2 feb. 2008

Santiago Carrillo y Paracuellos del Jarama. La Junta de Defensa de Madrid. Las Juventudes Socialistas Unificadas


"El bolchevique" óleo de Boris Kustodiev, 1917
                                                       
Retirada de las víctimas del genocidio de Paracuellos del Jarama
                                                Santiago Carrillo y Pasionaria
.
Cipriano Mera
Dos sucesos alejados en el tiempo durante la guerra civil muestran la iniquidad y cobardía de los dos dirigentes populares comunistas políticos españoles. Uno de ellos, Dolores Ibárruri "Pasionaria", era una convencida de las bondades del estalismo, y con su carisma personal persuadió de esa circunstancia a una gran parte del proletariado español; con su gran empuje se convirtió en la portadora de las esencias del estalinismo, tanto en el Parlamento como en la calle, en permanente contacto con esa media España a la que habían lavado el cerebro acerca de la solución estalinista para resolver las penurias a las que estaban abocados los trabajadores manuales debido a una larga, muy larga, política elitista y antisocial emanada desde el poder.
Pasionaria la que arengó y llevó a una muerte sin sentido a muchos madrileños con su "No Pasarán", mientras ella y su hijo Rubén huían. Más tarde, Rubén se alistó en el Ejército Rojo de Stalin, muriendo en las proximidades de Stalingrado.
El otro personaje, Santiago Carrillo, siguiendo las pautas de su padre, se dedicó desde muy joven a la política, pero olvidándose de la moderación de Wenceslao Carrillo se convirtió en el arma forjada a imagen y semejanza de su protector y lejano maestro, Stalin.
Cartel de "No Pasarán" en Madrid, calle de Toledo
Santiago Carrillo y Pasionaria tuvieron un gran protagonismo en la guerra, hasta que esa condición se centró en los campos de batalla, en los militares, en los requetés, en los milicianos y en los combatientes extranjeros. Entonces, ambos quedaron en un plano secundario, en la retaguardia, en la burocracia, sin arriesgar, preocupándose sólo de su futuro en la Unión Soviética cuando la guerra la consideraron perdida tras la Batalla del Ebro.
.
Santiago Carrillo renegó de su padre porque éste, junto a otros socialistas, la gran mayoría de los militares republicanos encabezados por el coronel Segismundo Casado, e incluso los anarquistas de Cipriano Mera se opusieron a Stalin y al gobierno del Frente Popular en los malditos deseos de prolongar en Madrid una guerra perdida. 
.
Carrillo, el que dirigió las columnas armadas que se extendieron por el Valle de Arán a finales de octubre de 1944, con la creencia de que iba a provocar el miedo suficiente como para conseguir una sublevación interna y, o, la suficiente conflictividad como para que interviniesen en España las fuerzas aliadas, visto el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial y su próximo final.
.
Paracuellos del Jarama
.
Las Juventudes Socialistas Unificadas (del PCE y del PSOE), JSU y la anarquista CNT-FAI, a través de la Junta de Defensa de Madrid, fueron las asociaciones que dictaminaron, en la junta bilateral del 6 de noviembre de 1936, la masacre de más 2.200 personas encarceladas en Madrid, sobre todo, en el Colegio de San Antón y en la cárcel Modelo. Los asesinatos comenzaron al día siguiente, siendo los días 7 y 8 los más trágicos (1).
La magnitud de los asesinatos fue tal que Azaña expresó: "No quiero ser presidente de una República de asesinos", según nos relata su amigo y miembro también de IR Claudio Sánchez-Albornoz en su  libro "De mi anecdotario político".
.
Cartel de "No Pasarán"
La Junta de Defensa de Madrid se había creado ese mismo día, 6 de noviembre. Santiago Carrillo fue el primer Consejero de Orden Pública de la Junta, uniendo este cargo a ser la máxima autoridad de las Juventudes Comunistas, y, por supuesto, de las Unificadas. 
Santiago Carrillo había sido elegido Consrjrto por votación en el V Congreso celebrado en abril de 1934, Secretario de la Federación de Juventudes Socialistas de España. Esta organización había sido creada el 25 de marzo de 1906 en Bilbao, trasladando su sede a Madrid en 1910. En "Renovación", su órgano, publicó el 10 de enero de 1920 que el pasado 31 de diciembre "la Federación había ingresado en la Komintern", solicitando:"Queremos el régimen de los Soviets".

