirigido por la Primera Internacional y por la Segunda Internacional que acercó el socialismo a los regímenes de entonces, creando la socialdemocracia, e intentó parar el estallido de la Gran Guerra. El pensamiento y la acción de Marx, Engels y Lenin cambiaron el mundo.
Los dirigentes políticos, por motivos irrelevantes se enzarzaron en la que sería definida como la Gran Guerra, creyendo que sería una más, en desarrollo y consecuencias. Enorme error.


Guerra de los Treinta Años  en Alsacia

                                             De Maquiavelo a Gustave Le Bon
                                     Fernando de Aragón y Castilla  vs  Felipe II
.
Mi libro "Psicología de
las Masas"
Para que perdurasen las monarquías en el periodo comprendido entre la Baja Edad Media y la Gran Guerra fue  preciso el cumplimiento de dos principios:
.
El rey debe poseer una serie de cualidades.  Nicolás Maquiavelo las razona en "El Príncipe". Conforme la sociedad avanza, el poder de los príncipes decae. Esta circunstancia no la evaluaron los príncipes en 1914, de ahí la Gran Guerra y las convulsiones políticas y sociales surgidas a continuación.
El pueblo debe ser instruido en el sentimiento nacional que disponga el poder. Esta cláusula es válida para los tiempos actuales. Gustave Le Bon explica muy bien este punto en su "Psicología de Masas", donde relata cómo debe actuar el líder político para convencer a las masas.
.
                    Nicolás ;Maquiavelo
.
Maquiavelo, óleo de Santi di Tito
Cuando en 1513 Maquiavelo publicó su tratado de política "El Príncipe", la figura real destacada en Europa, y que se ajustaba a su definición, era Fernando de Aragón, el creador de España en colaboración con su esposa Isabel de Castilla. También César Borgia queda reflejado en El Príncipe.
Las cualidades o características que debían adornar al príncipe constían en: ser más temido o respetado que querido, saber tomar decisiones rápidas y abandonando en ellas el sentimentalismo, aplicar la justicia con equidad y claridad, llevar una conducta propia de su rango y disponer de unos colaboradores capaces y fieles.
Con los pueblos ocupados "solo hay dos estrategias: dejarlo con sus leyes y costumbres y gobernarlos mediante el cobro de tributos o destruir el pueblo, dispersando a sus habitantes".
.
Además, "El Príncipe" explica la relación existente entre él y las regiones heredadas o conquistadas: "en los Estados hereditarios y ligados a la sangre del príncipe son menores las dificultades que surgen para su conservación que en los nuevos".
Y añade, "cuando un príncipe tiene que gobernar un países de distinta lengua o costumbres, si quiere retenerlos debe tener en cuenta dos máximas: una, que la estirpe del antiguo príncipe sea suprimida, y, en segundo lugar, que no debe  cambiar ni las leyes ni los interese particulares, de manera que en poco tiempo se convierta, uniéndose el principado antiguo en un solo cuerpo".
.
Felipe II decapita a los condes
de Egmont y  Horn en la Gran
Plaza de Bruselas    8- IX- 1567
Cuando Maquiavelo escribió su ensayo, todavía no habían saltado las guerras y odios entre católicos y antipapistas.
Resulta que la forma de proceder del rey Habsburgo español Felipe II en Flandes fue la antítesis de lo recomendado por Maquiavelo. Y no contento con ello, el duque de Alba, siguiendo instrucciones de Felipe II asesinó sin motivo válido a las dos principales figuras sociales de Flandes, los condes de Egmont y Horn; que habían solicitado, conforme a sus costumbres, la devolución de libertades y derechos perdidos con Felipe II. Este crimen encendió la mayor chispa de la rebelión popular de las Diecisiete Provincias de los Países Bajos contra la ocupación indeseada de los Tercios españoles bajo el mando de reyes extranjeros. Con ello, comenzó la Guerra de los Ochenta Años, 1568 a 1648. La victoria final del pueblo quedó enmarcada en las cláusulas de la Paz de Westfalia.
.
Fernando de Aragón actuó siempre conforme los parámetros marcados por Maquiavelo. De ahí que fuese el forjador de una gran nación. España.
Felipe II, "el rey imprudente", trató los asuntos de Estado y sociales, tanto los interiores como los exteriores, con soberbia y equivocación, alejado de la filosofía de "El Príncipe", y sobrellevó el reinado con sus continuas y muy caras guerras, gracias a las ingentes cantidades de oro y plata requisadas en América del Centro y Sur. La gran derrota al final de su vida, la de la Armada Invencible, marcó el derrumbe de los Tercios en la Guerra de los Treinta Años, 1618 a 1648,

