21 mar. 2015

El Tratado de Utrecht. Guerra de Sucesión Española. Decretos de Nueva Planta en Cataluña

                                                                      
         Guerra de Sucesión. 1701-13.  Mapa hacia 1710, antes de Utrecht
Guerra de Sucesión Española. Consecuencias de la Guerra. El ignominioso Tratado de Utrecht, para España. Decadencia española. Pérdida, de los fueros en Cataluña, Valencia, Aragón y Baleares, y de la identidad de Castilla, que ya había perdido sus fueros con el primer Habsburgo, Carlos I.
Siglos XVIII y XIX en España: boato en la Corte. Fáciles negocios en ultramar basados en la esclavitud. Pérdida de las libertades individuales del hombre. Un pueblo sometido a guerras imperialistas y a los intereses del capitalismo reaccionario de corte feudal.
.....................................................
.
                                                       La  Guerra de Sucesión

Guerra Sucesión Española. Mapa
España dividida. Principales batallas

Archiduque Carlos, conde de Barcelona y legítimo
heredero de la Corona de España
La Guerra de Sucesión Española, 1701-1713, fue una guerra europea y a la vez civil. Estuvo motivada por los intereses del cardenal Luis Fernández de Portocarrero (arzobispo de Toledo, Consejero del Reino y jefe de gobierno provisional creado para fines concretos tres días antes de la muerte de Carlos II Habsburgo) y los muchos cortesanos que veían peligrar la continuidad religiosa y la privilegiada situación de sus negocios. Por  ello redactaron un nuevo testamento, al que dio el visto bueno, según atestiguaron ellos, el moribundo Carlos II.
El trastoque del testamento favoreció al francés Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV de la Casa Borbón, y despojó de la corona al archiduque Carlos Habsburgo, conde de Barcelona, que residía desde hacía meses en España para aprender su idioma, cultura y costumbres.
En esos días, Francia era la primera potencia continental que llevaba varias décadas derrotando militarmente a España. Además, Francia era oficialmente de confesión católica.
.
Carlos de Habsburgo deseaba gobernar en una España federada y foral, mientras que Felipe de Anjou pretendía crear una nación con férrea organización centralista, de acuerdo con el modelo absolutista vigente en Francia.
Defendieron la legalidad dinástica Cataluña, Valencia, Aragón y Baleares, apoyadas por Austria-Hungría, Gran Bretaña, Países Bajos, Dinamarca, Portugal y Saboya..Su alianza se ultimó en el Tratado de La Haya, donde el  7 de septiembre de 1701 se firmó la Gran Alianza, impulsada por Leopoldo I, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, y Guillermo III de Inglaterra.
.
El otro bando estuvo compuesto por Francia, el reino de Sicilia y Nápoles (Reino de las Dos Sicilias) y el resto de España que estaba controlado por el Gobierno de Madrid. El papa Clemente XI se incorporó a esta alianza. Durante la guerra, el cardenal Portocarrero gobernó España como Regente en nombre del que sería Felipe V, conforme a los deseos de Luis XIV y  de los cortesanos de Madrid.
.
Felipe V impone el Toisón de Oro al duque de Berwick
Óleo de Ingres
El interés de la corona británica se centraba en la política iniciada en el siglo XVI con Isabel I, consistente en desgastar o derrotar a través de las pertinentes alianzas a la primera potencia continental, que en esos días era Francia, y lograr bases navales estratégicas, conforme certificó su pequeña implicación en los combates en suelo español y las resoluciones del Tratado de Utrecht de 1713, que cerró la Guerra de Sucesión española.
.
Antes de la firma del Tratado, Valencia y Aragón habían  quedado incorporadas a la autoridad de Madrid debido al resultado de la batalla de Almansa del 25 de abril de 1707. En ella, el ejército de los Borbón, bajo el mando del duque de Berwick, primer duque de Berwick (1), derrotó a Henri de Massue, primer conde de Galway y general del archiduque Carlos.
.
Europa tras el Tratado de Utrecht
                                                          El Tratado de Utrecht
.
Decretos de Nueva Planta
La batalla de Denain, en el Paso de Calais, celebrada el 24 de julio de 1712, al concluir con una concluyente victoria de la Casa de Borbón, logró que los contendientes en la Guerra de Sucesión española comenzasen con los preparativos para alcanzar la paz; que cristalizaron en 1713 con el Tratado de Utrecht., que en la realidad consistió en una serie de distintos tratados de paz orquestados por Francia. En él, tanto la familia Borbón como los miembros de la Gran Alianza defendieron sus exclusivos intereses, dejando a Cataluña y Baleares traicionadas y abandonadas a su suerte, pero "cuidando" de separar previamente a Menorca del destino del resto de las islas, pues Felipe V entregó Menorca y Gibraltar a los británicos si se retiraban de la guerra, dejando de apoyar a Cataluña, su aliado.
El 12 de septiembre de 1714, Barcelona fue tomada por los ejércitos de los Borbones, Mallorca se rindió en 1715, finalizando así el último capítulo de la Guerra de Sucesión Española.
.
La Casa de Borbón logró su objetivo, consistente en el reconocimiento europeo al derecho a reinar en dos grandes naciones y controlar el imperio español en ultramar sin el acoso de la armada británica.
Inglaterra se anexionó las españolas Menorca y Gibraltar, dos bases necesarias para el dominio de los mares, el Mediterráneo.
Austria se anexionó el Milanesado, Cerdeña  y Nápoles y lo que restaba de las posesiones españolas en lo que era Flandes. El ducado de Saboya incorporó a sus dominios a la isla de Sicilia.
El Vaticano consiguió que España siguiera siendo católica.
Gibraltar
El Estado español  lo era confesionalmente y el pueblo sigue mayoritariamente los dictámenes emanados desde el poder cuando las libertades brillan por su ausencia.

