23 dic. 2012

18 y 19 de julio de 1936. José Sanjurjo. Galicia

Alzamiento Nacional. 17 y 18 de julio de 1936.
En rosa, la zona republicana, el día 20
Enlace co n el índice clasificado de artículos del blog
Enlace con el primer capítulo
.
Enlace con  "Mola: lo que yo supe... La Junta de Defensa Nacional"
.....................................................................................................
.
Actualmente, la "profesionalidad" de políticos de la democracia, que pululan en gran demasía, y los escritores amarillos están confundiendo la Memoria Histórica, al mezclar las bondades y necesidades de la sociedad española de 1936 con las existentes en años posteriores, pues no tiene nada que ver la bondad y necesidad del Alzamiento (que arraigó en una buena parte de los militares y las fuerzas del orden y en el cincuenta por ciento de la población civil que no admitía la sovietización) con el anacronismo de la dictadura franquista, que, tardíamente, se disolvió con inesperada facilidad, al conseguir, o intentar, una buena parte de sus dirigentes ser profesionales del nuevo régimen.
Es imprescindible separar ya la guerra civil de la dictadura.

Requetés navarros, voluntarios nunca recompensados
La Junta Carlista de Navarra calificó el Alzamiento Nacional
como "Cruzada de Salvación"
                                                                Capítulo Segundo
.
                                                 Los militares del Alzamiento Nacional

general José Sanjurjo
José Sanjurjo, en los tiempos previos al Alzamiento, era el militar con más prestigio del Ejército español por haber conducido la dirección de las tropas en Alhucemas, éxito por lo que Alfonso XIII le había concedido el título de Marqués del Rif y la Gran Cruz de Carlos III. Pero debido a su intento fallido de golpe de Estado que protagonizó en 1932 en Sevilla, conocido como la sanjurjada, estaba, además de expulsado del Ejército y exiliado en Portugal. Sin embargo, esta circunstancia le ofrecía una libertad de acción esencial para los planes de la sublevación.
.
El general Emilio Mola, coordinador del Alzamiento, había cursado instrucciones al aviador Juan Antonio Ansaldo para que recogiera a Sanjurjo y lo trasladara a Burgos, ciudad elegida como su capital por los sublevados y donde el 24 de ese mes estaba previsto establecer la Junta de Defensa Nacional, rectora de las actividades.
En el supuesto que el Alzamiento fracasara en Burgos, una señal blanca en la pista de aterrizaje, avisaría a Ansaldo para que condujese su avioneta a Biarritz.
El gobierno portugués presidido por el general Óscar Carmona permitió realizar la operación, pues su pensamiento era anticomunista.
El 20 de julio amaneció con niebla en el campo de Marinha, en Estoril, comarca donde estaba ubicado el prado elegido para el despegue. La avioneta Puss Moth cargó con un exceso de equipaje, propiedad de Sanjurjo, y con bidones de combustible supletorio, debido a la incertidumbre del destino final. El sobrepeso estaba concentrado en la parte trasera del aparato.

