26 may. 2015

La independencia de Uruguay. Manuel Belgrano, José Artigas, Juan Antonio Lavalleja y Fructuoso Rivera


Enlace con:    "índice general de artículos de Jose Antonio Bru Blog"

José Artigas en el Arroyo de las Piedras. Acción de Gracias. Óleo de Juan Luis y Juan Manuel Blanes



Virreinato del Río de la Plata
La ilógica y anacrónica dependencia de la región sur de la América española del Virreinato de Perú, motivó que Carlos III creara, el 1 de agosto de 1776, el Virreinato del Río de la Plata, que con sede en Buenos Aires acogía dentro de sus fronteras a las actuales naciones de Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia así como zonas limítrofes de Chile, Perú y Brasil. También a las Islas Malvinas, hasta que el proyecto imperialista inglés consistente en disponer de bases navales en todos los continentes, océanos y mares estratégicos, separó a estas islas del mundo hispano y de la tutoría ejercida desde Buenos Aires (1).
.
El 25 mayo de 1810, el criollo Manuel Belgrano protagonizó en Buenos Aires, capital del Virreinato del Río la Plata, la sublevación independentista conocida como la Revolución de Mayo; destituyendo al virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros y creando la Primera Junta: "Junta Provisional Gubernativa de las Provincias del Río de la Plata a nombre del Señor Don Fernando VII", ya que la intención inicial de los sublevados era la de depender de Fernando VII y no de José Bonaparte. Con esa fórmula, participaron más criollos en la maniobra, que al fin y al cabo poseía un fondo y unas pretensiones de índole nacionalista.
La filosofía política-social existente en Hispanoamérica consistía: los españoles americanos eran hermanos de los españoles europeos, pues ambos vivían con un mismo rey, una misma religión, mismo idioma, misma cultura y con los mismos derechos y leyes. Estas características de identidad con sus antepasados y con los moradores de la metrópoli son las que vertebraron a los españoles de las dos riberas del Atlántico, y las que diferenciaron el devenir de los criollos hispanos con el de los criollos estadounidenses que debido a sus distintos orígenes y creencias obtuvieron una independencia más radical y prematura.
Batalla de Sarandi, óleo de Juan Manuel Blanes
.
Tras asentar en Buenos Aires los logros nacionalistas de la Revolución de Mayo, Belgrano envió una fuerza expedicionaria a la región noroeste, que en la actualidad es Paraguay, región olvidada por el virreinato debido a la carencia de beneficios a extraer dentro de sus fronteras.
Las diversas escaramuzas con derrota sufridas en Paraguay por la Primera Junta en las confrontaciones de Paraguarí y Tacuarí, entre septiembre de 1810 y marzo de 1811 y las penalidades impagadas fueron causas determinantes para el abandono de los integrantes de la Primera Junta, y, por tanto, para el futuro mapa político de América del Sur.
El 18 de mayo de 1811,  el criollo nacido en Montevideo, José Gervasio Artigas Amal, ex capitán del ejército español, con el sostén de la Junta y reclutando a un millar de independentistas, partió  de Buenos Aires avanzando hacia Montevideo, que en esos momentos, debido a la situación en la otra orilla de La Plata, había pasado a ser la capital del Virreinato del Río de la Plata.
.
José Artigas en la Ciudadela
óleo de Juan Manuel Blanes
El gobernador en Montevideo, Francisco Javier de Elio, ordenó al capitán de fragata español José de Posada partir con 1.200 hombres y ocho piezas de artillería al encuentro de Artigas, pero Posada fue derrotado en la batalla del Arroyo de las Piedras. Los principales motivos de ese resultado hay que buscarlos en la falta de fe en las causas y significado del conflicto por parte de los derrotados, que no sabían dónde moraban sus lealtades y por qué se combatía, pues los dos bandos clamaban por Fernando VII. Pero Artigas portaba un conocido plan de futuro común y era criollo, como la mayoría de los allí presentes, lo que originó que sólo iniciarse la batalla, doscientos soldados de Posada se pasasen al enemigo y que pronto otros abandonasen la lucha. Artigas dispuso habilitar una total clemencia con los vencidos.
A continuación, Artigas puso sitio a Montevideo,  acción que perduró entre mayo y octubre de 1811. Un armisticio entre la Junta y España significó el cese de las hostilidades. Artigas y las familias que le seguían se trasladaron al oeste del río Uruguay, evento conocido como "el éxodo oriental". Por su parte, la escuadra española, anclada en Montevideo, bombardeó tres veces Buenos Aires entre el 15 de julio de 1811 y el 4 de marzo de 1812. Los resultados de tales cañoneos variaron de insignificantes a poco relevantes.
.
Sin embargo, poco tiempo duró el armisticio, reanudándose el asedio a principios de 1812. Artigas, tras recapacitar, se sumó a las fuerzas de la Junta.
Tras la victoria en Arroyo de las Piedras, Artigas emprendió las tareas de su proyecto político, consistente en alcanzar una federación de Provincias Unidas del Río de la Plata. Para ello, en 1813 creó la Provincia Oriental del Río de la Plata.
Pero los españoles recibieron ayuda militar de Portugal a través de la cercana colonia brasileña, que por vía naval complementaban los precisos abastecimientos. El sitio de Montevideo se prolongó. lo que originó que Artigas abandonase el 20 de enero de 1814.
Sudamérica en 1830
.
Decisiva resultó la intervención del marino irlandés nacionalizado argentino con el nombre de Guillermo Brown, que entre los días 10 y 15 de marzo de 1814 al mando de la escuadra de las Provincias Unidas del Río de la Plata derrotó a la escuadra española en aguas de la isla de Martín García, tomando, además, la isla. Gracias a esta victoria, Montevideo quedó aislada.
El intento español de restablecer los suministros quedó abortado al ser de nuevo derrotados sus buques por Brown en la batalla naval del Buceo, en aguas de Montevideo celebrada entre el 14 y el 17 de mayo. Debido a ello, la guarnición de Montevideo se vio abocada a la rendición, el 23 de junio de 1814.
Es de destacar que la Armada española había perdido sus mejores marinos, tripulaciones y buques en las derrotas sufridas ante los ingleses en el Cabo de Santa María, Cabo Finisterre, y la concluyente de Trafalgar, el 21 de octubre de 1805, ante el almirante Horacio Nelson. La situación bélica que sufría el pueblo español, ora contra los ingleses, ora contra los franceses, no permitía el necesario alumbramiento de calidad de hombres y barcos.
.
La ayuda prestada por los portugueses a los españoles, se trocó en 1816 en una invasión de Uruguay por el ejército del "Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarve", pues así se autodenominó la corte portuguesa establecida en Río de Janeiro.
Batalla naval de Montevideo. Óleo
Y aunque Artigas fue apoyado por las tropas de la incipiente Argentina, y después de varias pequeñas victorias, su ejército comandado por Andrés Latorre fue derrotado en 1817 por el marqués de Alergrete, lo que dio lugar al comienzo de una dominación lusobrasileña en Uruguay.
Perdurando en los deseos nacionalistas, Andrés Latorre sufrió una contundente y definitiva derrota ante el más numeroso y mejor equipado ejército lusobrasileño capitaneado por José de Castelo en Tacuarembó, el 22 de enero de 1820.
Andrés Latorre fue un criollo hijo de un santanderino. Había combatido enrolado con el ejército español contra las agresiones inglesas, de 1806 y 1807, en Montevideo, para más tarde convertirse en un eficaz ayudante de Artigas en la Batalla del Arroyo de Las Piedras.
.
A resultas de la batalla de Tacuarembó, la región uruguaya pasó a tener una dependencia total de las autoridades afincadas en Brasil, con el nombre de Provincia Cisplatina, en principio supeditada a Brasil y Portugal, y más tarde sólo al Imperio de Brasil, cuando esta nación se declaró independiente de Portugal, el 7 de septiembre de 1822; coronándose el portugués Pedro I como su primer emperador. Pedro I en marzo de 1826 fue coronado rey de Portugal, con el nombre de Pedro IV, reinado que solamente perduró durante el periodo de unos meses.
Juan Antonio Lavalleja en los billetes de Uruguay
El proceso independentista de Brasil y las dificultades en atravesar el Estuario del Río de la Plata (219 Km. de distancia entre la uruguaya Punta del Este y el Cabo de San Antonio de Argentina) frenaron los ímpetus expansionistas brasileños y de Pedro I, que cuando le absorbieron los problemas inherentes  a la corona portuguesa, comenzó a olvidarse de los esfuerzos necesarios para mantener el sinsentido imperialista de su presencia en Uruguay.
La situación de dependencia uruguaya con Brasil se prolongó hasta que en 1825 un proceso revolucionario interno envuelto en las desavenencias existentes entre Argentina y Brasil, culminó con la independencia proclamada por los insurgentes uruguayos y, tras su victoria y la expulsión de la administración brasileña, con la creación, el 27 de agosto de 1828, del Estado Oriental del Uruguay.
.
                                       Juan Antonio Lavalleja y Fructuoso Rivera
.
El criollo, hijo de un oscense, Juan Antonio Lavalleja fue nombrado en 1825, durante el periodo de luchas contra los brasileños, gobernador y capitán general de la Provincia Oriental de Uruguay a la vez que ejercía de jefe militar del ejército argentino que combatía al Imperio de Brasil.

