3 mar. 2013

El Alzamiento en Sevilla. Manuel Fal Conde. Requetés, Legión y Regulares


Columna de requetés del Tercio de Montejurra, que combatió en el norte y el Maestrago
Enlace con el índice clasificado de artículos del blog
Enlace con los artículos recomendados del blog
Enlace con el Capítulo Séptimo
.
Mi postura acerca de los responsables de la Guerra Civil
.
Leer: "El Alzamiento Nacional fue proyectado y provocado por la Internacional Comunista y el Gobierno de la República del Frente Popular Español"
.......................................................................................
.
Los nacionales entran en Constantina
el 9 de agosto, los nacionales tomaron el pueblo tras una fuerte resistencia
de los milicianos, que huyeron, dejando un lugar de mujeres y niños
                                                                 Capítulo Octavo

Queipo de Llano, Fal Conde y Luis Redondo

Alfredo Kindelán
El 18 de julio de 1936, minutos después de medianoche, el general Gonzalo Queipo de Llano arrestó al general de División José Fernández de Villa-Abrille, jefe de la Segunda División (más tarde, fue juzgado y condenado a seis años de cárcel). Con esta maniobra, Queipo de Llano asumió el control militar de Sevilla, y desde la emisora de radio dio instrucciones al resto de las guarniciones de Andalucía, a la par que animaba a la población civil a sublevarse contra el Gobierno del Frente Popular. Se expresaba de esta forma: "Las autoridades que representaban en Sevilla al indigno Gobierno de Madrid se hallan todas en mi poder y sobre ellas caerá el peso de la ley marcial".
Por su parte, el Gobierno comunicó que "los facciosos retransmitían desde Radio Ceuta simulando que emitían desde Radio Sevilla".
Queipo de Llano no pudo controlar en las primeras horas tanto a la Guardia de Asalto como la resistencia en la base aérea de Tablada, donde ese día aterrizaron aviones procedentes de Madrid para abastecerse y bombardear a los sublevados en Marruecos, operación que no obtuvo resultado significativo.
.
El ejército se enfrentó a los guardias de asalto apoyados por milicianos, que esperaban la pronta ayuda de algo más de un centenar de mineros onubenses cargados de explosivos, pero estos fueron derrotados por una agrupación de la Guardia Civil de Huelva, que al circular por delante de la columna de mineros, al llegar a las afueras de Sevilla tuvo fiel conocimiento de la situación bélica y de los motivos del Alzamiento, por lo que se identificaron con Queipo de Llano. Los mineros supervivientes mayores de edad, que no consiguieron huir, fueron juzgados, con rapidez, y fusilados.
.
Antonio Castejón Espinosa
con uniforme de coronel
A primeras horas del día 19, el comandante de la base de Tablada, Rafael Martínez Esteve se unió a los nacionales y rindió el aeropuerto, que tras sufrir un bombardeo de aviones con base en Madrid, contempló la llegada a media tarde del comandante Antonio Castejón Espinosa al frente de una compañía de la Legión. Con ellos y un tabor de Regulares, que procedente de Cádiz alcanzó Sevilla el día 20, la ciudad quedó pacificada, excepto el barrio de Triana, donde los combates perduraron hasta el 22.
El día 20, los nacionales entraron en Dos Hermanas, y en fechas siguientes tomaron toda la provincia, excepto los pueblos de la Sierra Norte, que cayeron en manos de la Legión y de los Regulares en las primeros días de agosto. Sucesos como los ocurridos en El Arahal (leer el Capítulo Tercero) y sus represiones posteriores se repitieron, sin tanto dramatismo, en la provincia.
Antonio Castejón actuó con dureza en la conquista de diversos pueblos sevillanos. El 1 de agosto, marchando al frente de la V Bandera de la Legión y del II tabor de Regulares de Ceuta partió hacia Badajoz bajo las órdenes de Juan Yagüe.
.
Los requetés intervinieron con eficacia en la ocupación de los pueblos de Huelva, destacando los esfuerzos de la Columna de Luis Redondo García, del Requeté Andaluz, y la de Manuel Fal Conde, Secretario General de la Comunión Tradicionalista, cargo que ejercía desde el 3 de mayo de 1934 tras el acuerdo firmado entre el Tradicionalismo y el Alfonsismo.
El 29 de julio, una columna que había salido de Sevilla al mando de Ramón de Carranza sometió todas las villas a la largo del itinerario recorrido, desde Almonte a Huelva.
Fal Conde, al ser onubense, contribuyó a organizar con conocimiento la vida social y política de la provincia, una vez finalizados los combates en la región.
Regulares. Óleo de Ferrer-Dalmau
Se estima en 70.000 el número de carlistas que lucharon en el bando nacional, entre ellos, los andaluces fueron los primeros en sublevarse contra el Frente Popular, aunque el mayor contingente fue el navarro, que el 19 de julio se puso a las órdenes del general Mola. En total, sumando los requetés alaveses, se estima en seis mil el número de requetes muertos en combate a lo largo de la guerra.
La columna de Luis Redondo pasó a continuación a combatir en la provincia de Jaén, donde obtuvo una señalada victoria en Lopera.
., 
El aeropuerto de Tablada  fue vital para el porvenir de las fuerzas nacionales en los inicios de la guerra.
Alfredo Kindelán había ejercido como Director General de Aeronáutica en tiempos de la dictadura de Miguel Primo de Rivera. Desde el 19 de julio, Kindelán organizó un puente aéreo para el transporte de legionarios y material bélico desde Tetuán a Sevilla.
Pronto los nacionales recibieron aviones Savoia, cazas Heinkel, y Junkers de transporte y bombardeo, enviados desde Italia y Alemania, conforme a la petición realizada por Franco. (Leer: "Carta inédita de Franco a Hitler, 23 de julio de 1936)