                                                                Gustave Le Bon

Gustave Le Bon
El sociólogo Gustave Le Bon publicó su "Psicología de Masas" en 1895; por lo tanto, no pudo evaluar la influencia de los escritores y medios amarillos en la formación de las masas, del espíritu nacional.
.
Le Bon explica la filosofía que tiene que aplicar el poder: "la sustitución de la actividad consciente de los individuos por la acción inconsciente de las masas es una de las principales características de nuestro tiempo".
Le Bon nos dice: "Apenas hace un siglo atrás, los principales factores que determinaban los hechos eran la tradicional política de los Estados europeos, la rivalidad de los soberanos. La opinión de la masa apenas contaba. Actualmente, los destinos de las naciones se elaboran en el corazón de las masas y no más en los consejos de los príncipes".
Este pensamiento se adelanta en veinte años a la Gran Guerra y a la revolución Rusa, y en cerca de treinta a la reacción europea al comunismo, el fascismo que nació violento acompasado a aquellos tiempos.
Pero ni Le Bon ni la Segunda Internacional lograron cambiar de postura a los príncipes, y aquí se incluyen a los príncipes de la República Francesa.
.
Le Bon detalla las normas que debe seguir un líder para tener éxito en su discurso político, que debe acudir al acto adecuadamente vestido y estar situado de forma que puedan verle todos los congregados.
Gran Guerra.  Los desastres
Para su presentación,  se confeccionará un programa que "no debería ser demasiado categórico puesto que más adelante sus adversarios podrían esgrimirlo en su contra".
El orador que busca los votos considerará que "el elector es sensible, en particular, al halago de su codicia y de su vanidad".
Es fundamental que el orador esté  revestido de prestigio. En su discurso deben constar más afirmaciones que negaciones y efectuará la repeticiones precisas para grabar en la mente de la masa las ideas o consignas fundamentales.
.
El contagio es necesario para el éxito que pueda obtener el orador. Los oyentes  tienen que saber que otros muchos están recibiendo el mismo mensaje al mismo tiempo. Es necesario que el orador se dirija simultáneamente a cientos o miles de oyentes, mientras que hablar a grupos pequeños es un error y podría llegar a ser contraproducente. El lugar donde se pronuncia el discurso debe ser tal que entre los asistentes al acto  no existan huecos ni aglomeraciones.
El prestigio del político orador no permite que se produzcan controversias a los puntos que ha tratado en su discurso. Nunca el político ofrecerá explicaciones. Tampoco habrá un turno de preguntas.

                                                            FIN  DEL  ARTÍCULO

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
..............................................................................................................................................
...............................................---------------.................................................................

