16 may. 2008

Frente Occidental. Moltke. Plan Schlieffen. Primera Batalla del Marne. El Lusitania

El emperador Francisco José en 1914

.                              Capítulo decimotercero... La guerra en el frente occidental


Plan Schlieffen
I Guerra Mundial, Lille. Tropas hacia el frente
El general alemán Helmuth J. von Moltke, sobrino del mariscal protagonista de la batalla de Sedán durante la guerra entre franceses y prusianos, recibió a su cargo siete ejércitos para operar en el frente occidental, mientras que Von Hindenburg sólo dispuso de uno para frenar al invasor ruso en la frontera oriental alemana.
El ejército alemán pasó al ataque conforme al Plan Schieffen, diseñado por Alfred von Schlieffen jefe del Estado Mayor, consistente en penetrar a través de Bélgica y la costa para una vez en Francia, girar al sureste envolviendo al ejército francés gracias a tres ataques desde la frontera de Alemania con Francia.
La conveniencia de lograr una rápida victoria sobre Francia, para así acabar con la guerra, fue el argumento de esta desproporcionada distribución de fuerzas. Pero al no conseguir Moltke el objetivo marcado, la guerra se prolongó durante más de cuatro años, al menos en el frente francés.
.
El 2 de agosto de 1914, el embajador alemán en Bruselas informó al gobierno belga acerca de los planes militares alemanes, que consistían en pasar a Francia a través del suelo belga, prometiendo, por ello, incluso recompensar a Bélgica al final del confrontamiento.
Cañón alemán sobre vía férrea
El gobierno belga no aceptó la propuesta, por lo que el 3 de agosto los ejércitos alemanes entraron en este país y en Luxemburgo, venciendo en las batallas de Lieja y Namur y atravesando la frontera francesa mientras se continuaba combatiendo en territorio belga. En Charleroi y Mons las tropas germanas derrotaron a sus enemigos.
.
Algunas tropas francesas e inglesas ayudaron con prontitud a las de Bélgica. Sin embargo, todas ellas fueron batidas con facilidad por los ejércitos de Alexander von Kluck y Karl von Bülow.
Amberes, sitiada desde el 28 de septiembre, cayó en poder alemán el 9-10 de octubre, sufriendo los defensores británicos y belgas una severa derrota.
Los belgas abrieron los diques para inundar los terrenos ocupados por los germanos.
.
El gobierno francés había encargado la defensa del noroeste del país, y en último término la de París, al general Joseph Gallieni, veterano de la guerra franco-prusiana, que dimitió al ser derrotado. Sin embargo, von Moltke se equivocó al perseguir al ejército francés que estaba apoyado por tropas inglesas, y coloniales francesas de marroquíes y argelinos. Ese no era su objetivo principal. Pronto, además, ayudarían a los franceses soldados procedentes de las naciones que conformaban la Commonwealth.
Mascarillas contra el gas
.
El precipitado avance alemán causó graves trastornos en sus líneas de comunicación y abastecimiento. Los ejércitos alemanes, desorganizados, llegaron hasta el río Marne, lugar donde entre el 6 y el 12 de septiembre se libró una sangrienta batalla, la conocida como Primera Batalla del Marne. En ese emplazamiento, los generales franceses Joseph Joffre y Ferdinand Foch frenaron el avance del enemigo dirigido por Helmuth von Moltke.
Al día siguiente, el 13 de septiembre, Alexander von Kluck y Karl von Bülow modificaron el punto de ataque, y lo llevaron a cabo en el río Aisne. El día 28, también aquí, los alemanes cejaron en sus esfuerzos.
.
A partir de esos momentos se conformó un frente estable  que se extendía desde Verdún hasta Reims, a lo largo de más de 700 Km.. La excavación de trincheras contribuyó en gran medida a esta situación, que perduró hasta el final de la guerra. La fijación del frente permitió el asentamiento de grandes cañones, móviles o estáticos. El 14 de septiembre de 1914,  Von Moltke fue sustituido en su cargo de Jefe del Estado Mayor del Ejército Alemán por el general prusiano Erich von Falkenhayn, quien, además, se hizo cargo de las operaciones en el campo de batalla. En agosto de 1916, Von Falkenhayn fue reemplazado por Paul von Hindenburg.
.
Soldados alemanes en 1915. Hitler marcado con X
Durante octubre y noviembre de 1914 se desarrolló una cruenta batalla en Ypres, que se reanudó el 22 de abril, y perduró durante mayo, de 1915. En este enfrentamiento, la Segunda Batalla de Ypres, se generalizó el empleo de gases venenosos como arma de guerra. Los franceses habían sido los primeros en utilizarlos durante los primeros días de la guerra; pues los tenían almacenados con esa finalidad. Los alemanes aprendieron la lección y, mejorando la fórmula química francesa, emplearon gases venenosos en los comienzos de 1915 y a gran escala en la citada batalla de Ypres. Sus efectos fueron demoledores entre las tropas canadienses y francesas. Pronto se equipó con las mascarillas adecuadas tanto a soldados como a caballos, e incluso a perros.
En marzo de 1915 las tropas británicas lanzaron una gran ofensiva, atravesaron la comarca de Artois alcanzando Neuve Chapelle, pueblo donde los germanos lograron detener el avance.
.

