27 dic. 2015

La lápida sepulcral de los marqueses de Las Navas

Las Navas del Marqués. Convento dominico de Santo Domingo y San Pablo
Siglo XVI.  conectado por medio de una galería subterránea al castillo
enlace con "índice de artículos de Jose Antonio Bru Blog"
,
     La lápida sepulcral de los marqueses de Las Navas, robada al pueblo de Las Navas

Un viejo y lamentable robo que nunca se ha querido resolver en aras a miedos y revanchas del pasado.  Es hora de superar un enorme trauma colectivo.

Lápida sepulcral de bronce de Pedro
Dávila y Zúñiga, 1492-1567, y su esposa
María Enriquez de Córdoba fallecida en 1560.
El sepulcro se instaló bajo el altar del
convento de Santo domingo y San Pablo.
Hoy la losa está en el Museo Arquieológico
de Madrid,  foto de Javier Bru Peral
La lápida de la tumba de los marqueses de Las Navas posee el gran valor añadido de ser una de las primeras obras artísticas en bronce realizadas en España.
El arte de esculpir en bronce era una quimera en  la civilización europea hasta finales del siglo XV. El Renacimiento, marcado en el norte italiano, potenció la escultura y propulsó los trabajos con la citada aleación metálica.

El el siglo XVI no se tilizaba el bronce en España. Felipe II para su monasterio de El Escorial contrató al taller con más prestigio en trabajos en bronce, el de Leone Leoni, 1509-1590.  y su hijo Pompeo Leoni, 1533-1608. Padre e hijo ya habían esculpido en bronce la magna escultura "Carlos V dominando el furor", obra que no vio terminada el emperador.
.

El marqués de Las Navas era el preceptor de Felipe II. Las Navas está ubicada muy próxima a El Escorial. Los Leoni obtuvieron un trabajo extra forjando la lauda de los primeros marqueses de Las Navas. Como el cliente era de primera calidad y la obra a realizar muy grande, Pompeo fijó su residencia en la corte española, por lo que es presumible aventurar que el diseño de la lápida de los marqueses fue una tarea conjunta de los dos Leoni, mientras que su ejecución correspondería a Pompeo.

Incluso en el siglo posterior, fueron pocas las obras de arte en bronce encargadas por españoles. La estatua a caballo de Felipe III la comenzó Jean Boulogne y la terminó Pietro Tacca, quién también recibió el pedido de esculpir la de Felipe IV a caballo, realizando Galileo Galilei el cálculo técnico del conjunto escultórico. La escasez de obras artísticas en bronce en España durante el reinado de la Casa de Habsburgo resalta el valor de la pionera lápida sepulcral de los marqueses de Las Navas.
.

Las Navas del Marqués, escudo.


El julio de 1936, Julio Mangada se presentó en Las Navas y requisó  la lápida sita en el interior del herreriano convento dominico de Santo Domingo y San Pablo, sin la oportuna colaboración de la voluntad popular y sin el preciso permiso oficial. Mangada sólo demostró un desprecio inaudito por los naveros, su cultura y su patrimonio, amén de por sus vidas. ya que asesinó a más de veinte  naveros durante las pocas horas que circuló por Las Navas.

La hipótesis de que Mangada realizó el robo para salvar la lápida a las hogueras iconoclastas del Ejército Republicano es pueril; su divulgación, perniciosa. Hoy, este débil argumento es considerado como un grave insulto a la Segunda República y a su ejército. Lo convencional es que las obras de arte se roben, perdón se requisen, al enemigo: ¿es que Mangada consideraba Las Navas como feudo del enemigo?  

Ahora y desde hace tres cuartos de siglo, el alcalde de Las Navas tiene la noble y elemental misión de rescatar la lápida que se llevó Mangada; ya que a la fecha de hoy, el conformismo oficial navero y la ausencia de personas capaces de catalogar la falacia cometida y que deseen acabar con la insólita situación,  se ha impuesto a cualquier iniciativa positiva, si es que ha existido alguna.

Además: cómo Las Navas permite que siga vigente una acción realizada por Mangada.  El robo del bronce es simultáneo a   los asesinatos de naveros en el río Cofio! Bien "aprovechado", repito, estuvo el brevísimo tiempo de estancia de Mangada en Las Navas. Su columna permaneció allí algunas semanas, pocas.

Las libertades y derechos que conlleva nuestra democracia tienen que valer para que se reintegre la justicia, y la lápida a su dueño, el pueblo de Las Navas!. Además. la lauda  artística  en gran estado de conservación de la segunda mitad del siglo XVI no tiene nada que ver con un Museo Arqueológico, aunque éste fuese abulense, castellano.
.

