11 abr. 2007

Karl Liebknecht y Rosa Luxemburg. Antigermanismus. Adolf Hitler, Mein Kampf


Potsdam, iglesia de la Guarnición, 21 marzo 1933
Hindenburg y Hitler abren el nuevo Reichstag
1) Karl Liebknecht y Rosa Luxemburg. Antigermanismo. Adolf Hiler
..............................................................
Y su prolongaciön en:
2) Evolución del nacionalsocialismo. Adolf Hitler.   Enlace con este artículo.
...........................................................................................

Navidades de 1944 en Fraákfurt.

Dresde  tras uno de los innecesarios bombardeos
de británicos y estadounidenses
Auschwitz es el símbolo de la mayor iniquidad cometida por una nación occidental. Tan grande fue el estupor y la vergüenza ante el Holocausto que, desde entonces, se ocultan las raíces del antisemitismo, que caminaba paralelo al anticomunismo, en la sociedad germana. Craso error, porque si no queremos, hoy en día, que se repita la historia con otro grupo social, mucho más numeroso que el judío, debemos aprender a distinguir entre las minorías asesinas y revolucionarias antioccidentales, y antigermanas, en el caso que nos ocupa, y la mayoría pacífica  que compone esa etnia. La búsqueda de las auténticas raíces del odio nos ayudará a no repetir el Holocausto. y es que el fanatismo religioso, sea judío, cristiano o musulmán, transforma la religión en política y la espiritualidad en agresividad criminal.
.
Hace más de medio siglo, Alemania no fue capaz de separar al refugiado y tranquilo judío de los activistas y filósofos de esa raza, que desde el interior de la nación, y con la implantación del comunismo como primera meta, atentaron, con su traición o mentiras, contra las instituciones y el bienestar del pueblo alemán que les había acogido. El sensible y constante incremento de la población judía aumentó el rechazo social alemán hacia el judío, que poseía una cultura, religión, preparación técnica (el inmigrante), idioma, ideas políticas y costumbres diferentes u opuestas a las profesadas por los alemanes. 
El proceso se inició en 1881 al ser acusados los judíos del asesinato del zar Alejandro II, La población judía en Rusia superaba los cinco millones. Entre 1887 y 1891 se acentuó el antlisemitismo en Rusia y los judíos o fueron expulsados o perdieron derechos sufriendo requisas y expropiaciones.
Guillermo I inaugura el monumento
a Germania en Rudesheim
El Gobierno Provisional ruso en los inicios de 1917 reactivó el antisemitismo. La mayoría de los judíos habían abandonado Rusia a la finalización de la guerra civil; entonces, Lenin se acercó a los de origen ruso en su búsqueda de necesarios colaboradores antizaristas capacitados para aplicar su programa, el leninismo.
.
Durante esas décadas, los judíos rusos más preparados y adinerados emigraron a Estados Unidos, el resto se refugió en los países más prósperos, más grandes y más cercanos. Alemania cumplía con esos parámetros; Polonia y el Imperio Austruohúngaro, en menor grado, también. 
Cuando la Gran Depresión y las disposiciones de Versalles atenazaron a Alemania, surgió el problema judío... pero años antes habían actuado revolucionariamente con su antigermanismo, Karl Liebknecht y Rosa Luxemburg, y sus seguidores.
.
La guerra, que saca a relucir lo peor de la sociedad, completó el odio antisemita y antimarxista y originó el desastre humano de Auschwitz y otros campos de exterminio, evento incluso más cruel e injustificable que el cometido por los anglosajones con sus bombardeos de Dresde y Nagasaki. Y es que según avanzaba el conflicto, la pérdida de los valores humanos se acrecentaba.
Todo comenzó hace ahora noventa años.
.............
.
El permiso del soldado. Puerta de Brandeburgo, de "Signal"
Fotografía de cabecera: Hitler y Hindenburg en la apertura del Reichstagen Potsdam, 3 marzo 1933.
En fotografía:
- Fránkfurt, Navidades de 1944, con abeto.
-Dresde, después de los bombardeos de dirección británica.
-Dresde, tras un innecesario bombardeo
-El káiser Guiññermo I inaugura el monumento Germania
-Permiso en Berlín, Puerta de Brandenburgo. De un Signal de mi propiedad.
-Lenin inaugura en Petrogrado (desde 1924, Leningrado. Actual San Petersburgo) un monumento en honor de Karl Liebknecht y Rosa Luxemburg. En 1920. Lenin había manifestado: "Quien controle Berlín controlará Alemania, y quien controle Alemania controlará Europa". Liebknecht y Rosa hicieron lo humanamente posible para hacer efectiva la sentencia de Lenin. Bien se merecían, por parte del comunismo, un monumento a su memoria.
.
Lenin inaugura en Petrogrado, luego Leningrado, un monumento
en honor de Karl Lieknecht y Rosa Luxembuerg