                                                               SEPARATA
-
Le Bon en su obra "Ayer y mañana". La yihad del XVI y su solución en España
.
Mi libro "Ayer y Mañana"
de Gustave Le Bon
Le Bon en este ensayo aporta unas consideraciones acerca de la psicología de las masas, de la conducta del poder y de la motivación y explicación de las guerras. Explica:
"Las guerras representan la exteriorización visible de fuerzas invisibles en conflicto".
"El desarrollo material de una civilización no es paralelo a su evolución moral".
"Los sentimientos se contagian fácilmente; la inteligencia, no!.
"Cuando de exagera un sentimiento desaparece la facultad de razonar".
"Ciertos sentimientos sólo pueden ser combatidos con sentimientos idénticos. La maldad, la violencia y la mala fe no se dominan con la honradez y los escrúpulos".
"El mundo moderno se creía libre de la influencia de las fuerzas místicas pero jamás la Humanidad estuvo tan dominada por las fuerzas que prendieron fuego en Europa!.
"La razón no ejerce influencia alguna sobre las fuerzas místicas".
"La lección de los hechos no instruye al hombre prisionero de una creencia o de una fórmula".
"Una idea falsa encuentra fácilmente miles de hombres para defenderla. Una idea verdad encuentra generalmente muy pocos".
"No se triunfa de una fe viva con armas materiales, sino oponiendo otra fe más fuerte". Creo que aquí existe otra solución: desmontar la falsa fe, excluirla y reducir su ámbito, su acción no iría más allá de otra Guerra de las Alpujarras:..
.
La yihad de otomanos y berberiscos en el XVI  fue más peligrosa para España y Europa que la actual. Pero entonces se habilitaron soluciones, Maquiavelo y cañones
Mi libro "El Príncipe"
de Maquiavelo

En su día, el consejo de Maquiavelo no fue seguido con exactitud  por Fernando el Católico, lo que dio lugar años después a la ayuda que los moriscos no expulsados prestaron a los otomanos y a la piratería berberisca (realmente, eran corsarios) contra los españoles. Situación que concluyó, con la batalla de Lepanto y la inevitable  guerra en las Alpujarras, que concluyó con la expulsión definitiva. de todos los moriscos que habitaban en España y que habían faltado al juramento de su conversión al cristianismo.

Le Bon en "Ayer y mañana" de 1917 se refiere a la Gran Guerra, pero su pensamiento es válido  en la actualidad. La WWIII o guerra de la yihad queda perfectamente reflejada; también la ceguera y cobardía o pasotismo de los dirigentes occidentales, hasta ahora.

.............................................

5 ene. 2017

Los exploradores españoles del siglo XVI. Hernán Cortés y Francisco Pizarro


link para  el índice  del  artículo
Este artículo es continuación de "los escritores amarillos y la formación del espíritu nacional"  y "Hernán Cortés. La Matanza del Templo y la Noche Triste". Para comprender el amarillismo de Lummis es preciso leer el artículo aquí citado sobre Hernán Cortés. El primer artículo explica detalles acerca del autor del libro.

Ferrer-Dalmau, óleo "Los exploradores españoles en  el Cañón del Colorado"
.
Mi libro de la obra de
Charles F Lummis
Durante milenios, en las sociedades organizadas, los poderes políticos y religiosos de una nación en complicidad, han formado el espíritu nacional de sus miembros. Las democracias socialistas del siglo XX suprimieron la influencia  religiosa. Las democracias capitalistas han ido eliminando la religión en la formación de sus ciudadanos, dejando a criterio de ellos su confesionalidad y convirtiendo la religión en un elemento cultural.
La segunda mitad del siglo XIX contempló en Europa el auge social del pensamiento vertido en El Manifiesto Comunista. Para contrarrestar su influencia, los poderes recurrieron al amarillismo en la educación escolar, en la prensa y más tarde, en la radio y TV, medios que tienen una capacidad de controversia en temas no fundamentales adecuados a los intereses de los partidos políticos. Entonces, sus escritores y periodistas de plantilla son doblemente amarillos
.
Charles F. Lummis.
.
Charles F. Lummis con su best seller de finales del XIX "Los exploradores españoles del siglo XVI" se puso en cabeza de los escritores que han forjado el espíritu nacional español. Muy sutil es eso de denominar exploradores a Hernán Cortés, Pedro Alvarado, Francisco Pizarro, Diego de Almagro, que son los protagonistas del libro.. Cristobal Colón y Juan Sebastián Elcano sí fueron exploradores, al igual que Alvar Núñez Cabeza de Vaca, y Francisco de Orellana, entre otros.