general Emilio Mola
El caso es que esta circunstancia unida a las condiciones del campo de despegue, fue determinante para que la avioneta no alcanzara la debida altura, colisionando con la valla de piedra del cercado. Sanjurjo murió de inmediato, mientras que Ansaldo pudo ser auxiliado a tiempo por un pastor.
Existe la duda de si una piedra del prado averió la hélice durante el recorrido del aparato en la "pista".
.
El general Emilio Mola Vidal estaba al mando de la Brigada de Infantería acuartelada en Pamplona. Desde esa posición coordinó los movimientos de los jefes militares que se sublevaron.
El 18, Mola se alzó en Navarra contra la República con el decidido apoyo de los carlistas, que conformaron la unidad de combate del Requeté. Una buena parte de los carlistas  se había entrenado en una escuela militar clandestina y su organización comprendía una cadena de mandos.
Esos requetés, cantando el antiguo himno Oriamendi, bajo el mando del coronel Francisco García Escámez y el concurso de falangistas y de algunos soldados se desplazaron a Soria y Logroño, ciudad tomada el 20 a primera hora. Continuando su progresión vencieron la fuerte resistencia presentada en Alfaro. Por otra parte, Mola atendió el frente norte, en Guipúzcoa.
.
El comandante de la Guardia Civil de Pamplona, José Rodríguez-Medel, no se alineó con Mola y quiso oponerse al Alzamiento al frente de su unidad, pero ésta, al grito unánime de ¡Viva España! no le obedeció. Como Rodríguez-Medel hirió a un guardia de un disparo, fue abatido por un compañero del herido.
Mola no logró convencer para su causa al general en jefe de la VI División en Burgos, Domingo Batet Mestres; sin embargo, como sí obedecieron a Mola sus subordinados directos (el coronel Moreno Calderón y los tenientes coroneles José Aizpuru y Antonio Algar), Batet fue destituido y sometido a un Consejo de Guerra, a resultas del cual fue fusilado el 18 febrero de 1937.
.
La zona nacional, tras los sucesos de los días 18 y 19 de julio, quedó configurada de esta forma:
-El general Francisco Franco tomó el control de Canarias y Marruecos español.
-El general Gonzalo Queipo de Llano, en Cádiz; desde donde se dirigió a Sevilla, primero, y Córdoba, a continuación
-El general Emilio Mola controló Navarra. En Pamplona se constituyó la Junta Central Carlista de Navarra, presidida por José Martínez Berasain, acción muy pronto repetida en otras villas navarras. El teniente coronel Pablo Cayuela venció la resistencia presentada en Alsasua y el valle del Roncal. En cambio, la Columna del teniente coronel  Joaquín Ortiz de Zárate fracasó en el intento de tomar San Sebastián el 22 de julio, Ortiz de Zárate murió a consecuencia de las heridas sufridas.
-El general Miguel Cabanellas Ferrer, en Zaragoza.
-El general Andrés Saliquet, en Valladolid.
general Gonzalo Queipo de Llano
-El general Manuel Goded Llopis, en Baleares, excepto Menorca; desde donde tomó un hidroavión con destino Barcelona, el 19 de julio, para intentar sustituir aquí al general Francisco Llano de la Encomienda, que no se había comprometido con los sublevados. En Barcelona fracasó la rebelión.
-El general Joaquín Fanjul Goñi se alzó en Madrid. Tuvo que atrincherarse, junto con voluntarios falangistas y un grupo de simpatizantes, en el cuartel de la Montaña, para resistir el acoso de las fuerzas de seguridad locales y de los milicianos, esperando recibir refuerzos. Falló.
-El coronel José Moscardó en Toledo, en cuyo alcázar se refugió junto a la Guardia Civil toledana.bajo la dirección del teniente coronel Pedro Romero Basart
-El coronel Camilo Alonso Vega, con el beneplácito del general García Benítez, logró el control de Vitoria.
-El coronel Antonio Aranda Mata, se alzó en Oviedo. Aranda tuvo que defender la plaza hasta que el general José Solchaga, procedente de Galicia y gracias a su victoria en la batalla del paso entre montañas de El Mazuco (villa del concejo de Llanes). logró unirse a los sitiados el 20 de octubre de 1937.De esta forma, Asturias se incorporó a la zona nacional.
.                                            
                                                                       Galicia
.
Crucero Almirante Cervera
En Galicia triunfó el Alzamiento en todas las guarniciones, desde los primeros momentos.
En Pontevedra, el comandante militar José Iglesias Martínez se sumó al Alzamiento. Lo mismo realizó el coronel Alberto Caso y Agüero en Lugo, venciendo resistencias en Vivero, Sarriá y algún otro pueblo. Falangistas y guardias civiles tomaron Ribadeo.
En Orense, también se sublevaron con éxito el teniente coronel Luis Soto Rodríguez y el comandante José Ceano Vivas.
Algo más problemática resultó la rebelión en Coruña, donde el comandante militar de la plaza, el general Rogelio Caridad Pita, se abstuvo de actuar; mientras que el general Enrique Salcedo Molinuevo pretendió detener al coronel sublevado Luis Tovar Figueras, pero el resultado fue el contrario. El coronel Enrique Cánovas Lacruz siguió los pasos de Tovar. Los militares junto con falangistas dirigidos por Manuel Hedilla Larrey derrotaron al gobernador civil, Francisco Pérez Carballo, que estaba apoyado por guardias de asalto y milicianos.
Caridad Pita y Salcedo fueron juzgados y fusilados el 9 de noviembre El día 24 de julio habían sido fusilados Pérez Carballo, el comandante de la Guardia de Asalto, Manuel Quesada, y su ayudante el capitán Gonzalo Tejero. También se fusiló al alcalde de La Coruña, Alfredo Suárez Ferrín.

