5 feb. 2011

Islas Chincha. Valparaíso. El Callao. Guerra del Pacífico. Méndez Núñezl. Juan Antonio Pezet

Valparaíso durante la agresión que sufrió por parte de la Armada española
.
Fragata acorazada "Numancia"
Durante el siglo XIX, el pueblo español tuvo que sufrir varias guerras internas pero, además, también fue enviado a combatir en América para defender los intereses del caciquismo esclavista que regía la política y los de un militarismo evocador de pasadas glorias imperiales. La guerra que aquí trato es una muestra más de la política agresiva y cobarde de los gobiernos españoles de la Unión Liberal, encomendados a los militares por la corona de la Casa Borbón  (1).
.
Un caso poco y mal conocido en España es la "Guerra hispano-sudamericana" o "Guerra contra España" o "Guerra del Pacífico". En ella, el almirante Casto Méndez Núñez, cumpliendo órdenes del general Leopoldo O´Donnell, en esos momentos jefe del Gobierno de Madrid, bombardeó las ciudades de Valparaíso y El Callao. Méndez Núñez obedecía, pero también es verdad que su inmediato antecesor, José Manuel Pareja, se suicidó por no desear continuar ejecutando las instrucciones de O'Donnell, quien estaba acostumbrado a las fáciles victorias que obtuvo en Marruecos sobre rivales con pocas armas e instrucción militar que moraban en su casa sin agredir ni ofender. De esta ridícula forma, O`Donnell consiguió ser primer Duque de Tetuán, poseer dos títulos nobiliarios más y ejercer por  tres veces como presidente del Consejo de Ministros.
En 1862, muy poco tiempo antes de los sucesos aquí relatados, el general Juan Prim estando ya en México con un ejército, se había negado a  combatir contra el presidente electo Benito Juárez para ayudar a Napoleón III en sus deseos de coronar a Maximiliano como emperador mexicano. El interés de Napoleón III había contado con el beneplácito del Gobierno español, pero no con el de Prim que se percató de la falacia de la acción ordenada cuando ya en México pulsó el sentimiento del pueblo mexicano.
Méndez Núñez por obedecer aquel modelo de política llevada a cabo por el poder, Prim y Pareja por enfrentarse a él, tuvieron idéntico destino, la muerte (1).
.
.................... ..... ...... . . .. .    . .       La Guerra del Pacífico
.
El 4 de agosto de 1863 se originó en la comarca peruana de Talambo un incidente entre colonos españoles y operarios peruanos, a resultas del cual murieron un español y un nativo. También hubo varios heridos.
Las autoridades locales no llegaban al esclarecimiento de las causas de la escaramuza. De esta forma transcurrieron varios meses. La administración española decidió, entonces, actuar.
El  almirante Luis Hernández Pinzón, jefe de la flota española en la región, ocupó las islas Chincha, próximas a Lima. Además, el Gobierno de Madrid procedió a enviar una flota a la región, en la que destacaba la presencia de la fragata blindada "Numancia".
El presidente de Perú, Juan Antonio Pezet, intentó disuadir de las intenciones bélicas tanto a Pinzón como, más tarde, a su sustituto, el general José Manuel Pareja, de nacimiento peruano.
Al no cambiar el Gobierno de España de actitud, Chile, Perú, Ecuador y Bolivia declararon, sucesivamente, la guerra a España (3). Guerra que resultó ser muy poco cruenta.
Por el tratado conocido como Vivanco-Pareja (apellidos de los generales firmantes), del 30 de noviembre de 1864 se alcanzó la paz. Por ella, Perú pagaba una indemnización a los españoles, que se retirarían de las islas Chincha. A continuación, se restauró la situación de paz con el resto de los países sudamericanos implicados en la guerra.
.
Días después, algunos marineros españoles desembarcaron en el puerto peruano de El Callao, donde fueron agredidos. Un soldado español mató a tres personas antes de resultar muerto.
El Gobierno peruano y Pareja convinieron que se castigara a los culpables de la refriega y se diera una debida compensación económica a la familia del español fallecido.
Como continuaban los problemas con Chile, el gobierno del general Ramón María Narváez nombró a Pareja ministro plenipotenciario en Chile. Sin embargo, no se logró convencer a los chilenos en la tarea de abastecer de carbón a los buques españoles que fondeaban en sus puertos.
El general Leopoldo O´Donnell, que había sustituido a Narváez (continuando con las administraciones de la Unión Liberal), dio instrucciones a Pareja para que presentara un ultimátum a Chile. Si seguían negándose a vender carbón a los españoles, se bloquearían sus puertos. Si esta medida no era suficiente, se bombardearía alguna ciudad (1).
Cuando se bloquearon los puertos, Chile declaró la guerra a España. Era el 25 de septiembre de 1865.