La Noche Triste

"Los exploradores españoles del siglo XVI, en México
"
.
Tenochtitlan por Diego Rivera, 1954
Lummis dedica la primera sexta parte del libro a explicar la calidad y sacrificio de los exploradores o descubridores españoles en el Nuevo Mundo, desde el españolizado Cristóbal Colón a los intrépidos pioneros que en condiciones difícilmente soportables, se adentraron en el actual Estados Unidos, ante la muy larga desidia del poder y el pueblo del resto de naciones europeas con balcón al océano. Portugal debe eliminarse de esta aptitud, pues el Tratado de Tordesillas del 7 de junio de 1994, firmado por Fernando de Aragón, Isabel de Castilla y Juan II de Portugal, delimitaba las regiones americanas en las que Portugal tenía derechos de exploración.
El problema de este libro amarillo se presenta al abordar la gestión de los conquistadores, ya en tiempos de Carlos Habsburgo rey de España desde 1516:
.
Hernán Cortés. Lummis narra su marcha victoriosa hasta alcanzar Tenochtitlan (no cita su nombre ni su esplendor). Tampoco menciona el Templo y la destrucción de las imágenes de los dioses aztecas realizada por Hernán Cortés.
De la Matanza del Templo, Lummis escribe: "Alvarado, viendo que los indios (falaz forma de describir a los dignatarios de una avanzada cultura) se dedicaban a un baile que evidentemente no era otra cosa que el preludio supersticioso de una carnicería, quiso arrestar a los hechizadores y a otros jefes del cotarro. Si lo hubiese logrado, nada habría sucedido, al menos por algún tiempo. Pero los indios eran demasiado numerosos para su pequeña fuerza, y los belicosos cabecillas pudieron escaparse". (Así de forma breve y mentirosa explica la matanza)
Hernán Cortés y Moctezuma,
Luego los "indios" prepararon a Cortés una trampa y atacaron a los españoles con tal furia .... Esta es la Noche Triste que robó para siempre la dicha de muchos hogares de la madre Patria.
Más adelante, Lummis cita la victoria en Otumba y la conquista de Tenochtitlan ayudado por los tlaxcaltecas, sin mencionar la destrucción de la ciudad y la toma de tesoros. Acto que le valió el perdón del rey Carlos I y una considerable pensión.
.
Pedro de Alvarado. Según Lummis"Era el amigo predilecto de los indios". (¡Qué forma tan ladina de querer contrarrestar la historia con la masacre que cometió en el Templo!). Lummis dedica un gran número de líneas alabándole.
Explica Lummis  que en la Noche Triste, Alvarado fue el último en cruzar el puente, su fiel caballo cayó muerto y él también estaba mal herido... el despiadado enemigo lo rodeaba por todas partes.. Con una rápida ojeada comprendió que lanzarse al agua sería una muerte segura. Entonces, mediante un supremo esfuerzo apoyándose en la lanza saltó. La distancia era de diez y ocho pies (cinco metros y medio). Considerando las circunstancias, la obscuridad, sus heridas y el peso de su armadura, el prodigioso salto de Alvarado no ha sido quizá sobrepujado por otro alguno.  (Desde luego ni por los campeones olímpicos actuales). Posteriormente, Alvarado con una pequeña fuerza conquistó Guatemala.
.
Cristóbal de Oñate descubrió las minas de Zacatecas, que si bien no alcanzaron la producción de Potosí en Bolivia de 641.250.000 pesos en plata entre 1541 a 1664, las de Zacatecas fueron enormemente productivas. Nota: el peso mexicano fue la primera moneda en el mundo en utilizar el signo "$",
.
Vicente Zaldívar en Acoma, Nuevo México. En 1598 los españoles tenían su base de Nuevo México en San Gabriel. El 4 de diciembre, Juan Zaldívar con Juan Tobaro y otros quince hombres subió invitado a Acoma, "la ciudad empinada", la otra mitad de las fuerza quedó abajo, en el campamento base.... De repente, la cordialidad de la recepción se transformó, los indios, traidores y agresivos, cuando el jefe de los guerreros lanzó su grito de guerra, hombres, mujeres y niños cogieron piedras y mazas, arcos y cuchillos de pedernal y cayeron con fuerza sobre los dispersos españoles.
Acoma, Nuevo México
Fue una horrenda y desigual lucha la que contempló el sol de invierno. Aquí y allá, de espalda a la pared veíase a un soldado de faz lívida, desharrapado, cubierto de sangre contra la tostada y famélica canalla que le rodeaba... Zaldívar fue una de las primeras víctimas...Juan Tobaro y cuatro soldados saltaron desde el borde de un precipicio de ciento cincuenta pies ingleses...uno se mató,, los otros regresaron al campamento.
El 12 de enero de 1599, Vicente Zaldívar salió de san Gabriel con sesenta hombres. Solicitó a los acomas que se rindiieran y contestaron con una lluvia de flechas y piedras... Zaldívar venció yllevó consigo a San Gabriel a ochenta muchachas de Acoma que envió a las monjas de México para que las educasen".
.