...................  ...    ........  ...  ..Capítulo decimocuarto.. El Lusitania


El Lusitania. Mayo de 1915
.
-Primera Parte-. Consideraciones acerca de las falacias cometidas por políticos vencedores y escritores de pesebre... Paradojas al respecto
.
Entrenamiento de la Royal  Naval  Division en Londres
Estados Unidos ha invadido, en pleno siglo XXI, Afganistán con un argumento cierto: es un Estado que protege, forma y financia a terroristas que han cometido un grave atentado, en su suelo patrio, contra personas y bienes estadounidenses. Estados Unidos ha ocupado militarmente dicha nación asiática con el ánimo de hacer justicia y erradicar el intolerable terrorismo. Es de destacar que el origen de la citada agresión terrorista ha partido desde Afganistán y otras regiones próximas. La prensa norteamericana ha bendecido la acción bélica llevada a cabo; no oyéndose voces contrarias en el mundo occidental.
Entonces: ¿por qué Austria-Hungría, que tenía similares razones para invadir, en su día, a Serbia fue frenada con rotundidad en sus derechos por la Triple Alianza, cuando, además, en un principio, sólo pretendía la entrega, para ser juzgados, de los conocidos magnicidas culpables del asesinato de los príncipes herederos al trono y no la invasión de Serbia con ánimo de quedarse allí?
.
Si es válida la actitud de Estados Unidos con respecto a Afganistán, más lo era la de Austria-Hungría con Serbia. La Triple Alianza no sólo fue el agresor en la Gran Guerra, sino que las razones ofrecidas para así obrar eran falsas, eran belicistas; como belicista era la política imperialista que desarrollaban en aquellos días Inglaterra y Francia en Asia y África.
...................................................................................................

Proclama y Cartel de propaganda EEUU:
"Recordar el Lusitania" y "Alístate hoy"
                                                            Recordar el Maine   (1)
.
Enlace con el artículo "Hundimiento del Maine. Recordar el Maine"   
.
Erich von Falkenhayn
El hundimiento del Lusitania recuerda, en los grandes detalles políticos, al del acorazado Maine, pues la prensa sensacionalista, mentirosa y patriotera de Estados Unidos (como también falaces fueron los escritores de pesebre que continuaron, y continúan, con las mentiras al respecto) crearon con estos dos sucesos un estado de opinión suficiente para hacer válidas, aparte de traducirse en votos electorales, las intervenciones imperialistas.
Se llegó al caso que la prensa estadounidense rebautizó el lema acuñado contra España. En esta ocasión: "Recordar el Lusitania", en lugar de "Recordar el Maine".
.
Las similitudes entre los casos del Maine, en 1898, y del Lusitania en 1915, muy próximos en el tiempo, son sensibles. Los políticos y la prensa estadounidenses los hicieron todavía más parecidos. El clima logrado en la población de Estados Unidos fue idéntico en ambos casos. La única diferencia consistía en el nivel bélico de su enemigo, o víctima.
Ya sólo faltaba, en 1915, un tiempo para prepararse para la guerra. Como el origen, idioma y cultura del pueblo estadounidense era sajón, y la forma de proceder de sus políticos era también el imperialismo, la elección de bando contendiente para aliarse con él, para entrar en el momento debido en la guerra, estaba clara.
Los ingredientes, en el tiempo, de la entrada estadounidense en la guerra fueron: intereses económicos y políticos, preparación bélica, seguridad en la victoria y excusa suficiente ante el pueblo para entrar en guerra, en el momento adecuado. La intervención estadounidense fue un hecho preparado, y consumado.
.............................................................................
..............................................................................
Leer, buscar en el portal  Personajes y batallas de la Gran Guerra

