14 feb. 2013

Blas de Lezo. Cartagena de Indias. Edward Vernon. Guerra del Asiento


Blas de Lezo derrota a la fragata Stanhope, según ilustración de mi propiedad
Enlace con el índice clasificado de artículos del blog
.
Enlace con los artículos recomendados del blog
.
-----------------------------------------------

Cartagena de Indias y la flotilla de Blas de Lezo

Blas de Lezo  y  Cartagena de Indias
Cartagena de Indias, defensa costera
Blas de Lezo y Olavarrieta, de mote "almirante Patapalo" o "almirante Mediohombre", fue otro gran marino español, vasco. Nació en Pasajes el 3 de febrero de 1689 y se embarcó a los trece años como guardiamarina en un buque de guerra francés.
Dos años después, en 1704, Blas de Lezo perdió una pierna en un combate entre la armada de la Casa Borbón y la anglo-holandesa durante la Guerra de Sucesión de España. Destacar en esta batalla y en las siguientes, significó para Blas de Lezo una rápida escalada en el rango militar.
En 1710, Blas de Lezo con un buque de veinte cañones se enfrentó a la fragata inglesa Stanhope que portaba setenta cañones en las bandas. Desarbolado, el buque inglés fue abordado y capturado. Por esta acción, Blas de Lezo fue ascendido a Capitán de Fragata.
Su carrera superó las veinte victorias, que además de la pierna, le costó la pérdida de un ojo y la inmovilidad de un brazo. En su camino a ser almirante, en 1734 fue nombrado teniente general de la Armada.
.
Blas de Lezo, óleo conservado en el Museo Naval
En octubre de 1739, Gran Bretaña y España comenzaron una guerra, la del "Asiento" (1), limitada a las aguas del Caribe y sus navíos, pues los intereses británicos se centraban y limitaban a las posesiones españolas en América, o mejor dicho, a su prosperidad y riquezas
La Guerra del Asiento se inició  cuando Julio León Fandiño capturó un barco corsario al mando de Robert Jenkins en aguas que los ingleses consideraban que eran de Florida. Fandiño cortó una oreja a Jenkins, que se presentó en la Corte de Londres con la oreja en la mano. De ahí que los británicos conozcan el conflicto que iba a venir con el nombre de "La Guerra de la oreja de Jenkins".
Como represalia, en ese año los británicos saquearon y destruyeron la ciudad española de Portobelo, situada en la costa de lo que es hoy Panamá.
En 1741, el rey británico Jorge II y su primer ministro Robert Walpole decidieron apoderarse de Cartagena de Indias, villa considerada como la base esencial para la navegación por el Caribe y el Atlántico Centro y Sur. A tal efecto, envió al mando de Edward Vernon, el comandante en jefe de las fuerzas navales británicas en las Indias Occidentales, una flota de 186 buques y más de 20.000 hombres. Vernon conocía muy bien esos mares, al haber sido el saqueador de Portobelo.
La magnitud de este ejército y la reciente victoria en Portobelo, dispuso que Londres pusiera en circulación monedas conmemorativas de la supuesta victoria, con la leyenda "A los héroes británicos que tomaron Cartagena" y "El orgullo español humillado por Vernon".
La defensa de Cartagena de Indias estaba encomendada a los seis navíos de Blas de Lezo, la artillería de costa y cerca de tres mil hombres, entre marinería, militares de tierra y arqueros indios nativos.