El 26 de noviembre, la goleta española "Covadonga" fue capturada por medio de una treta en Papudo por uno de los escasos y pequeños buques chilenos.
Ante el carácter irreversible y  desafortunados de órdenes y sucesos, Pareja se suicidó el 30 de noviembre. Se consideró incapaz de continuar aplicando las consignas recibidas.
El 13 de diciembre, el dictador peruano Mariano Prado declaró la guerra a España. Ecuador y Bolivia lo hicieron a continuación. El coronel Prado se había sublevado con éxito contra Pezet, que optó por refugiarse en Gran Bretaña.
Los días 7 y 8 de febrero de 1866 las flotas españolas y chileno-peruana combatieron, es un decir, en Abtao. En la flota sudamericana figuraba la goleta "Covadonga". El cañoneo se efectuó a una distancia tan excesiva que los españoles sólo tuvieron seis heridos, mientras que los chilenos perdieron un pequeño buque, el "Lautaro", un vapor de hélice al que acoplaron cuatro cañones. La fragata "Amazonas", buque insignia de la flota peruana había encallado antes de la batalla.
El proyecto de O´Donnell seguía adelante, y si no se devolvía de inmediato la "Covadonga" y se dejaba carbonear a la armada en los puertos, se bombardearía Valparaíso, ciudad portuaria sin defensas costeras.
.
Goleta "Covadonga"
Gran Bretaña y Estados Unidos amenazaron con intervenir si se llevaba a cabo el bombardeo.
Méndez Núñez, pensando en la elección entre la previsible derrota si se cumplía la amenaza exterior o en agredir a una población indefensa, se expresó de esta forma: "España, la Reina y yo, preferimos antes honra sin barcos que barcos sin honra" (traducida más tarde por: "Más vale honra sin barcos que barcos sin honra"). El almirante ligaba la honra a la obediencia ciega y a la destrucción y muerte en una ciudad, así como a la muerte de los soldados españoles de reemplazo. Además, identificaba a España con la deshonrosa acción de masacrar una ciudad, calificando el acto asesino que estaba pronto a cometer como honroso.
Para Méndez Nuñéz, tanto Pareja como Prim no debían tener honra, pues no obedecieron órdenes, independientemente si estas eran falaces o no lo eran. Lo más triste es que Méndez Núñez se había mostrado contrario al bombardeo.
El bombardeo se desencadenó sin la intervención británica y estadounidense, tampoco con el concurso de las insuficientes fuerzas navales chilenas. Como la ciudad se había abandonado, las pérdidas humanas fueron escasas, no así las materiales. Después de la agresión, las flotas de Estados Unidos y Gran Bretaña recibieron instrucciones de sus gobiernos para que no apareciesen en la escena.
.
Las órdenes del Gobierno de Madrid no dejaban margen de actuación, por lo que el 2 de mayo de 1866  la armada de Méndez Núñez entró a cañonazos en la bahía de El Callao, una plaza debidamente fortificada. Una acción suicida que ningún otro marino en cualquier otro lugar había intentado realizar con anterioridad. Por suerte para los españoles una gran parte de los cañones costeros o no funcionaban o se estropearon pronto.
Leopoldo O`Donnell, Primer Duque de Tetuán,
Méndez Núñez dispuso en El Callao de la "Numancia", de la "Blanca" al mando de Juan Bautista Topete, de la "Almansa" con Sánchez Bazcartegui y otras tres fragatas, de una corbeta y siete buques auxiliares.
Con prudencia, la escasa escuadra sudamericana se colocó en la parte central y trasera de la bahía, actuando como jefe de la defensa Mariano Ignacio Prado.
Los españoles tuvieron 43 muertos y numerosos heridos, entre ellos Méndez Núñez, que a resulta de las heridas sufridas murió poco después en España La cifra de muertos entre la población superó con mucho esta cifra.
Casi todos los buques españoles de combate fueron tocados, dos de ellos sufrieron daños de consideración, pero pudieron regresar. La mayoría de los cañones de costa quedaron destruidos.
Analizada la situación, Isabel II destituyó a ODonnell, regresando, de nuevo y por séptima vez,, Narváez a la presidencia del Consejo de Ministros. Ese 10 de julio de 1866 se dio por finalizada la guerra. Los dos contendientes proclamaron que la habían ganado.
En 1871, las cuatro naciones sudamericanas sellaron con España el armisticio de Washington. Pero, la Covadonga permaneció incorporada a la Armada chilena. En años posteriores se firmaron, uno a uno, los tratados de paz de España con las naciones sudamericanas implicadas en la guerra.
...........................................................................................................................
............................................................................................................................