...............    KARL LIEBKNECHT y ROSA LUXEMBURG. ANTIGERMANISMO
.
Día de permiso. Revista Signal
El judío alemán Karl Liebknecht (hijo de Wilhelm Liebknecht, uno de los fundadores del SAPD, transformado en 1890 en el actual SPD) y la judía de origen polaco Rosa Luxemburg, Róza Luksemburg, lideraron, en el tramo final de la Gran Guerra, el proyecto consistente en sabotear, dentro de Alemania, el material de guerra durante el proceso de su fabricación para así desmoralizar al soldado del frente de batalla y crear el clima interno propicio para desestabilizar el régimen del káiser Guillermo II y convertir la nación en una república socialista a semejanza de la existente en la Unión Soviética, instaurada en Rusia gracias a la, entonces, reciente Revolución de Octubre, de 1917.
La huelga general que ambos dirigieron en Alemania aquel final del año 1917, incrementó tanto el caos social como el malestar general, pero no consiguió el objetivo principal para la que fue convocada, hacer caer el régimen del káiser. Karl Liebknecht y Rosa Luxemburg contaron para sus proyectos con el proletariado afín que no había acudido a las trincheras de la Gran Guerra, bien por no ser alemanes o bien por razones de edad o físicas.
Karl Liebknecht y Rosa Luxemburg habían fundado en el año 1917, en plena guerra mundial, la singular "Liga Espartaquista","Spartakusbund". Su filosofía proclamaba  la revolución proletaria. y  la dictadura de las masas.
.
En diciembre de 1918, la Liga se transformó en el Partido Comunista Alemán, KPD o "Kommunistische Partei Deutschland", una vez que tras la Revolución Rusa el Partido Bolchevique, sin perder ese apelativo, se había convertido en el Partido Comunista de la Unión Soviética. Antes, en noviembre, Rosa Luxemburg y Liebknecht habían impulsado la publicación del periódico "La Bandera Roja", "Die Rote Fahne".
Karl Liebknecht proclama su "República Socialista"
La obra de Rosa Luxemburg "La Revolución Rusa", "Die Russische Revolution", es un ejemplo de coherencia y conocimientos del marxismo y del pueblo ruso. Este ensayo significó, además, el final de la tolerancia con el modelo de socialismo que ella antes había propugnado, es decir, con el socialismo demócrata surgido de la Segunda Internacional, liderado por Karl Kautsky, Eduard Bernstein y August Bebel.
En el citado libro, Rosa Luxemburg rompía con cualquier modelo de socialismo conciliador, al escribir: "La insurrección de Octubre no representó solamente la salvación real de la Revolución Rusa, sino también la rehabilitación del socialismo internacional"
.
Fotografías de arriba:
Día de permiso. De la revista "Signal".
Karl Liebknecht proclama la nueva república soviética desde el balcón central del Palacio Imperial.
.
                                                               PRIMERA PARTE


