5 ene. 2017

Los exploradores españoles del siglo XVI. Hernán Cortés y Francisco Pizarro

Ferrer-Dalmau, óleo "Los exploradores españoles en  el Cañón del Colorado
lien vers l'index de l'article
.
Este artículo es continuación de "los escritores amarillos y la formación del espíritu nacional"  y "Hernán Cortés. La Matanza del Templo y la Noche Triste". Para comprender el amarillismo de Lummis es preciso leer el artículo aquí citado sobre Hernán Cortés. El primer artículo aquí enlazado explica detalles acerca del autor del libro origen de este artículo.
.................................................................
.
Mi libro de la obra de
Charles F Lummis
Durante milenios, en las sociedades organizadas, los poderes políticos y religiosos de una nación en complicidad, han formado el espíritu nacional de sus miembros. Las democracias socialistas del siglo XX suprimieron la influencia  religiosa. Las democracias capitalistas han ido eliminando la religión en la formación de sus ciudadanos, dejando a criterio de ellos su confesionalidad y convirtiendo la religión en un elemento cultural.
La segunda mitad del siglo XIX contempló en Europa el auge social del pensamiento vertido en El Manifiesto Comunista. Para contrarrestar su influencia, los poderes recurrieron al amarillismo en la educación escolar, en la prensa y más tarde, en la radio y TV, medios que tienen una capacidad de controversia en temas no fundamentales adecuados a los intereses de los partidos políticos. Entonces, sus escritores y periodistas de plantilla son doblemente amarillos
.
Charles F. Lummis.
.
Charles F. Lummis con su best seller de finales del XIX "Los exploradores españoles del siglo XVI" se puso en cabeza de los escritores que han forjado el espíritu nacional español. Muy sutil es eso de denominar exploradores a Hernán Cortés, Pedro Alvarado, Francisco Pizarro, Diego de Almagro, que son los protagonistas del libro.. Cristobal Colón y Juan Sebastián Elcano sí fueron exploradores, al igual que Alvar Núñez Cabeza de Vaca, y Francisco de Orellana, entre otros.


La Noche Triste

"Los exploradores españoles del siglo XVI, en México
"
.
Tenochtitlan por Diego Rivera, 1954
Lummis dedica la primera sexta parte del libro a explicar la calidad y sacrificio de los exploradores o descubridores españoles en el Nuevo Mundo, desde el españolizado Cristóbal Colón a los intrépidos pioneros que en condiciones difícilmente soportables, se adentraron en el actual Estados Unidos, ante la muy larga desidia del poder y el pueblo del resto de naciones europeas con balcón al océano. Portugal debe eliminarse de esta actitud, pues el Tratado de Tordesillas del 7 de junio de 1994, firmado por Fernando de Aragón, Isabel de Castilla y Juan II de Portugal, delimitaba las regiones americanas en las que Portugal tenía derechos de exploración.
El problema de este libro amarillo se presenta al abordar la gestión de los conquistadores, ya en tiempos de Carlos I Habsburgo rey de España desde 1516:
.
Hernán Cortés. Lummis narra su marcha victoriosa hasta alcanzar Tenochtitlan (no cita su nombre ni su esplendor). Tampoco menciona el Templo y la destrucción de las imágenes de los dioses aztecas realizada por Hernán Cortés.
De la Matanza del Templo, Lummis escribe: "Alvarado, viendo que los indios (falaz forma de describir a los dignatarios de una avanzada cultura) se dedicaban a un baile que evidentemente no era otra cosa que el preludio supersticioso de una carnicería, quiso arrestar a los hechizadores y a otros jefes del cotarro. Si lo hubiese logrado, nada habría sucedido, al menos por algún tiempo. Pero los indios eran demasiado numerosos para su pequeña fuerza, y los belicosos cabecillas pudieron escaparse". (Así de forma breve y mentirosa explica la matanza)
Hernán Cortés y Moctezuma,
Luego explica: los "indios" prepararon a Cortés una trampa y atacaron a los españoles con tal furia .... Esta es la Noche Triste que robó para siempre la dicha de muchos hogares de la madre Patria.
Más adelante, Lummis cita la victoria de Hernán Cortés en Otumba y su conquista de Tenochtitlan ayudado por los tlaxcaltecas; sin mencionar la destrucción de la ciudad y la toma de tesoros. Acto que le valió el perdón del rey Carlos I y una considerable pensión.
.
Pedro de Alvarado. Según Lummis"Era el amigo predilecto de los indios". (¡Qué forma tan ladina de querer contrarrestar la historia con la masacre que cometió en el Templo!). Lummis dedica un gran número de líneas alabándole.
Explica Lummis  que en la Noche Triste, Alvarado fue el último en cruzar el puente, su fiel caballo cayó muerto y él también estaba mal herido... el despiadado enemigo lo rodeaba por todas partes.. Con una rápida ojeada comprendió que lanzarse al agua sería una muerte segura. Entonces, mediante un supremo esfuerzo apoyándose en la lanza saltó. La distancia era de diez y ocho pies (cinco metros y medio). Considerando las circunstancias, la obscuridad, sus heridas y el peso de su armadura, el prodigioso salto de Alvarado no ha sido quizá sobrepujado por otro alguno.  (Desde luego ni por los campeones olímpicos actuales). Posteriormente, Alvarado con una pequeña fuerza conquistó Guatemala.
.
Cristóbal de Oñate descubrió las minas de Zacatecas, que si bien no alcanzaron la producción de Potosí en Bolivia de 641.250.000 pesos en plata entre 1541 a 1664, las de Zacatecas fueron enormemente productivas. Nota: el peso mexicano fue la primera moneda en el mundo en utilizar el signo "$",
.
Vicente Zaldívar en Acoma, Nuevo México. En 1598 los españoles tenían su base de Nuevo México en San Gabriel. El 4 de diciembre, Juan Zaldívar con Juan Tobaro y otros quince hombres subió invitado a Acoma, "la ciudad empinada", la otra mitad de las fuerza quedó abajo, en el campamento base.... De repente, la cordialidad de la recepción se transformó, los indios, traidores y agresivos, cuando el jefe de los guerreros lanzó su grito de guerra, hombres, mujeres y niños cogieron piedras y mazas, arcos y cuchillos de pedernal y cayeron con fuerza sobre los dispersos españoles.
Acoma, Nuevo México
Fue una horrenda y desigual lucha la que contempló el sol de invierno. Aquí y allá, de espalda a la pared veíase a un soldado de faz lívida, desharrapado, cubierto de sangre contra la tostada y famélica canalla que le rodeaba... Zaldívar fue una de las primeras víctimas...Juan Tobaro y cuatro soldados saltaron desde el borde de un precipicio de ciento cincuenta pies ingleses...uno se mató,, los otros regresaron al campamento.
El 12 de enero de 1599, Vicente Zaldívar salió de san Gabriel con sesenta hombres. Solicitó a los acomas que se rindiieran y contestaron con una lluvia de flechas y piedras... Zaldívar venció yllevó consigo a San Gabriel a ochenta muchachas de Acoma que envió a las monjas de México para que las educasen".
.