Los incas y su imperio. Atahualpa

Francisco Pizarro y el imperio inca

Imperio del Habsburgo Felipe II
Hoy, asombra que los españoles abandonaran sus
lógicos quehaceres para que con los primitivos recursos
de la época, conquistaran y sostuv ieran, en unas décadas,
amplias regiones del mundo para mayor poder y gloria de la
Casa de Habsburgo y la propagación de la religión Católica

Lummis, aparte de escribir en su libro acerca de los conquistadores españoles en Mesoamérica, también trató de aquellos que durante el siglo XVI abrieron a la cultura occidental las amplias regiones del continente suramericano.
Lummis otorga a Francisco Pizarro el protagonismo de su libro, muchas páginas dedica a su vida y hazañas, como testifican, entre otros, los ccapítulos:"El porquerizo de Trujillo", "La conquista del Perú" y "La traición de Atahualpa",
..
Siguiendo la misma táctica de Hernán Cortés con Moctezuma, Francisco Pizarro , con cuartel general en Cajamarca, hizo preso al emperador Atahualpa "con intención de poner en libertad a Atahualpa en cuanto se pagase su rescate". Los mensajeros de Atahualpa se diseminaron por el Perú  a fin de reunir el oro y la plata  necesarios para el rescate"... "Solamente del famoso templo del Sol, les habían dado los indios setecientas placas de oro, y eso no era sino una parte del tributo de Cuzco" ... "el precio del rescate no estaba completo"
."Pizarro  conocía  el carácter vengativo de los indios" y no liberó a Atahualpa hasta que cobró todo y se puso a seguro.
Francisco Pizarro
La ganancia del rescate en valor equivalente en dólares americanos fue la siguiente:
"A la Corona de España           1.553.623 dólares
Francisco Pizarro                       462.623
Hernando Pizarro                       209100
Hernando de Soto                      104.628
cada jinete                                  32.364
cada infante                                26,182"
.
"Mientras tanto Atahualpa  lo había pasado ricamente en manos de sus aprehensores... que le trataron con la mayor benevolencia... pero el indio es traicionero".... y Atahualpa "maquinó contra los españoles y la inmensa riqueza que acababan de adquirir que les prometía un brillante y bien ganado porvenir".
.
Conclusión
.
En fin, Lummis trata, tergiversando los hechos, el origen de la riquezas proporcionadas por las "requisas" y la explotación de los yacimientos de plata, que enriquecieron a algunos próximos a la Casa de Habsburgo de la rama española y levantaron singulares edificios y crearon obras de arte en El Vaticano y, Flandes. En España nada que no fuese para culto o uso personal, con Carlos I, ni siquiera eso. Bastante quedó para los ingleses merced a los abordajes de sus corsarios a los galeones españoles. Otro tanto se hundió bajo las aguas.
.
Finalizado el siglo XVI, en pleno XVII, Rocroy suspendió el agresivo quehacer de los imperialistas Habsburgo en Centroeuropa, pero el pueblo español dirigido y acostumbrado a las armas y la violencia, ya no encontró el camino perdido a principios del XVI, cuando destacaba por sus libertades políticas y sociales, y su protagonismo en el humanismo, arte y técnica desarrollada en la industria naval y el tratamiento del acero.
El daño causado por los amarillos, escritores o dignatarios, que buscan las migajas del poder, alabándole en sus errores y mentiras, convenciendo y dirigiendo con ello al pueblo, es irreparable.
.