Méndez Núñez cae herido en la fragata Numancia, óleo de Muñoz Degrain

Fragata "Numancia"
(1) El general O´Donnell creía que la victoria ante chilenos y peruanos, atrasados técnicamente en armamento, sería tan fácil como sus triunfos pasados ante las kábilas marroquíes, en 1859-60. El 18 de noviembre de 1859, O´Donnell había arengado, en Cádiz, a los soldados que iban a ser embarcados para combatir en África: "Soldados: Vamos a cumplir una noble y gloriosa misión... la Reina y la patria confían a nuestro valor el hacer conocer a ese pueblo semibárbaro... Nuestra causa es la de la justicia y la civilización contra la barbarie" y colocando a Dios de su parte, O´Donnell predijo la victoria y se dispuso a agredir a los sudamericanos. Una necesidad o empresa noble de la patria es el gran y sempiterno recurso al que recurre el poder civil para que sus súbditos obedezcan cuando se cometen agresiones militares en el exterior, y, siempre, dios está de su parte, pues así lo han dictaminado, o están conformes, aquellos que ostentan el poder religioso.

Juan Prim
La política española durante los años de gobierno de la Unión Liberal 1856-68, operó militarmente en Marruecos, Santo Domingo (2), México y Conchinchina, además de en la Guerra del Pacífico. Prim y Serrano acabaron en 1868 con la política aventurera y esclavista de la Unión Liberal y, en consecuencia, con el reinado de Isabel II. Pero el infame capitalismo político asesinó a Prim y destruyó su iniciativa de una nueva Casa Real, la de Saboya, al igual que anuló los proyectos de la Primera República, y a ella misma, acerca de las anacrónicas colonias en el Caribe y Filipinas cuna de grandes negocios para financieros-políticos a costa del sufrimiento y muerte de los pueblos, los de las colonias y el español.
.
Leer "De Benito Juárez a Pancho Villa"
.
(2) La ciudad de Santo Domingo, y con ella la región que hoy es la República Dominicana, se había separado de Haití en 1844. En 1861, la política española "compró" al presidente dominicano Pedro Santana, por lo que esta nación pasó a la Corona española. Las continuas revueltas lograron que el ejército español abandonara el país en 1865.
En Conchinchina se actuó desde Filipinas, entre 1858 y 1862, para ayudar a Napoleón III y su imperialismo desbordado.
.
(3) En aquel tiempo, Chile y Perú ya habían olvidado las diferencias que las llevaron a la guerra durante 1838-39, cuando los chilenos exigieron que se deshiciera el proyecto de una Confederación entre Perú y Bolivia, naciones apoyadas en los combates navales, contra los chilenos, por corsarios franceses. La victoria de Chile malogró la unión.
Fragata "Amazonas"
Sin embargo, en 1841, el presidente peruano Agustín Gamarra prosiguió con sus deseos unificadores con Bolivia bajo dirección de Perú, lo que provocó una guerra entre los dos países, que firmaron la paz al año siguiente tras comprobarse que ninguna de las dos naciones tenía fuerza suficiente como para ocupar territorio habitado del enemigo, y a pesar de la victoria que obtuvieron los soldados bolivianos en Ingaví, bajo el mando del general José Ballivián y Segurola, más tarde presidente de la nación.

Guerra entre Chile y Bolivia,  óleo del pintor
boliviano Alberto Asbún
Con posterioridad, el presidente chileno Aníbal Pinto, debido a las reclamaciones de su nación sobre territorios fronterizos (en los que a partir de 1845 había comenzado a explotarse los depósitos de fertilizantes de guano y salitre) declaró la guerra a Perú y Bolivia ,  en la llamada Guerra del Guano y el Salitre, entre 1879 y 1883. El Tratado de Arcón entre Chile y Perú y, poco tiempo después, el Tratado de Tregua de Valparaíso, entre Chile y Bolivia, ratificado en octubre de 1904, dejaron en poder chileno  la región bolivianas del Departamento Litoral (norte del desierto de Atacama) con el puerto de Antofagasta. Bolivia se quedó sin salida al Pacífico.
. .............................
Fotografía de cabecera. Ataque naval de la Armada española a Valparaíso.
Fotografías en orden descendente:
-Fragata acorazada "Numancia"
-El Callao, combate
-El almirante Méndez Núñez
-Narváez, litografía de la "Historia de la Guerra Civil y de los partidos liberal y carlista", de Antonio Pirala

Buque monitor "Huascar", peruano y luego chileno
-Goleta "Covadonga"
-O´Donnell, litografía de la "Historia de ...", obra de Antonio Pirala
-Fragata "Numancia"
-Juan Prim y Prats, óleo de Henri Rigault. Prim luchó contra el imperialismo, colonialismo y esclavitud reinante en aquella época en España. Ello le costó el exilio y ser asesinado.
-Fragata "Amazonas", peruana.
-Guerra del Pacífico entre Chile y Bolivia, óleo del boliviano Alberto Asbún.
-El "Huascar", buque monitor, para navegar en aguas costeras y ríos debido a su bajo calado, botado en Inglaterra por encargo de Pezet, para la Armada Peruana. Tras combatir contra España, fue capturado por los chilenos en 1879. Desde entonces perteneció a esta nación. Huáscar fue un hermano del inca Atahualpa.

Juan Antonio Pezet, presidente peruano
-Juan Antonio Pezet y Rodríguez de la Piedra, presidente constitucional peruano entre 1863 y 1865. Su carrera militar comenzó al alistarse como voluntario en el ejército de José de San Martín. Tras llegar a general por méritos de combate, fue reclamado para la vida política.
Nota del 25 de mayo de 2012: un amigo peruano me ha explicado que el comportamiento de Pezet con el pueblo peruano no fue correcto.
.
La nefasta política colonialista de los Gobiernos españoles de la Casa de Borbón no finalizó con la Guerra del Pacífico. Leer "España y la esclavitud".
.