Bandera de Uruguay
Lavalleja y Fructuoso Rivera, habían guerreado contra los portugueses-brasileños desde 1817, y ambos acudieron a la coronación de Pedro I en 1822, creyendo que sus posiciones de favorecer la independencia brasileña de Portugal portaba la coherencia de la independencia de Uruguay, tanto de España como de la presencia luso-brasileña, o brasileña tras la creación del Imperio de Brasil. No sucedió así, y Rivera y Lavalleja tuvieron que combatir de nuevo, ahora contra Pedro I y sus ansias imperialistas que perduraron durante un periodo de seis años.
Lavalleja, apoyado por Pablo Zufriategui y Manuel Oribe, obtuvo una importante victoria en el arroyo Sarandi sobre los brasileños  el 12 de octubre de 1825. Victoria determinante que modificó el trascurso de la guerra.
.
El 6 de noviembre de 1830, triunfando sobre la candidatura de Lavalleja, Fructuoso Rivera fue investido como primer presidente constitucional de Uruguay. Rivera había comenzado a brillar en la Batalla del Arroyo de las Piedras bajo el mando de José Artigas. En 1836, Rivera fundó el Partido Colorado, todavía en activo; adoptando para su bandera los colores rojo y amarillo.
...................
.
Acabadas la etapa colonial y las convulsiones nacionalistas, América del Sur quedó en 1860 con el siguiente mapa político.

América del Sur en 1860

(1) El 2 de enero de 1833, la tripulación de una fragata inglesa expulsó a los argentinos presentes.en el archipélago de Las Malvinas.
.
............................................................................
.
Está Ud. dentro de "Jose Antonio Bru Blog"
.
Enlace con "Índice general de artículos"
.
Enlace con "La Triple Alianza vs Paraguay. Bernardo Berro y José Eudivigis Díaz Vera"
.
Enlace con "Simón Bolívar. Congresos y Decretos"
.
Enlace con "Islas Chinchas. Valparaíso. Callao. Méndez Núñez"
.
Enlace con "España y la esclavitud. Cánovas del Castillo y Romero Robledo"
.............................................................