Rosa Luxemburg y Karl Liebknecht

Karl Liebknecht
Rosa Luxemburg sabía que la revolución y la aplicación del comunismo consistía en la única alternativa del pueblo ruso para escapar de su estado de miseria y práctica esclavitud. Con respecto a Alemania, Rosa Luxemburg en su ensayo "Cuestiones organizativas de la socialdemocracia rusa", "Organisationsfragen der russischen Sozialdemokratie", había escrito: "En Alemania el problema es cómo crear un movimiento socialdemócrata", mucho más difícil sería llevarlo a cabo con el comunismo. Por lo tanto, conocía la dificultad de aplicar el marxismo en Alemania. El libro está publicado en 1904; días en los que todos los pensadores socialistas hablaban de socialdemocracia, no de comunismo o socialismo revolucionario. Karl Liebknecht y Rosa Luxemburg tuvieron que comprender este axioma: si la revolución marxista triunfó en Rusia fue debido a la ausencia de clase media, a la miseria en la que estaba instalado el proletariado y el campesinado, y a la falta de una cultura popular común que vertebrara las despobladas y alejadas, entre sí, regiones rusas.
En Alemania, la vida del pueblo era muy distinta a la que padecía el pueblo ruso, y el propósito internacionalista, laico e igualitario de Karl Liebknecht y Rosa Luxemburg chocaba con violencia con el carácter, cristianismo, cultura, tradiciones, idiosincrasia y buena economía que adornaba al alemán. Su propósito de implantar el comunismo consistía un atentado contra las raíces germanas: era puro antigermanismo, "antigermanismus oder deutschfeindlich", sólo deseado por una minoría proletaria que muy mal interpretaba al judío alemán Karl Marx, quien durante las sesiones de la Primera Internacional Socialista había recomendando a todos los que vivían en Alemania que lucharan por su país ante la absurda declaración de guerra que había formulado Napoleón III. Karl Marx no era, en absoluto, antigermanista; Liebknecht y Rosa sí lo eran.
.......................
Rosa Luxemburg
.Adolf Hitler en "Mi lucha", "Mein kampf", escribió: "Hay que rescatar al obrero alemán de la locura del internacionalismo, de su miseria social, sustrayéndole de su hundimiento cultural".
.
Mientras que los ejércitos alemanes, triunfadores en el Frente Norte-Este, combatían en el Sur, en suelo francés, la situación interna en Alemania, al llegar los últimos días de octubre de 1918, era insostenible, las revueltas proletarias hacían ingobernable el país. El plan de Karl Liebknecht y Rosa Luxemburg consistente en actuar simultáneamente soliviantando al proletariado (buena parte de él compuesto por los extranjeros judíos huidos de Rusia en tiempos recientes) en el interior de la nación y a la base del ejército en el frente, estaba proporcionando los resultados deseados.

A últimos de octubre los marineros de la flota de guerra (Kaiserliche Marine) anclada en Kiel se amotinaron, frustrando el plan de ataque alemán a los puertos británicos del Canal de la Mancha. Los obreros portuarios se unieron a la marinería y crearon entre ambos un "Consejo de obreros y soldados" a semejanza de la estructura social y política realizada en la Unión Soviética a consecuencia la reciente revolución.
El levantamiento de Kiel (Kieler Matrosenaufstand) se extendió primero a todas las ciudades hanseáticas, Hamburgo, Rostock y Wihelmshaven, y con prontitud al interior de la nación, hasta que se logró sofocarlo.
.El judío socialista Kurt Eisner, en el transcurso de una concentración proletaria, proclamó en Múnich el 7 de noviembre, la República Bávara. Posteriormente, las elecciones efectuadas en febrero de 1919 no dieron el poder a Eisner que, además, fue asesinado el día 21 por un noble alemán.
.
La revolución envolvía a Alemania ante el estupor de los soldados que luchaban en las trincheras. Allí, el judío espartaquista de origen ucraniano Karl Radek editaba y distribuía el miniperiódico "La antorcha", "Die fackel", animando desde sus páginas a la deserción y la revolución interna.
De esta forma el "Levantamiento Espartaquista", Spartakusaufstard, alcanzaba también el frente de batalla.
.
Hitler, en Mein Kampf, expuso su juicio acerca de de la situación política durante la guerra y la actividad de judíos y comunistas durante ella y en la preguerra:
.
Adolf Hitler en "Mi lucha" relató: "Y así cuando se eliminó a Rusia estalló en Alemania la huelga general. No sólo se frenó al ejército sino que se dio alas al enemigo (...) En el otoño, entre las tropas se discutía de política. La ponzoña procedente de la patria comenzaba a surtir efecto (...) En noviembre llegaron novatos con cabecillas judíos gritando: "Libertad, belleza y dignidad" (...) El 10 de noviembre conocí que la Casa de Hohenzollern había abdicado, la patria sería una República. El emperador Guillermo fue el primer emperador alemán que ofreció su mano y su amistad a los cabecillas del marxismo (...) y acordé en convertirme en político".
.
Ludendorff y Hitler
Hitler, en su ensayo, también arremetió contra cierto tipo de prensa y sus mentiras, que desvió a la opinión pública mundial de las causas reales que motivaron la Gran Guerra: "En tanto que el judaísmo, gracias a su prensa marxista y democrática, difundía por el mundo entero todo linaje de patrañas acerca  del militarismo alemán, procurando perjudicar a Alemania por todos los medios a su alcance, los partidos marxistas y democráticos se negaban a considerar cualquier medida de vastos alcances que tendiesen a unir las fuerzas nacionales de Alemania". Hitler denuncia el reconocido sentimiento antialemán creado por cierta prensa existente en Estados Unidos durante los años de la guerra y los precedentes, que crearon una opinión pública necesaria para entrar en una guerra que no les concernía. Pocos años antes, en 1898, la prensa, con sus mentiras, fue la principal causa para que Estados Unidos con el obligatorio apoyo popular declarase la guerra a España