23 dic. 2016

Hernán Cortés. La Matanza del Templo y la Noche Triste en Tenochtitlan


lien vers l'index de l'article

"Hernán Cortés manda quemar sus naves", óleo de Rafael Monleón 1887   Museo Naval., Madrid

Este artículo es continuación de "los escritores amarillos y la formación del espíritu nacional" Continuará con "Los conquistadores españoles del siglo XVI, según Charles F. Lummis". Esta segunda parte y la tercera son contrapuestas, a una distancia difícilmente creíble para una persona adoctrinada o sin formación cultural. Es necesario publicar los dos artículos para, comprender la falsedad vertida por los escritores y educadores amarillos.
.
Hernán Cortés y Pedro Alvarado. La Matanza del Templo y la Noche Triste en Tenochtotlan
.
Tenochtitlan, ilustración recreando cómo era
Hernán Cortés tras un largo y victorioso periplo bélico y haber pactado una alianza con los tlaxcaltecas, alcanzó Tenochtitlan, la capital azteca, donde el emperador Moctezuma gobernaba a las diversos pueblos de México, que le rendían vasallaje. Pronto Hernán Cortés controló al emperador, que pasó a residir al palacio morada de los españoles.
Estando allí, Cortés fue avisado que debía regresar a Yucatán para entrevistarse con Pánfilo Narváez, que tenía instrucciones de apresar a Cortés por haber desobedecido a Diego Velázquez de Cuéllar, gobernador de la región con base en Santiago de Cuba. Pero Hernán Cortés puso de su parte a las tropas de Narváez, compuesta por unos seiscientos hombres, gracias al señuelo real de inmensas riquezas que se robarían para repartir. Con estos refuerzos, Hernán Cortés regresó a la capital azteca. Varios de estos soldados estaban infectados de viruela, enfermedad que pronto se propagó, diezmando a la población, tanto entre los aztecas como en otros pueblos de Mesoamérica.
.
Antes del encuentro con Narváez, las fuerzas españolas en Tenochtitlan, encabezadas por Hernán Cortés, habían destruido las estatuas de los dioses aztecas erigidas en el Templo Mayor.
El 20 de mayo, quizás el 22, de 1520, en ausencia de Hernán Cortés, Pedro Alvarado dio el visto bueno a una reunión social-religiosa de los aztecas en el Templo Mayor que conmemoraban el final del periodo Tóxcatl, conforme a su calendario. Allí estaban congregados sacerdotes y nobles, algunos de ellos con sus mujeres e hijos. Alvarado ordenó cerrar las puertas y con mosquetones y sables masacraron a los cientos de congregados desarmados, procediendo luego a despojar los cadáveres
Templo Mayor, destrucción de las imágenes
de los dioses aztecas