El capitalismo español, de corte feudal, pudo proseguir con sus negocios en ultramar, al cesar el hostigamiento británico a los buques hispanos con mercancías. Para ello y además, por la paz de Utrecht, el monopolio negrero  recayó en la recién constituida compañía inglesa "South Sea". En 1702, la Casa de Borbón francesa había firmado un contrato con el Borbón español, el Tratado de Asientos, por el que los franceses suministrarían en régimen de monopolio esclavos a Hispanoamérica.
.
España perdió todo lo citado. Por Utrecht, Cataluña y Baleares perdieron lo que perdió España más sus fueros. El pueblo español, y en especial la juventud, tuvo que soportar tres lustros de guerra, muerte y miseria, atendiendo a la caprichosa y lamentable Guerra de Sucesión a la vez de soportar los conflictos y enfermedades ocasionados por el modo de vida en Hispanoamérica y Filipinas para salvaguardar intereses económicos de los caciques de la Corte y algunos criollos españolistas. El abandono del estudio y la empresa dentro de España fue el comienzo del retraso técnico español; la falta de libertades originó el atraso humanístico.

Felìpe V y el duque de Vendôme en Villaviciosa de Tajuña
10 diciembre 1710, reafirmado la victoria de Borbón
el día antes en Brihuega,  óleo de Jean Alaux