Sevilla celebra el triunfo del Alzamiento Nacional
.
                                                              Partes de guerra
.
Cartel, requetés de la Columna Redondo,
en él, se relatan sus acciones de guerra
El 19 de julio, a la una y cinco de la tarde el ministerio de la Gobernación emitió un comunicado de vital importancia, pues es la creación "de facto" de las milicias populares dirigidas por miembros del Partido Comunista. Su  primer reflejo fue el armar y organizar a los milicianos que ayudaron a tomar el Cuartel de la Montaña; de ellos partió la iniciativa de asesinar a los oficiales y falangistas que se habían rendido. Es creencia que haber entregado armas a los milicianos en Madrid fue una decisión coyuntural y localizada, que más tarde se iría generalizando. No fue así, fue de origen institucional y pensada la entrega con suficiencia y antelación:

"¡Trabajadores: disponeos a luchar en guerra a muerte contra el fascismo1.En todas las ciudades, en todos los pueblos deben organizarse sin tardanza la resistencia y la ofensiva mediante la estrecha unión de las fuerzas obreras y republicanas y la correspondiente formación de cuadros de combate, a los cuales se facilitarán, a medida que sea posible, las armas necesarias. La República y la clase obrera juegan una carta decisiva en esta lucha. ¡Camaradas: a vencer por encima de todo y contra todo!"
.
A las siete de la tarde de ese domingo, la República explicó la crisis ministerial (leer el Capítulo Cuarto):

Bombardero nacional Savoia Marchetti 79
"Se decidió reconstituir el Gobierno que venía funcionando, sin más variación en su estructura que la de sustituir a D. Santiago Casares Quiroga y a D. Juan Moles, quienes, sufriendo graves quebrantos en su salud (...) designando para la presidencia del Consejo de Ministros a D. José Giral que sigue desempeñando la cartera de Marina, habiéndose conferido la de Guerra al general Castelló y la de Gobernación al general Pozas"
También la República comunicó ese día el siguiente parte de guerra:
"El pueblo debe permanecer tranquilo y alerta. El Gobierno, dueño de la situación, va dominando los focos rebeldes que quedan, y dentro de breves horas el restablecimiento de la normalidad será efectiva".
.
Referente al bombardeo de Tablada, la República informó: "A las doce de la mañana salió del aeródromo de Getafe el aviador capitán Rexach en su trimotor, acompañado de cuatro aviadores más de su absoluta confianza.
Bombardeó el aeródromo de Tablada, donde aterrizó, y después de arengar a las tropas de Aviación y dejar organizada la defensa del aeródromo, al punto de que los rebeldes no pudieran acercarse a él, prosiguió el vuelo a Ceuta y Tetuán, donde también arrojó bombas y proclamas"
.

.
Alzamiento Nacional, partición de España
a las primeras horas del 18
Muy distintos era lo narrado en los partes nacionales. El día 20, Queipo de Llano emitió un comunicado por la radio:
"¡Sevillanos! Las primeras fuerzas del Tercio han llegado a esta población y pronto entrarán en funciones para dominar a esos bandoleros que están deshonrando a Sevilla.
De Écija salió una columna, compuesta de soldados del Depósito de Recría y Doma, Guardia Civil y Falangistas (...). Granada, cuyo Gobernador militar anduvo un poco remiso, se ha sumado a nosotros.
En Ceuta, un destructor de la canalla sublevado contra sus oficiales, bombardeó aquella plaza, cuya Artillería repelió la agresión, poniendo en fuga al navío. ¡Viva España!"
.............................................
Está usted dentro de "Jose Antonio Bru Blog"
...............................................