La irresponsable Matanza del Templo Mayor, originó una lenta pero progresiva reacción popular que el 29 de junio de 1520 cristalizó asesinando a Moctezuma II, Moctezuma Xocoyotzin, por ser considerado colaborador de Hernán Cortés, debido a su cobardía y miedos. Moctezuma vivía secuestrado en el palacio donde residían los españoles.
Hernán Cortés había analizado la situación lamentable e irreversible que sus tropas habían originado, y considerando que la muerte de Moctezuma había eliminado el freno a la violencia popular contra los ocupantes extranjeros, decidió huir de la capital azteca, pero su fuga fue descubierta y se le atacó mientras transitaban en las afueras de la ciudad por puentes de canoas, lugar donde no era válida la superioridad en armamento, caballería o táctica militar de los españoles. Esta batalla se desarrolló en la noche del 30 de junio de 1520, y es conocida por la Noche Triste, fecha en la que los aztecas dirigidos por el príncipe Cuitláhuac, hermano de Moctezuma, infligió una severa derrota a los españoles y sus aliados tlaxcaltecas.
Murió la mitad del ejército de Hernán Cortés, que además perdió el botín que había robado. Los prisioneros españoles e indígenas aliados fueron sacrificados.
La Noche Triste
El 7 de julio de 1520, Hernán Cortés con los supervivientes y los apostados en Tlaxcala, unos quinientos soldados, algunos caballos, sin artillería y con unos centenares de tlaxcaltecas derrotaron a más de cien mil aztecas en los llanos de Otumba (hay muchas dudas acerca del número efectivo de aztecas que lucharon). Sin embargo, Hernán Cortés no se cegó con el triunfo, regresando a sus bases para reponerse, tanto él como sus soldados, de las heridas sufridas y equiparse debidamente antes de intentar la conquista de Tenochtitlan.
.
Hernán Cortés con cerca de mil soldados españoles y varios millares de tlaxcaltecas regresó y puso cerco a Tenochtitlan. Muy superiores en número, los aztecas no fueron capaces de presentar batalla en terreno favorable, por lo que tras ochenta días de asedio, bombardeos y combates cuerpo a cuerpo y una gran crueldad de los combatientes con los rivales y los prisioneros, los aztecas cercados, sometidos al fuego de los cañones, al hambre, sin agua potable y a una epidemia de viruela tuvieron que rendirse el 13 de agosto de 1521 en una ciudad derruida. 
Hernán Cortés torturó a Cuauhtémoc, el último emperador, con la finalidad que confesara los lugares donde estaban almacenados los tesoros aztecas. Cuauhtémoc había sustituido a Cuitláhuac, muerto de la viruela originaria de las tropas de Pánfilo Narváez. Cuauhtémoc,  vivió con secuelas de la tortura padecida, hasta que Hernán Cortés sospechando que conspiraba contra él , le ejecutó el 28 de febrero de 1525.
Los tesoros no destruidos de la mayor ciudad de América pasaron a manos de Cortés, es decir, a la Casa de Habsburgo instalada en España, para con ellos financiar sus proyectos imperialistas en Europa y sus guerras de religión.
Hernán Cortés en la batalla de Otumba
anónimo Museo Ejército 
.
En el año 1522, Hernán Cortés fue nombrado  "Gobernador y Capitán General de Nueva España (México)". Las civilizaciones azteca y restantes de México ya tenían regulado un nombre, una frontera, unas leyes, un señor a quien pagar tributos y una religión.
.
El papa Clemente VII creó el 13 de octubre de 1525 la diócesis de la servil Tlaxcala, cuyos límites eran los "que señalara el rey de Castilla". De esta manera, los tlaxcaltecas ya tuvieron una ciudad, la Ciudad de Tlaxcala, "Muy Noble y Leal" según reza en el escudo de armas concebido y concedido para solemnizar el evento.

Moctezuma II intenta calmar
al pueblo presionado por los
españoles. Ilustración
En pocos años, México entero quedaría cubierto de las diócesis precisas. Al final de las luchas y las plagas importadas, la población mexicana estimada en veinte millones de habitantes en 1519, pasó un siglo después a ser aproximadamente de sólo un millón.
Una vez conquistadas las regiones del centro y sur de América y ultimadas las requisas, los ingenieros españoles con una mano de obra muy barata y sufrida extrajeron los metales preciosos encerrados en los yacimientos de Hispanoamérica.
.
Europa contempló la existencia de una suficiente fuente de riqueza para desarrollar la opulencia de la Basílica de San Pedro, 1506-1626, y pagar a los muy profesionales Tercios de Flandes, a partir de 1551Un proceso que transfirió el oro y plata americano desde el cofre del Rey y los bolsillos de los militares de los Tercios a las arcas de los ciudadanos e instituciones de Centroeuropa, religiosas o civiles amén de los españoles próximos a los Habsburgo. Eso sí, con las reiteradas quiebras del Estado español, los absorbentes esfuerzos bélicos y la centralización impuesta, el poder desertizó alma y campos de los castellanos y secó el progreso cultural y técnico de España.
.