10 abr. 2013

El Alcázar de Toledo. Pedro Romero Basart. José Moscardó.

Alcázar de Toledo. Estado de la fachada Norte tras el asedio
enlace con el índice clasificado de artículos
enlace con el anterior capítulo de la guerra civil: "El sitio de Oviedo"
enlace con el capítulo siguiente con fotos de Romero Basart
.
"Mi postura acerca de los responsables de la Guerra Civil"
.
Leer: "El Alzamiento Nacional estuvo pensado, proyectado y provocado por la Internacional Comunista y el Gobierno de la República del Frente Popular Español"
..............................................................................................................

El Alcázar de Toledo cuando fue liberado
.
Capítulo undécimo
El Alcázar de Toledo
Primera Parte
José Moscardó, coronel
en Toledo
En la mañana del 18 de julio de 1936, sólo conocerse la existencia del Alzamiento del Ejército de Marruecos, el gobierno de la República del Frente Popular ordenó el acuartelamiento en la Comandancia Militar de la tropa y, también, de la Guardia Civil de la provincia de Toledo. Medida cautelar tomada en todas las provincias del Estado.
El día 19 se ordenó desde el Gobierno que fuesen entregadas todas las armas y municiones en poder de las fuerzas armadas. No sólo no se cumplió el requerimiento, sino que al día siguiente, miembros de la Guardia Civil de toda la provincia toledana acudieron a refugiarse en el Alcázar, edificio que ejercía funciones de Academia Militar, uniéndose a los militares y alumnos allí aposentados.
Por número y profesionalidad, el grupo principal de la defensa del Alcázar recayó en la Guardia Civil mandada por el jefe de la Comandancia de Toledo, el teniente coronel Pedro Romero Basart, que por disciplina se puso a las órdenes del coronel de infantería  y director de la Academia José Moscardó Ituarte.
Previamente, Romero Basart había citado a los diversos destacamentos de la provincia, que deberían presentarse con sus familias, en Talavera de la Reina, Mora de Toledo, Ocaña,Torrijos o Tembleque. Desde estos lugares de reunión, con fácil acceso a Toledo, se incorporarían al Alcázar. Sólo falló el grupo de Tembleque, que fue apresado. En total, se refugiaron en el Alcázar 690 guardias civiles.
.
Ese día 20, el general Sebastián Pozas Perea, ministro de Gobernación, telefoneó al máximo responsable del Alcázar, José Moscardó, pidiéndole que entregasen las armas, amenazando con bombardeos aéreos si no cumplían rápidamente con la orden. No hubo rendición, pero sí comenzaron a caer bombas, lanzadas desde aire y tierra.
Se dispara contra el Alcázar
desde los balcones próximos
El 21, un avión de la República del Frente Popular bombardeó el Alcázar. Poco después, la acción se repitió, pero con tres aviones. Y así sucedió la mayoría de los días durante el tiempo que perduró el asedio.
Los sitiadores pronto recibieron ayuda procedente de Madrid; entonces, el general José Riquelme y López-Bago, jefe de la División de Madrid, exigió a los defensores que depusieran las armas. No se hizo caso al requerimiento.
Pronto, los asaltantes se pusieron a las órdenes del general José Asensio Torrado y del coronel Aureliano Álvarez Coque.
.
Mientras tanto, en la ciudad los enfrentamientos, saqueos y algunos "paseos" jalonaron esas fechas. El día 22, Toledo quedó apaciguada. Esta circunstancia contribuyó a que el parte oficial emitido por el Gobierno ese día, confundiese la situación en la ciudad con la existente en el Alcázar, donde incluso se seguía recibiendo refuerzos de guardias civiles y militares que comulgaban con la filosofía del Alzamiento, hasta que el número de refugiados sobrepasó la cifra de 1.500 personas.
.
Los sitiados fueron capaces de realizar una salida a la ciudad para abastecerse de víveres, consiguiendo una gran cantidad de cereales depositados en el almacén de una sociedad agraria ubicado en las proximidades. Dentro del Alcázar, aguzando el ingenio, modificaron una motocicleta para que su motor sirviese de molino y así obtener pan a partir de los cereales requisados.
Si el parte oficial fue erróneo, más lo fueron los artículos publicados por la prensa amarilla gubernamental, pues el diario "Ahora", del día 28 de julio, proclamaba en titular de primera página: "De cinco en cinco, desarmados y con los brazos en alto, salen del Alcázar toledano los rebeldes que lo defendían".
.
La Guardia de Asalto dispara a los defensores del Alcázar
El diario "ABC" redactado en Madrid, algo más moderado, junto a las noticias de los combates existentes en la sierra de Guadarrama, explicaba en la edición del día 29 de julio: "Uno de los reductos desde donde los rebeldes defendían la Academia, destruido por la aviación leal al Gobierno de la República". Titular periodístico que servía como complemento informativo y suavizaba la columna publicada el día anterior: "Los facciosos refugiados en el Alcázar, en situación de inmediata rendición". En este artículo se exponía con tintes oscuros la "situación crítica de los defensores".
.
Está usted dentro de "Jose Antonio Bru Blog".
.