Cañones contra las posiciones alemanas en Argonne
I Guerra Mundial
.
(1) Hasta 1976 Estados Unidos no quiso reconocer la verdad sobre el Maine. Ese año, un informe del almirante Hyman Rickover (considerado como el promotor de la marina de guerra nuclear) dictaminó  que una explosión interna provocó la tragedia, que al parecer se inició con un fuego localizado en la carbonera, separada por una frágil pared del pañol de municiones.
.
.
.
Fotografía de cabecera: el emperador austrohúngaro Francisco José, en 1914, poco antes de su muerte. Cuando murió, el mariscal de campo Franz Conrad von Hötzendorf. fue sustituido por Arz von Straussenberg.
Caballería alemana ante una trinchera
británica conquistada.. 1915
Fotos en orden descendente.

-Las tropas en Lille camino del frente.
-Cañón alemán sobre vía férrea
-Máscaras antigás para hombres y caballos
-Soldados alemanes en 1915. Una cruz señala a Adolf Hitler
-Primera página del New York Journal, con la noticia del hundimiento del Maine, la estúpida hipótesis del desastre y la recompensa ofrecida por la captura de los españoles responsables del suceso.
-Entrenamiento de la Royal Naval Division en Crystal Palace, en el sur de Londres. 1915
-Cartel de propaganda con el lema "Recordar el Lusitania" y la recomendación de "Alistarse hoy", y muchos lo hicieron.
-Cañones apuntando contra las posiciones alemanas, en Argonne
-!915. Caballería alemana ante una trinchera británica conquistada.
.
.

........................................................................................... .......................................

14 comentarios:

jose antonio bru dijo...

Muchos de Uds. han apreciado que he cambiado la fotografía que encabezaba este artículo.
Un par de comunicaciones me han hecho ver que debía abandonar la senda de las truculencias.
Mi idea, al respecto, era la de no sólo comunicar a los lectores la sinrazón de la Gran Guerra, sino también el horror que significó.
De todas formas dejaré en la red las fotografías de cabecera que ya coloqué hace un tiempo.
Tengan Uds. seguro que todas sus sugerencias y comentarios me animan a continuar escribiendo. Además, no caen en vano.

Anónimo dijo...

Yo no conocía lo elemental que era saber las causas del naufragio del Maine, ni siquiera sabía que era un barco de acero.Todo aquello fue absurdo.
Una sugerencia: ¿por qué no escribe sobre el Maine y la guerra de Cuba?.Me parece que hay pocos conocimientos sobre ese tema. Además siempre nos han dado la versión patriótica, eso de separar España y el sufrido pueblo de la Corona y los caciques me parece de perlas.
Alfonso Valdés

jose antonio bru dijo...

Alfonso Valdés. Tengo en cartera escribir sobre el 98 y la esclavitud. Pero existen dos puntos en contra del proyecto:
El que sería en parte repetitivo de la dicho en mi ensayo, y que con el tema de la esclavitud, llevada a cabo por los caciques españoles, heriría la sensibilidad de muchos, y me consta que los 40 articulos aquí publicados ya me han proporcionado la pérdida de lectores; puesto que antes o después se molestan, ya que, para ellos, los que creen buenos son siempre buenos, y los malos siempre muy malos.

plaza de la lealtad dijo...