El centralismo español y la Casa Borbón habían vencido militarmente en una guerra de intereses ocultos.
Las potencias perdedoras en la larga guerra salieron victoriosos en Utrecht, debido a la desidia complaciente y falaz de la Casa Borbón y del capitalismo español de corte feudal.
España y el pueblo español perdieron por todos. Tanto los que lucharon en un bando como en otro, más aún los perdedores de la guerra.
.
Las instituciones catalanas quedaron abolidas el mismo día de la capitulación de Barcelona, 12 de septiembre de 1714, Siendo anulada la resolución de las Cortes de Barcelona de 1480-81 por la que el rey estaba obligado a acatar los dictados de las Constituciones Catalanas. En aquellos días era rey Fernando "El Católico", con los títulos de Fernando II de Aragón (Cataluña, Valencia y Aragón) y, desde 1474 con el de Fernando V de Castilla, tras su boda con Isabel I.
.
Por los Decretos de Nueva Planta, promulgados el 16 de enero de 1716, se reorganizó territorialmente España, aboliéndose los derechos políticos, las leyes propias y las libertades del Principado de Cataluña y sus municipios. Igual suerte corrieron los reinos de Valencia y Aragón, que ya los tenían muy limitados desde los reinados de Carlos I y FelipeII. El 28 de noviembre de 1715  había entrado en vigor el Decreto de Nueva Planta para el Reino de Mallorca.
-
                                                      España con la Casa Borbón
.
"Felipe V y familia," óleo de Van Loo
Después de la guerra de Sucesión y del Tratado de Utrecht, la austeridad y pluralidad que había caracterizado a los Habsburgo españoles, se trocó en boato cortesano acompañado de un centralismo absorbente ejercido por la Casa francesa afincada en España. El primer monarca Borbón, Felipe V, y en menor medida Fernando VI, y Carlos III dieron sobrada fe de ello. 
Los siguientes monarcas, y las administraciones correspondientes, de la Casa Borbón española: Carlos IV, Fernando VII, regencia de Isabel II llevada a cabo por su madre Cristina, reinado de Isabel II, Alfonso XII y regencia de María Cristina Habsburgo y reinado de Alfonso XIII, lograron que en algo menos de un siglo y medio de despropósitos, caciquismo, explotación de los nativos en las colonias, fracasos militares, aumento de la pobreza, el pueblo español fuese conducido a su ruptura y a un insostenible nivel de miseria afincada en el proletariado y los campesinos; causa principal de la guerra civil de 1936-39. Todos estos reinados enmarcaron las cinco generaciones perdidas.
.
"Carlos III comiendo ante su Corte", óleo de Luis Paret y Alcázar
Carlos III extendió la suntuosidad cortesana a parte de la ciudad de Madrid, a la par que desarrolló el centralismo administrativo y un modelo de capitalismo radicado en la corte y esencialmente caciquil, causas fundamentales  de la ruina social y económica que hundió a España durante el siglo XIX. Además, esa política centralista "secó" el alma de Castilla al estar ubicada próxima a Madrid. Si Castilla hizo a España, el centralismo español deshizo a Castilla.

Madrid. Calle Embajadores. Barrio de Legazpi
Viviendas de los trabajadores.. Primeras décadas siglo XX
..................................................
............................................................................................
Gibraltar. La Casa de Borbón y la media España que apoyaba al aspirante Borbón al trono
español regaló Gibraltar a Inglaterra con tal que reconociese a Felipe de Anjou en el trono.
Una posterior ayuda del Borbón con un puesto médico antiepidemia, supuso el robo de un
terreno donde ahora se ubica el aeropuerto. El régimen español calló ¿por qué molestarse?
.
(1)                  Orígen y evolución de la actual Casa de Alba, Grande de España
.
El primer duque de Berwick fue James Fitz-James, aspirante al trono inglés al ser hijo de Jacobo II, opción que perdió al ser hijo bastardo.
James Fitz-James, tras combatir en los ejércitos de Luis XIV y en la batalla de Almansa, Felipe V le nombró primer duque de Liria, otorgándole el Toisón de Oro.
La familia James Fitz-James permaneció fielmente unida a la Casa Borbón española; situación que, tiempo después, cristalizó al recibir el título de duque de Alba el hijo de Jacobo  Fitz-James Stuart, quinto duque de Berwick, por estar emparentado con la familia Álvarez de Toledo, anterior titular del ducado de Alba.
El ducado de Alba fue creado por los Reyes Católicos (¿o por Fernando de Aragón?) para premiar al conde de Alba de Tormes por la significativa ayuda prestada en el contencioso, y consecuente guerra civil, habido para la obtención de la corona castellana contra los derechos al trono de Juana de Castilla.
.
leer "España y la esclavitud"
.
Leer: "El Alzamiento Nacional fue proyectado y provocado por la Internacional Comunista y el Gobierno de la República Española del Frente Popular
´
.