Hitler creyó que los judíos no sólo lideraron el movimiento revolucionario comunista en Alemania, sino que con su actuación por una parte y pasividad por otra durante la guerra fueron causas determinantes de la desmoralización del soldado germano y, por tanto, de la derrota. Hitler escribió: "Si el judío conquistara con la ayuda del credo marxista, las naciones de este mundo, su corona sería la guirnalda fúnebre de la raza humana y el planeta volvería a girar en el espacio, despoblado como lo hacía millones de años atrás.
La naturaleza eterna sabe vengar en forma inexorable cualquier usurpación de sus dominios.
Adolf Hitler
De aquí que yo crea en el deber de obrar en el sentido del Todopoderoso Creador: al combatir a los judíos, cumplo la tarea del Señor".
Acerca de los marxistas (los socialdemócratas, los socialistas del SPD no gozaban de esa consideración) su posición era clara: "Es tan inútil pretender apartar a un marxista de la traición como pretender apartar a una hiena de la carroña. Desde luego, Hitler siempre tuvo presente la actuación de los comunistas en los tiempos recientes, el antigermanismo de los prosoviéticos.
.
Hitler se opuso en Mein Kampf a la entrada en Alemania de cualquier emigrante que no fuese ario. Reiterando lo escrito en el punto 8 del programa de 25 puntos del 24 de febrero de 1920 redactados por Hitler y Anton Drexler que fueron la base del régimen nacionalsocialista, en él se exponía: "Hay que impedir toda la inmigración no alemana. Exigimos que se obligue a todo no ario llegado a Alemania a partir del 2 de agosto de 1914 a abandonar inmediatamente el territorio nacional". Muchos se equivocaron al creer que no se llevaría a cabo este anunciado programa.
.
En Mein Kampf, Hitler despeja cualquier duda de cómo sería un régimen dirigido por él y su partido nacionalsocialista. Hitler consideró ser a la vez, la espada de Dios y la bandera del germanismo.
.
II Guerra Mundial. Dresde tras los bombardeos
Crurchill en el artículo "Hitler and his Choice", publicado en la revista londinense "The Strand" en noviembre de 1935, escribió refiriéndose a Hitler, Alemania y los judíos alemanes: "Se supuso que los judíos habían contribuido mediante una influencia desleal y pacifista al colapso de Alemania al final de la Gran Guerra, y se supuso que fueron el puntal principal del comunismo y los autores de doctrinas derrotistas".
.
Fotografías de la primera parte:
Karl Liebknecht
Rosa Luxemburg
El Vagón de Compiègne, donde se firmó el armisticio de la Gran Guerra.
Hitler y Ludendorff. La implicación de Ludendorff en el Putsch de Múnich significó que los líderes nacionalistas del Putsch, saliesen pronto de la prisión. Hirler escribió Mein Kampf durante se estancia en presidio, tras el fallido golpe de Estado. Leer: "Cervecería Bürgerbräukeller. Putsch de Múnich"
Adolf Hitler
Dresde tras los innecesarios bombardeos.
.
...........................................................   SEGUNDA PARTE