Lleva muchos capítulos sin hacer referencia ni citas de los pensadores marxistas. Espero que escriba aquí sobre la revolución rusa.
Me interesa mucho su opinión bursátil, pues la económica ya nos la ha contado de forma muy clara. ¿Cómo ve el momento actual, puede definirlo?

jose antonio bru dijo...

A "Plaza de la Lealtad"
Por supuesto que escribiré ahora sobre la Revolución Rusa.
.
En enero culminó una gran caída de las bolsas sin existir motivo de índole política o económica.
Las bolsas recuperaron aprox. un 50%, ¡de libro!
Desde entonces estamos inmersos en un periodo de distribución, que se apoya en los buenos resultados trimestrales publicados (que no pagan impuestos ni ligan a la empresa para los finales de año) y recomendaciones de los "asesores".
.
Soros ha dicho hace unos días que la crisis se incrementará. No es que yo me haya adelantado a Soros en más de dos meses. Es que él ha hablado cuando ya ha vendido todas sus acciones peligrosas.

plaza de la lealtad dijo...

Gracias por contestarme esta vez.
Aquí hoy lunes en la bolsa hay mucho desánimo, pues no se entiende por qué ha bajado por la tarde casi un dos por ciento.
Muy interesante la tesis de la provisionalidad de los resultados trimestrales. Tampoco entendía que todos los bancos del mundo vayan mal y aquí bien.Vete a analizar los beneficios y los morosos dados de baja.
Bien por lo de Soros.

Anónimo dijo...

Buenas tardes

Me parecen muy interesantes sus puntos de vista y me gustaría leer su obra “Cinco generaciones perdidas" y saber si tiene alguna otra.

Soy de Madrid, ¿dónde puedo encontrar su libro?

Un cordial saludo

Juan Manuel

Anónimo dijo...

Sorprendentes e inquietantes artículos.
¿Qué hacen aquí?

jose antonio bru dijo...

Juan Manuel, muchas gracias por su interés.
Mi anterior ensayo o diccionario de ingeniería, en el que colaboré, son lejanos.
"Cinco generaciones perdidas", de 2003, no está agotado, hay existencias por devoluciones de algunas librerías. Puede que aún queden ejemplares en las "Casa del libro".
Si pincha en Google: "Cinco generaciones perdidas" o "1898.El año del desastre" encontrará direcciones que lo ofrecen, así como el domicilio madrileño del editor, "Ediciones JC".
En Madrid, creo se venderá en la caseta 119 durante la inminente Feria del Libro en El Retiro.

Anónimo dijo...

Soy un seguidor del blog al que le interesa la bolsa, que no se por qué diablos está centralizada en Madrid.
Ante todo le felicito por su visión y conocimientos globales, pero ahora voy a quitarle un poco de protagonismo en la parte económica, pero lo mío sólo es paja digna de esos "asesores" profesionales que usted entrecomilla y pone al servicio de los poderosos.
Esta semana penúltima de Mayo el IBEX desde la parte alta del canal lateral algo alcista que estaba dibujando ha roto la figura claramente, pero por abajo.
El único ligero soporte está en los 12.600. Luego aire. ¡Atención crédulos del TORO!.

J. A. Jarque

Anónimo dijo...

No se moleste en reclamar a los americanos, no la harán caso, pero es muy bueno el comentario. Además los que tenían que hacerlo no lo hicieron en su día, cuando todo el mundo supo la mentira sobre el naufragio de su barco.

Anónimo dijo...

Disfruto con agrado, de nuevo, su articulo Señor. Veo que vuelve a tocar temas militares de la IGM, que tanto me interesan.

El hundimiento del Lusitania fue una terrible maniobra anglo – americana para lograr que la opinión publica de U.S.A no se opusiera a la guerra y de esta manera aunar la mas terrible maquina militar de la época contar Alemania y Austria.

Alberto – Republica del Paraguay

jose antonio bru dijo...

Alberto. Ha tocado el tema más importante y oscuro de la Gran Guerra.
En el siguiente artículo leerá mi pensamiento al respecto. Para poder formularlo he recopilado y contrastado, creo, suficientes datos.

Anónimo dijo...

El hundimiento del Lusitania fue la gran obra de Churchill. De acuerdo con usted.
Andrés Moleiro