Edward Vernon por Thomas Gainsborough
Blas de Lezo había denunciado el 16 de febrero de 1741, conforme su Diario, la "falta de todo" en las baterías de costa, acusando de dejadez al encargado de ellas, Esteban de Eslava. Algunas de las deficiencias se fueron subsanando, hasta el 13 de marzo, cuando Vernon dio la orden de ataque.
La batalla concluyó el 20 de mayo. Los españoles terminaron con sus seis buques tocados y unos 800 muertos. Los británicos tuvieron dañados, algunos seriamente, veintitrés buques de guerra y veintisiete de transporte, con un número de varios miles de muertos, cantidad variable según las fuentes de información, cifras que recogen a los gravemente heridos que murieron durante la repatriación (2)
Blas de Lezo murió en Cartagena de Indias el 7 de septiembre de ese año, al enfermar por la peste extendida debida a los cadáveres insepultos de los británicos.
A título póstumo, se concedió a Blas de Lezo el marquesado de Oviedo.
..............
(1) Por el "Tratado de Asientos" de 1702, acordado por Felipe V y sus parientes de la Casa Borbón de Francia, los franceses venderían en régimen de monopolio los esclavos que España necesitase en la región del Caribe. Pero una de las cláusulas del Tratado de Utrech, 1713, hizo recaer esa función en la compañía inglesa "South Sea" por el plazo de treinta años. Al pasar el tiempo, la próxima finalización del contrato y la seguridad de que los españoles no renovarían a los británicos el triste y lucrativo negocio, dio lugar a una guerra en el Caribe. El problema con Jenkins, aceleró las desavenencias entre las coronas y "hombres de negocios" de Londres y Madrid.
(2) Estimo que los datos históricos acerca de las bajas británicas están magnificadas, Mis artículos buscan la filosofía de los hechos, no los datos contables.
..................................................
.................................................
.................................................

galeón San José, hundido en 1708 por los ingleses frente a Cartagena Indias
El San José transportaba oro y tesoros de impuestos y minas de América
El San José hundido por el Expedition. Ilustración de Samuel Scott

Separata
                                                        La singladura de El Glorioso
                               Un suceso ocurrido durante la Guerra del Asiento, 1739-48

En 1747, durante la Guerra del Asiento sucedió un hecho heroico protagonizado por la tripulación del navío español de 70 cañones "El Glorioso", sobrenombre de "Nuestra Señora de Belén, que había sido botado en La Habana en 1740.
El Glorioso vs Oxford. óleo de Ferrer-Dalmau
A finales de junio de 1747, El Glorioso partió de La Habana con destino Cádiz y un cargamento de plata, al mando de su comandante, el Capitán de Navío Pedro Mesías de la Cerda.
El 25 de julio, en las proximidades de las islas Azores, El Glorioso fue atacado por el navío inglés Warwick de 60 cañones, que, dañado, optó por retirarse analizada su impotencia. El Warwick estuvo apoyado por la fragata Lark de 40 cañones, que sufrió severos daños, y un bergantín de 20 cañones. John Crooksbank, el responsable del fracaso fue expulsado de la Armada Real Británica.
Días después, el 4 de agosto, cerca de Finisterre, John Byng a bordo del buque insignia "Oxford" de 50 cañones, apoyado por una fragata, la Shoreham de 24 cañones y una corbeta, la Falcon de 20 cañones. Byng falló en su propósito de apresar o hundir a El Glorioso, teniendo que huir con los navíos dañados. El Glorioso, el 15 de agosto atracó en la ría coruñesa de Concubión, donde descargó su mercancía y repararon los daños que había sufrido.
El comodoro Georges Walker esperaba la salida de puerto de El Glorioso, que el 17 de octubre padeció el ataque de cuatro fragatas corsarias, a las que se unió el navío Darmouth de 50 cañones, en las cercanías del cabo de San Vicente. El Glorioso, tocado, logró escapar. El Darmouth se hundió con su capitán y casi toda  la tripulación. Una fragata quedó seriamente dañada.
Pero durante el 18 y 19 de octubre, El Glorioso sufrió el acoso del navío de línea Russell de ochenta cañones, que se había unido a las tres fragatas perseguidoras. En el segundo día de batalla, El Glorioso, desarbolado,  no tuvo mas remedio que rendirse tras un duro combate en el que perdió a 33 hombres con una buena parte de la tripulación herida. Los españoles supervivientes fueron encarcelados en Gran Bretaña y El Glorioso desguazado en Lisboa.
.......................

13 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jose Antonio Bru dijo...

Nunca entro en detalles. Leer "El Manifiesto Comunista y Jose Antonio Bru". Aquí expreso mi opinión sobre detalles y contabilidades.