Scheidemann proclama la República de Weimar
Reicstag, Berlín. 9 noviembre 1918. 14 horas
Karl Liebknecht y Rosa Luxemburg en 1916
El 4 de octubre de 1918, Guillermo II nombró canciller, a la vez que Primer Ministro de Prusia, al príncipe Max von Baden, al haber dimitido el conde Georg von Hertling. Eran días en los que la agitación de los soldados y obreros alemanes seguía creciendo, motivada por las victoriosas ideas revolucionarias comunistas y el desarrollo de la guerra.
El 24 de octubre, el gobierno dispuso llevar a cabo una acción naval desde Kiel, base naval, al mando del almirante Franz von Hipper contra la Royal Navy, siendo la última baza de Alemania para modificar el signo de la guerra, cortando el flujo de soldados y suministros desde Gran Bretaña al continente. . Sin embargo, la marinería de los buques no estaba dispuesta a lo que consideraban como un inútil sacrificio, además, deseaban un régimen similar al soviético..
Los marineros de los buques de guerra se amotinaron en Wilhelmshaven en la noche del 29 al 30 de octubre y de inmediato fue secundada por los marineros de tierra. En la próxima  Kiel la rebelión, "Rebelión de Noviembre", triunfó el 4 de noviembre, creándose un "Consejo de Trabajadores y Soldados" bajo la dirección de Liebknecht y Rosa Luxemburg, a semejanza de los sóviets.
Von Baden envió a Kiel al socialista Gustav Noske, que logró desactivar la rebelión; pero ésta ya había prendido en todas las regiones alemanas, significándose por su violencia las acaecidas en la cuenca del Rhur y Baviera.
El 9 de noviembre, las revueltas internas y el desarrollo de la guerra hicieron dimitir a Guillermo II y su gobierno. El poder se transfirió a Friedrich Ebert, líder del Partido Socialdemócrata Alemán, Sozialdemocratische Partei Deutschland, el SPD.
Revolución Noviembre en Alemania
La Wilhemplatz de Kiel el 10 de noviembre
Karl Liebknecht reaccionó con rapidez ante esta maniobra que le despojaba de su ansiado proyecto, por lo que acompañado de sus correligionarios asaltó el Palacio Imperial ese mismo día. Desde allí anunció la creación de la República Soviética Alemana y la Dictadura del Proletariado.
El nombre dado a "su Alemania" fue el de República Socialista Libre Alemana, Freie Sozialistische Republik Deutschland.
Sin embargo, Ebert recibió el raudo apoyo de su compañero Philipp Scheidemann (quien sería el primer ministro presidente, más tarde llamado canciller, reichsministerpräsident, de la República), que asomándose a un balcón del mismo palacio proclamó, ante la muchedumbre a su pie congregada, la fundación de la República Alemana y, por tanto, el final del Imperio.
El apoyo institucional logró que las fuerzas que sustentaban a Ebert derrotasen en los combates callejeros de Berlín a los espartaquistas de Karl Liebknecht; aún así, estos extendieron la agitación a Alemania entera y a todos sus dominios europeos.
Tratado de Versalles Lloyd George, Vittorio Emanuele Orlando,
Georges Clemenceau y Woodrow Wilson