En Vigo, el acorazado "Jaime I" mandado por Javier García del Valle estaba en alta mar, y navegó a  la zona controla por la República. Los cruceros "Libertad" (ex "Príncipe Alfonso") y  "Miguel de Cervantes" pudieron escapar de la sublevación debido a que estando en el puerto, la marinería se sublevó.
Manuel Hedilla y Jose Antonio Serrallach
foto original de la familia Serrallach
.
En El Ferrol, el oficial Dionisio Mouriño se opuso al Alzamiento, consiguiendo el tiempo suficiente para que el acorazado "España" (ex "Alfonso XIII") dotado con escasa tripulación lograra huir. La marinería había asesinado antes a los oficiales.
Mouriño junto con un numeroso grupo de marineros intentaron sofocar el Alzamiento, pero murió combatiendo contra el capitán de corbeta Guillermo Díaz, director de la Escuela de Marinería. Al caer Mouriño, sus hombres se dispersaron. El contralmirante Antonio Azarola y Gresillón, que se había opuesto al Alzamiento fue juzgado y fusilado
El crucero ligero "Almirante Cervera"permanecía en dique seco bajo el mando del capitán de navío Juan Sandalio Sánchez-Ferragut, que no se sumó al Alzamiento. Asaltado y tomado el navío por los amotinados, Sánchez-Ferragut fue fusilado. Otros buques menores quedaron bajo el control de los nacionales.

El general José Sanjurjo pasando revista a las tropas

                                                        Junta de Defensa Nacional
.
Los generales promotores del Alzamiento configuraron en Burgos un gobierno denominado "Junta de Defensa Nacional". El 23 de julio, Acta del día 24, quedó constituido el gobierno por los generales, Miguel Cabanellas Ferrer (presidente), Emilio Mola Vidal, Andrés Saliquet Zumeta, Miguel Ponte Manso de Zúñiga y Fidel Dávila Arrondo, y los coroneles de Estado Mayor, Federico Montaner Canet y Fernando Moreno Calderón. Esta Junta perduró en sus funciones hasta el próximo 29 de septiembre.
.
                                                  Partes de guerra del 18 de julio

El general Sanjurjo a punto de montar en la avioneta en
 Marinha, Estoril, acompañado de su esposa y amigos
.
Bando de guerra en Canarias, del 18 de julio.