Por otra parte, no admito referencias o enlaces a terceras páginas. De ahí que haya suprimido el amable comentario anónimo.

Anónimo dijo...

Señor Bru. Me parece que cuando estudié Historia de España la figura de Blas Lezo no estaba incluida. Pero he preguntado a mis hijos y resulta que ahora tampoco.
Me parece absurdo colocar en el artículo un sinfín de detalles que luego se olvidan, esto no es una novela historiada de Benito Pérez Galdós.
Pero me permito preguntarle si el darnos el número de barcos en litigio y el de muertos no son detalles, grandes pero detalles al fin y al cabo.
Le saluda su asidua lectora.
Elvira

Jose Antonio Bru dijo...

Gracias Elvira por comentar.

Hay detalles que son imprescindibles para conocer el porqué de los temas. Las magnitudes que he ofrecido, creo, que son necesarias.

Un juez, un notario tienen que conocer con muchísimo detallae las leyes, sean buenas, malas o injustas. El legislador está a otro nivel y no tiene que saber de memoria las leyes ni sus recovecos.

Igual ocurre con un contable, que debe cuadrar los céntimos. El empresario tiene qoe saber de números, tanto los referentes a su empresa como los de la macroeconomía, pero nunca debe preocuparse de los céntimos.

Anónimo dijo...

Excelente artículo Jose y muy conveniente:

Elvira lleva razón: ni ella, ni sus hijos, ni casi nadie en España, desgraciadamente, conoce la historia de Blas de Lezo.

Tampoco la mayoría de los ingleses conocen la “La Guerra de la Oreja de Jenkins”, como no se sabe que hablando de “detalles”, el numero de naves que participo en la batalla de Cartagena de Indias no volvió a concentrarse en una acción militar hasta el desembarco de Normandia.

Esto se debe a que la “historia” que comúnmente se estudia (aquí y en el resto del mundo) está escrita por ingleses, franceses y alemanes durante el siglo XIX. Logicamente es acorde a los intereses políticos y económicos de estas potencias en su época, de la misma manera que ha sido reescrita por el cine norteamericano en el siglo XX a favor de sus propios intereses.

Afortunadamente siempre quedan oportunidades para conocer los sucesos historicos: como este articulo o el hecho de que la armada española permanentemente tiene en servicio un buque llamado “Blas de Lezo”.

Un saludo

Manu

Jose Antonio Bru dijo...

El comentario de Patucos lo suprimiré en breve por llevar un enlace. Lo siento.

Anónimo dijo...

Y los hijos de Albión saquearon tanto en Portobelo, que con los objetos sustraidos montaron un mercadillo en London, tal que era y sigue siendo el mejor de aquellos pagos.

Angelica dijo...

Me fascina aprender de historia y también poder encontrar pinturas en donde se puedan interpretar distintas cosas. Soy una amante de los viajes y en los países suelo obtener cuadros para decorar mi hogar. En este momento estaba tratando de conseguirme Pasajes al Caribe para hacerme una escapada allí

Anónimo dijo...

http://eekshop.com
Scheduled Information Import. Database is usually that updated automatically. You can define a short time and a lot of information with safety in mind that will often be updated.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jose Antonio Bru dijo...

Explico con claridad que las cifras dadas de muertos en la batalla depende de las fuentes primarias consultadas. Yo, aunque soy mayor, no estuve allí ni leí fuentes próximas en el tiempo.

Mi política es no entrar nunca en detalles. Si esta vez lo he hecho aportando cifras aproximadas dadas en fuentes fiables es porque eran precisas para conocer la magnitud de la rara victoria española relacionada con los ingleses y el mar.

Si algún lector con suficiente educación desea aportar ideas o números, le ruego lo escriba.

Miguel de Avendaño dijo...

El retrato de "Edward Vernon" que incluye en su artículo no es del almirante que atacó Cartagena de Indias, Edward Vernon (1684-1757), sino de Sir Edward Vernon (1723-1794), pariente lejano suyo pero bastante posterior.

Jose Antonio Bru dijo...

Miguel de Avendaño:
Muchas gracias. Corregido