Mein Kampf. Mi libro "Mi Lucha"
La situación de guerra civil interna era insoportable; por ello Alemania tuvo que solicitar, con precipitación, el fin de la guerra.
El 11 de noviembre, por orden de Ebert, se firmó el documento por el cual los alemanes se rendían. Se rubricó el armisticio en un vagón de ferrocarril instalado en Compiègne, pueblo situado a sólo algo más de sesenta kilómetros al norte de París. El mariscal Ferdinand Foch y el general Maxime Weygand aceptaron la rendición. El ejército alemán regresó a sus fronteras.
Este apresuramiento en buscar el fin de la guerra tuvo consecuencias nefastas para una Alemania que no había perdido aún una guerra que no había alcanzado el suelo patrio. La rebelión comunista había destrozado cualquier proyecto de paz menos doloso. El antigermanismo de Liebknecht y Luxemburg se alzó sobre el cielo germano creando un rencor profundo hacia los responsables de la indigna situación, primero contra la monarquía, ahora contra las ideologías y sus mentores responsables de la calamitosa rendición.
Las condiciones del Tratado de Versalles, firmado en junio de 1919 y basadas en las intenciones de los "Catorce Puntos de Wilson", fueron terribles para Alemania; disposiciones que nada tenían que ver con las tradicionales aplicadas en los conflictos habidos con anterioridad en Europa Occidental, y mucho menos con las suaves que Alemania impuso a Francia en la entonces reciente guerra franco-prusiana, y con las que le impondría tras su rendición en 1940; teniendo en cuenta, además, que en este caso unos exigentes términos de paz pudieran haberse considerado como un acto de lógica correspondencia a las severísimas cláusulas que tuvo que soportar Alemania por la aplicación del Tratado de Versalles.
Alemania no sólo perdió todas las colonias en África y Asia, sino también sus dominios europeos e incluso regiones patrias habitadas en su mayoría, o en su práctica totalidad, por alemanes, como así fue el caso de la ciudad de Danzig, que por ley pasaba a ser administrada por Polonia.
Revolución de Noviembre en Alemania
Día 6 en Wilhelmshaven
Además, se demandó a Alemania altísimas compensaciones monetarias y unas exigencias que malograban su desarrollo industrial. La situación llegó a ser tal que en enero de 1923 los ejércitos franceses y belgas ocuparon la cuenca del Ruhr. En marzo de ese año, los franceses ametrallaron a obreros de la fábrica Krupp. La apropiación de suelo e industrias alemanas perduró hasta julio de 1925.
.
En fotografía, de esta segunda parte:  Karl Liebknecht y Rosa Luxemburg.
Revolución de Noviembre. Kiel el día 10.
Los firmantes victoriosos del Tratado de Versalles: David LLoyd George, Vittorio Emanuele Orlando, Georges Clemenceau y Woodrow Wilson.
Mi libro "Mein Kampf"
Revolución de Noviembre. Día 6 en Wilhelmshaven
.
                                                              TERCERA PARTE

Desfile militar durante la República de Weimar, 1932
.
La aplicación de las disposiciones del Tratado de Versalles tuvo unas consecuencias atroces para el porvenir de la nación alemana.
La revolución interna, de carácter comunista, había precipitado la firma del armisticio, lo que trastocó la posibilidad lógica de obtener una paz honrosa, y se tuvo que padecer las consecuencias de una rendición sin paliativos. Debido a ello, las potencias vencedoras dictaron unas condiciones nefastas para el pueblo alemán.
En declaración ante una comisión parlamentaria, el mariscal Paul von Hindenburg explicó, resumiendo la situación: "El ejército alemán ha sido apuñalado por la espalda (dolchstoblegende). No hace falta indagar mucho para saber dónde está la culpa".
ejecución de un revolucionario espartaquista
El antigermanismo triunfó. Alemania apuñalada por la espalda quedó en ruina moral y económica. Sin embargo no prosperó el propósito principal de los destructivos revolucionarios, obtener el poder.
Fue indiferente que se firmase el Armisticio de Compiègne. Los comunistas Karl Liebknecht y Rosa Luxemburg continuaron su lucha para convertir Alemania en una república proletaria; sus revueltas alcanzaron a los Países Bálticos, Polonia y Ucrania, allá en todas las regiones europeas donde viviesen alemanes. La Unión Soviética ayudaba a la revolución, al igual que Alemania había colaborado en el inicio de la Revolución Rusa.
.
Levantamiento Espartaquista
Berlín, enero de 1919
Tras la conversión de la Liga Espartaquista en el Partido Comunista Alemán, los revolucionarios tomaron nuevos bríos y adeptos al absorber el KPD a un gran número de miembros de la Socialdemocracia Independiente, USPD. Unidos intentaron tomar Berlín. Sin embargo, el 12 de enero de 1919 les hizo frente el recompuesto ejército alemán apoyado por los "freikorps" (organización paramilitar de voluntarios nacionalistas) y por militantes del SPD, dirigidos, todos ellos por el socialdemócrata Gustav Noske y  el general Walther von Lüttwitz.
Tras dos días de combates, el Levantamiento Espartaquista fue derrotado, y sus líderes, Karl Liebknecht y Rosa Luxemburg apresados. Ni se les juzgó, tampoco se les perdonó. Unos "incontrolados" asesinaron a los dos líderes revolucionarios,era el 15 de enero de 1919.