La villa abulense de Las Navas del Marqués tiene que recuperar con la lápida, no ya el protagonismo que obtuvo durante los siglos mejores de España, sí al menos una consideración de respeto, de logrado orgullo y suficiente dignidad.
.
.............................................................
Las Navas del Marqués. Castillo del marqués de
Las Navas. Durante la segunda mitad del siglo XX
se añadió una edificación lateral y se instaló un tejado
                                                         El Marqués de Las Navas

Alfonso VI de León casado con Constanza de Borgoña dio a su hija Urraca en matrimonio a Raimundo de Borgoña.
A finales del siglo XI, Alfonso encargó a Raimundo la tarea de repoblar la región de la recién tomada Ávila. Caballeros borgoñones acudieron a la llamada de Raimundo; uno de ellos adoptó el apellido Dávila y se asentó en la actual Las Navas, siendo su señor. A Dávila le acompañó un grupo de rubios hombres y mujeres de Borgoña.
.
Hernán Pérez Dávila en la conquista de Ronda capturó un estandarte a los musulmanes. Alfonso XI accedió a que uese adoptado como blasón de Las Navas del Marqués.
Por la ayuda a su causa en su lucha dinástica con Juana de Castilla, Fernando e Isabel concedieron a la Casa Dávila el título de Conde del Risco, siendo Pedro Dávila y Bracamonte el primer titular.
.
Escudo del príncipe Felipe y
la reina María Estuardo, con el
águila de los Reyes Católicos
y el león inglés

El primer marqués de Las Navas, Pedro Dávila y Zúñiga, fue un título otorgado por Carlos I al III conde del Risco por haber luchado por el Habsburgo en contra de los Comuneros de Castilla, que se sublevaron cuando el rey les quitó libertades y derechos.
Si Dávila y algún otro noble o señor hubiesen cambiado de bando, combatiendo contra el rey flamenco, es muy posible que hubiese cambiado la historia española y, por tanto, la europea y la occidental. Desde luego, Isabel y Fernando no habrían permitido alterar drásticamente todo aquello que ellos habían creado, unido.
Gracias a esta lealtad, Dávila obtuvo el derecho de construir un castillo adosado al gran torreón existente, y a que se levantara en sus proximidades un convento de los dominicos.
Dávila fue nombrado, también, Primer Mayordomo del reino y preceptor del príncipe, que se convertiría en el rey Felipe II al suceder a Carlos I. Debida a la amistad existente con Pedro Dávila, es lógico que Felipe II dispusiese que sus escultores realizasen la lauda de los marqueses de Las Navas.
.
María Estuardo, conocida como María la Sangrienta, hija de Enrique VIII y Catalina de Aragón,, reinó en Inglaterra entre 1533 y 1536.
El 25 de julio de 1534 se casaron en Westminster, Felipe de 22 años con su tía, la reina María de 38. Con ello se cerró la alianza más efímera de la Edad Moderna.
El primer marques de Las Navas figuró en la cabeza de la delegación española que acudió a Londres para asistir a la boda real.
.
El hermano menor de Pedro, Luis Dávila y Zúñiga guerreó  en Túnez en 1535. Luchó contra la Liga de Esmalcalda con el grado de Capitán General de Caballería en la guerra religiosa motivada por el emperador Carlos V, estando a su lado en la batalla de Múhlberg, 24 de abril de 1547, Luis llegó a ser embajador en Roma, el cargo de más responsabilidad en aquellos días.
El segundo marqués de Las Navas, Pedro Dávila y Córdoba sucedió a su padre en 1567 y fue nombrado Contador Mayor del Reino, ejerciendo, también, de embajador.
........................................

3 comentarios:

Emilio Iturmendi dijo...

Muy interesante Jose : Feliz Año Nuevo

Un abrazo Emilio

Emilio

Jose Antonio Bru dijo...

No es mi intención criticar a los alcaldes de Las Navas, el actual y los anteriores, por no intentar con criterio recuperar la robada lauda sepulcral de los marqueses de Las Navas.

Mi deseo se alinea con la de los naveros que desean que Las Navas figure por algo más que por un turismo cada vez más de paso y vulgar y por la leche, que aprecio se está convirtiendo en mala.

Jose Antonio Bru

francisco de la herran matorras dijo...

Desde luego estoy totalmente de acuerdo con la devolucion de la lauda de los marqueses de Las Navas al convento de donde no devió salir. Pero como estas devoluciones despues de tantos años son complicadas, yo pediria que se haga una réplica de la lauda en resina para colocarla en el lugar original, junto al altar del convento