Los incas y su imperio. Atahualpa

Francisco Pizarro y el imperio inca

Imperio del Habsburgo Felipe II
Hoy, asombra que los españoles abandonaran sus
lógicos quehaceres para que con los primitivos recursos
de la época, conquistaran y sostuv ieran, en unas décadas,
amplias regiones del mundo para mayor poder y gloria de la
Casa de Habsburgo y la propagación de la religión Católica

Lummis, aparte de escribir en su libro acerca de los conquistadores españoles en Mesoamérica, también trató de aquellos que durante el siglo XVI abrieron a la cultura occidental las amplias regiones del continente suramericano.
Lummis otorga a Francisco Pizarro el protagonismo de su libro, muchas páginas dedica a su vida y hazañas, como testifican, entre otros, los ccapítulos: "El porquerizo de Trujillo", "La conquista del Perú" y "La traición de Atahualpa",
..
Siguiendo la misma táctica de Hernán Cortés con Moctezuma, Francisco Pizarro, con cuartel general en Cajamarca, citó allí al emperador Atahualpa, atraído con el fin de sostener relaciones amistosas. Fue el 16 de noviembre de 1532.
Entonces Atahualpa fue hecho preso "con intención de poner en libertad a Atahualpa en cuanto se pagase su rescate". Los mensajeros de Atahualpa se diseminaron por el Perú  a fin de reunir el oro y la plata  necesarios para el rescate"... "Solamente del famoso templo del Sol, les habían dado los indios setecientas placas de oro, y eso no era sino una parte del tributo de Cuzco" ... "el precio del rescate no estaba completo"
."Pizarro  conocía  el carácter vengativo de los indios" y no liberó a Atahualpa cuando se cobró todo,, se le asesinó a garrote acusado de blasfemia, poligamia y rebelión según relatan otros historiadores. El imperio inca se derrumbó.
Francisco Pizarro
La ganancia del rescate en valor equivalente en dólares americanos fue la siguiente:
"A la Corona de España           1.553.623 dólares
Francisco Pizarro                       462.623
Hernando Pizarro                       209100
Hernando de Soto                      104.628
cada jinete                                  32.364
cada infante                                26,182"
.
"Mientras tanto Atahualpa  lo había pasado ricamente en manos de sus aprehensores... que le trataron con la mayor benevolencia... pero el indio es traicionero".... y Atahualpa "maquinó contra los españoles y la inmensa riqueza que acababan de adquirir que les prometía un brillante y bien ganado porvenir".
.
Conclusión
.
En fin, Lummis trata, tergiversando los hechos, el origen de la riquezas proporcionadas por las "requisas" y la explotación de los yacimientos de plata, que enriquecieron a algunos próximos a la Casa de Habsburgo de la rama española y levantaron singulares edificios y crearon obras de arte en El Vaticano y, Flandes. En España nada que no fuese para culto o uso personal, con Carlos I, ni siquiera eso. Bastante quedó para los ingleses merced a los abordajes de sus corsarios a los galeones españoles. Otro tanto se hundió bajo las aguas.
.
Finalizado el siglo XVI, en pleno XVII, la batalla de Rocroy suspendió el agresivo quehacer de los imperialistas Habsburgo en Centroeuropa, pero el pueblo español dirigido y acostumbrado a las armas y la violencia, ya no encontró el camino perdido a principios del XVI, cuando destacaba por sus libertades políticas y sociales, y su protagonismo en el humanismo, arte y técnica desarrollada en la industria naval y el tratamiento del acero.
El daño causado por los amarillos, escritores o dignatarios, que buscan las migajas del poder, alabándole en sus errores y mentiras, convenciendo y dirigiendo con ello al pueblo, es irreparable.
.