.
A los pocos días, el comunista, antiguo colaborador y amante de Rosa Luxemburg, Leo Jogiches, fue también asesinado cuando intentaba esclarecer la muerte de su compañera.
.El 19 de enero de 1919 se realizaron las primeras votaciones al Parlamento alemán, el Reichstag. Tuvieron derecho al voto hombres y mujeres mayores de 20 años. El SPD logró 165 diputados sobre 421 posibles; su líder, Friedrich Ebert, fue el primer Presidente de la República de Weimar, ciudad de Turingia en la que se instaló el Gobierno. A Noske se le asignó la cartera del ministerio de Defensa.
.
La ausencia de Karl Liebknecht y Rosa Luxemburg no amedrantó a los comunistas alemanes. Múnich fue la capital elegida como cuna del nuevo intento revolucionario.
Hindenburg y Hitler. 21 marzo 1933
La revuelta fue encabezada por el judío Max Levién, jefe del KPD en Múnich, por Eugen Leviné, judío del KPD de Berlín y por el dramaturgo y poeta judío Ernst Toller. La ayuda logística a los revolucionarios la proporcionó Lenin a través de su amigo, el judío ruso Paul Axelrod.
Se proclamó la República Soviética de Baviera. El 29 de abril se aplicaron las normas dictadas desde Moscú: fusilamiento inmediato de todos los oficiales que no fuesen fieles a la causa, incautación de empresas y cuentas bancarias, armar al proletariado y detener y utilizar como rehenes a los burgueses más conocidos. Nueve hombres y una mujer fueron fusilados. Se había configurado unas fuerzas armadas a imagen y semejanza del Ejército Rojo, creado pocos años antes por el judío ucraniano León Trotsky.
.
El gobierno, recién constituido en Baviera, del socialdemócrata Hoffman, entabló duros combates con los rebeldes comunistas, que aún siendo allí derrotados continuaron con su angustioso antigermanismo revolucionario en la cuenca del Ruhr y en Hamburgo.
Desfile nacionalsocialista en Nuremberg
Desde hacía tiempo existía en Europa un enfrentamiento entre las comunidades cristianas y judías. Eran días en los que la religión conducía con desmesura la mente y el comportamiento de la sociedad. Con estos sucesos, no sólo el anticomunismo sino también el antisemitismo del pueblo alemán estaba servido. El antigermanismo desarrollado fue su padre y madre.
.
Fotografías de la tercera parte:
Parada militar en la República de Weimar, 1932
Ejecución sumarísima de un espartaquista. Principios del año 1919
Berlín, enero de 1919. Levantamiento Espartaquista
Hindenburg y Hitler, 21 marzo 1933. Tiempos de la República de Weimar
Desfile nacionalsocialista en Nuremberg

Ampliación del Putsch de Múnich y el atentado en la Bürgerbräukeller:   enlace
..............................................................................
.
Hindenburg y Ludendorff  en Verdún
...........................................................................


.
.
.
Hitler visita el acorazado Bismarck. 5.V-41
Leer: "Nietzsche. Hitler. Fundamentos del nacionalsocialismo"
.
Está usted dentro de "Jose Antonio Bru Blog"
.
(1) Los bombardeos sobre la población civil alemana alcanzaron su máxima violencia en Dresde donde habían llegado docena de miles de refugiados debido al avance soviético: fueron llevados a cabo por órdenes directas de Winston Churchill. Oleadas de bombarderos ingleses y estadounidenses, en alternancia, lanzaron cuatro mil toneladas de bombas incendiarias sobre la ciudad los días 13, 14 y 15 de febrero de 1945, con el resultado de veinte a treinta mil muertos. Los bombardeos continuaron más tarde sobre otras poblaciones. Churchill escribió: "Con estos bombardeos de terror"... "acabaremos controlando una tierra en la más absoluta ruina" (28 de marzo de 1945). Churchill no se mordió la lengua, ni la pluma.
.
Nota del 23 de marzo de 2010. Según el libro de reciente publicación, "Die Zerstörung Dresden", los muertos se estiman en 25.000.

.....................................................