A los pocos días, Carrillo fue sustituido en el cargo por el también comunista y miembro de las JSU, José Cazorla Maure, sujeto ligado a la organización de checas y la creación de servicios d información extraoficiales; repudiado por sus camaradas fue detenido por Cipriano Mera en marzo de 1939, y aunque fue liberado al entrar los nacionales en Madrid, ya no tuvo tiempo para huir, siendo arrestado, juzgado y fusilado.
Todo indica que Cazorla fue un seguro colaborador de Santiago Carrillo en la toma de la decisión y proceso de ejecución de los asesinatos de Paracuellos del Jarama.
La eliminación masiva de personas opuestas al régimen había sido una práctica habitual en la recientemente constituida Unión Soviética; de ahí la lógica consistente en que Stalin hubiese dado las pertinentes órdenes, a través de su partido comunista español, al gobierno sumiso del Frente Popular, relativas a la recepción y pago de armamento, apoyo internacional y consejeros. Las sacas de presos para su exterminio era una circunstancia habitual en el estalinismo.
.
Congreso de los  Diputados España 1977   miembros del PCE
Rafael Alberti, Gregori López Raimundo, Pasionaria, Santiago Carrillo e Ignacio Gallego
El Golpe de Casado. El Comité Central del PCE. La Junta de Defensa de Madrid    (2)
.
El 16 de febrero de 1939, Juan Negrín convocó en el Aeropuerto de los Llanos, en Albacete, a la cúpula militar republicana. Allí les ordenó continuar con la guerra. El coronel Segismundo Casado no sólo no aceptó su ascenso a general, sino que no estuvo de acuerdo con la idea de Negrín, quien a continuación regresó a París.
.
El 5 de marzo de 1939 a medianoche, Segismundo Casado, Julián Besteiro y Cipriano Mera solicitaron por radio la finalización oficial de la guerra.  En el trascurso de ese día, habían creado el Consejo Nacional de Defensa presidido por el general José Miaja, con Casado en Defensa, Besteiro en Estado y Wenceslao Carrillo en Gobernación. El Consejo pretendía obtener una rendición con condiciones, petición que Franco no aceptó
.
La oposición radical de Negrín y los comunistas, dirigidos por Guillermo Ascanio, a ese Consejo Nacional originó una pequeña guerra civil en Madrid, entre los días 6 y el 13 de marzo. El centro de la ciudad fue el teatro de operaciones. Las deserciones entre las filas de los milicianos marcaron el punto final al baño de sangre, y a los cerca de tres años de guerra civil.
Santiago Carrillo y sus Juventudes Socialistas Unificadas
Como Franco no aceptó las condiciones de paz del Consejo Nacional de Defensa, todos sus miembros, excepto Besteiro, huyeron el 28 de marzo para tomar el último barco camino del exilio. Besteiro fue detenido y duramente castigado. En la prisión murió.
Santiago Carrillo, al igual que Negrín y su plana mayor, seguían los dictámenes del estalinismo, de ahí que junto a Negrín, Pasionaria, José Díaz, Enrique Líster y el resto figuras del Frente Popular se exiliaran a la Unión Soviética o a otro lugar, mientras que a través del Comité Central del PCE y  la Junta de Defensa de Madrid obligaban a sus milicianos, a sus hombres, a seguir matando y muriendo y así disponer del suficiente tiempo para que pudiesen ponerse a salvo los dirigentes del Frente Popular con sus familiares y el máximo de sus pertenencias.
José Díaz fue Secretario del PCE desde 1932 hasta que su ¿suicidio? en la URSS en 1942. Pasionaria le sustituyó en el cargo. En 1960, Carrillo ocupó el puesto hasta 1982.
.
El  Comité organizó la huida de España de los responsables del Frente Popular bien vistos por Moscú, siendo el pueblo alicantino Monóvar y su aeropuerto militar el punto de encuentro de los "emigrantes" entre los días 6 y 10 de marzo de 1939, Desde allí se procedería al traslado camino del embarque en Alicante. Santiago Carrillo recaló en París.

Leer: "Negrín. El dinero de la Segunda República". Con el protagonismo de Juan Negrín y Pasionaria y el acto final de la guerra, en París
.
.................................................

Pasionaria en un mitin. En el centro vemos a Valentín  González
"El Campesino",  junto a Manuel Tagüeña Lacorte

"Fusilamientos en Paracuellos de Jarama"
óleo de Carlos Sáenz de Tejada
(1) Paul Preston nos recuerda el nombre del resto de los asesinos: Ángel Galarza desde su puesto de ministro de la Gobernación; los policías firmantes de las órdenes de la masacre: Vicente Girauta Linares, Segismundo Serrano Poncela y Bruno Carreras Villanueva; José Cazorla de las JSU y los "cerebros" del Komintern en España: el soviético Mikhail Koltsov, el argentino Vittorio Codovila y el italiano Vittorio Vidali ( de apodo Carlos Contreras), éstos a las órdenes de Palmiro Togliattim todos ellos eran asesores de las JSU.
.
Fotografías
Óleo "El bolchevique"
Paracuellos del Jarama. Retirada de las víctimas del genocidio.
Franco por Ángel Jalón
Juegos infantiles en Lavapiés, Madrid
El lema "No Pasarán" en los aledaños de la Plaza Mayor madrileña.
Cartel de propaganda con el lema-consigna "No Pasarán"
Santiago Carrillo se dirige a sus "Juventudes Socialistas Unificadas", JSU.
Dolores Ibárruri  Gómez, "Pasionaria", durante un mitin previo a la Batalla del Ebro. En el centro de la foto vemos al general Valentín Gómez González "El Campesino". Tanto Pasionaria como El Campesino regresaron a España con la implantación de la democracia. El militar próximo a El Campesino  es Manuel Tagüeña Lacorte, último jefe, con el grado de teniente coronel, en retirarse en la batalla del Ebro, donde estuvo bajo las órdenes de Juan Modesto y Enrique Líster. Tagüeña, al final de la guerra también huyó a Francia.
Fusilamientos en Paracuellos del Jarama. Óleo de Carlos Sáenz de Tejada.
Franco en 1944, fotografiado por Ángel Jalón.
.
(2) Leer: "El Golpe de Cassado. Huida final en el Stanbrook"
.
......................