coronel Antonio Aranda
"Don Francisco Franco Bahamonde (...) hago saber:
Que de conformidad con lo prevenido en el artículo 36 y sus concordantes, 7, número 12; 9, número 3, y 171 del Código de Justicia Militar, declaro el estado de guerra en todo el Archipiélago, y en su virtud ordeno y mando. (...)
Art. 2º. Queda terminantemente prohibido aproximarse, sin causa justificada, a las líneas de energía eléctrica, conducciones de agua, gas, estaciones (...)
Art. 3º No podrán celebrarse reuniones, conferencias (...) en número superior a tres (este artículo es similar al 1º).
Art. 5º Quedan destituidos los Gobernadores civiles y Delegados del Gobierno, Ayuntamientos, Cabildos (etc).
Art 6º Queda prohibido terminantemente el cierre de establecimientos, fábricas, talleres, oficinas y cualquier otra manifestación de actividad. Y expresa con claridad que los infractores serán encarcelados.
general Andrés Saliquet
Art 7º  Por él se ordena sean entregadas incluso las armas blancas.
Art 11º Hasta nueva orden queda prohibido el tráfico por carretera".
.
Franco proclama el Alzamiento, desde Santa Cruz de Tenerife, el 18 de julio:
"¡Españoles! A cuantos sentís el santo amor a España, a los que en las filas del Ejército y la Armada habéis hecho profesión de fe en el servicio de la Patria, a cuantos jurasteis defenderla de sus enemigos hasta perder la vida, la nación os llama a su defensa.
La situación de España es cada día más crítica; la anarquía reina en la mayoría de los campos y pueblos, autoridades de nombramiento gubernativo presiden, cuando no fomentan, las revueltas. A tiros de pistola y ametralladoras se dirimen las diferencias entre los ciudadanos que alevosa y traidoramente se asesinan, sin que los Poderes públicos impongan la paz y la justicia.
Cartel de la CNT
Huelgas revolucionarias de todo orden paralizan la vida de la Nación arruinando y destruyendo sus fuentes de riqueza y creando una situación de hambre que lanzará a la desesperación a los hombres trabajadores. (...)
La Constitución, por todos suspendida y vulnerada, sufre un eclipse total; ni igualdad ante la ley; ni libertad, aherrojada por la tiranía; ni fraternidad, cuando el odio y el crimen han substituido al mutuo respeto; ni unidad de la Patria, amenazada por el desgarramiento territorial. (...)
Pactos electorales, hechos a costa de la integridad de la propia Patria, unidos a los asaltos a Gobiernos civiles y cajas fuertes para falsear las actas, formaron la máscara de la legalidad (...)
¿Es que se puede consentir un día más el vergonzoso espectáculo que estamos dando al mundo? ¿Es que podemos abandonar a España a los enemigos de la Patria, con proceder cobarde y traidor, entregándola sin lucha y sin resistencia?
¡Eso, no! Que lo hagan los traidores; pero no lo haremos quienes juramos defenderla.

Milicianos al servicio de la República del Frente Popular
Justicia, igualdad ante la ley, ofrecemos. Paz y amor entre los españoles. Libertad y fraternidad, exenta de libertinajes y tiranía. trabajo para todos. Justicia social (...)
Sabremos salvar cuanto sea compatible con la paz interior de España y su anhelada grandeza, haciendo reales en nuestra Patria, por primera vez y por este orden la trilogía fraternidad, libertad e igualdad.
Españoles: ¡¡¡Viva España!!! ¡¡¡Viva el honrado pueblo español!!!
Firma, Franco desde Santa Cruz de Tenerife, expresando que eran las cinco y cuarto del 18 de julio de 1936"
...............................................
...............................................
Miguel Cabanellas durante su estancia en Marruecos
En otros artículos del blog, se pueden leer tanto las palabras de José María Gil Robles y José Calvo Sotelo acerca de la situación en España (sesiones en las Cortes de 16 de junio y 1 de julio de 1936), como fragmentos de los discursos y escritos de Largo Caballero (leer "Stalin y Largo Caballero")  y Dolores Ibarruri "Pasionaria" (en el artículo "Pasionaria vs Gil Robles y Calvo Sotelo",  observarán las palabras oficiales y oficiosas de Pasionaria en la sesión de Cortes del 16 de junio de 1936). Con esta información podrán entender mejor el discurso de Franco.
.
Consultar el "Índice General de Artículos""   . En él se pueden leer los artículos referentes a la última guerra civil, estando clasificados.
.
Enlace con el "Capítulo Primero. El Alzamiento Nacional"
.....................................................................................