23 ene. 2007

Juan Negrín. Pasionaria. El dinero de la Segunda República Española. Indalecio Prieto


Juan Negrín entre Vicente Rojo y Antonio Cordón

El parte de guerra del 1 de abril de 1939 firmado por el general Francisco Franco, puso el punto final a la Guerra Civil Española. Aquel lacónico comunicado marcó el inicio de una nueva etapa en la vida de la nación.
Pero sorprendentemente, el último acto de la contienda se desarrolló en París:
La Sesión de Cortes del 31 de marzo y 1 de abril de 1939.

Juan Negrín, Indalecio Prieto y Vicente Rojo

                               Juan Negrín. Pasionaria. El dinero de la Segunda República

La República del Frente Popular nació gracias a una inteligente maniobra de la Komintern realizada el 23 de julio de 1935, tras constatar que los políticos prosoviéticos no habían logrado tomar el poder en España a través de la revolución armada de octubre de 1934.
Jose Antonio Bru Gómez
El proyectado y provocado Alzamiento Nacional, y su teórico y rápido fracaso, era la última etapa que faltaba a la Komintern-Frente Popular para que el suficiente número de asesores enviados por Stalin finalizaran la sovietización de España con consentimiento popular.
En julio de 1936, ese momento esperado por la Komintern-Frente Popular había llegado, al estar ultimadas la organización del Quinto Regimiento y la del Partido Comunista Español y disponer el Frente Popular de una muy leal Fuerza de Asalto; con las agrupaciones tradicionales españolas asustadas por la eliminación, neutralización o huida de sus figuras claves (Calvo Sotelo, Jose Antonio, Gil Robles, Antonio Goicoechea, Alcalá Zamora etc). 
Sin embargo, los responsables de la Komintern-Frente Popular se equivocaron tanto al sobrevalorar sus propias fuerzas y organización, como en despreciar la capacidad de reacción de las juventudes del Requeté y la Falange y en evaluar la teórica y esperada obediencia mayoritaria de los militares a los políticos del Frente Popular.
Tras una larga contienda, los derrotados e indemnes políticos del Frente Popular, mientras aún solicitaban la vida de sus seguidores, se reunieron en París, donde vivían, para ...:

Sesión de Cortes del 31 de marzo y 1 de abril de 1939
.
Primer desfile de la Victoria en el
madrileño Paseo de la Castellana
Stalin deseaba cobrar en divisas válidas los últimos envíos de material de guerra entregados a la República del Frente Popular. Para los dirigentes del PCE, que pronto se desplazarían a la Unión Soviética para allí asilarse, hubiese sido una satisfacción que su llegada a Moscú coincidiese con ese pago, aunque fuese sólo parcial.
Sin embargo, existían otras instancias superiores a las de Dolores Ibárruri "Pasionaria", Santiago Carrillo y demás correligionarios, pues existían bazas ocultas en el devenir de las divisas convertibles propiedad del Banco de España (1).
.
Ministros y diputados de la República llevaban varias semanas refugiados en Francia, cuando en París, el 31 de marzo de 1939 celebraron la última Sesión de Cortes de la Segunda República, presidida por Diego Martínez Barrio; algunos semanas después del viaje que había realizado Juan Negrín, presidente del Consejo de Ministros, al aeropuerto de Los Llanos, en Albacete, donde el 16 de febrero siguiendo instrucciones de Stalin ordenó a la plana mayor de su ejército seguir combatiendo y no rendirse, mientras él se disponía a huir, sin retorno (2).
Segismundo Casado
Esta sesión parlamentaria tenía como objetivo principal, al igual que el viaje de Negrín realizado a Los Llanos, disponer de las divisas existentes en el Banco de España. Mientras tanto, en ese 31 de marzo,, las tropas nacionales estaban entrando en Madrid. La derrota del Ejército del Frente Popular se había consumado.
Abrió la sesión parlamentaria Negrín, que en un largo discurso, explicó que "él era la persona adecuada para dirigir los negocios del Estado". Expresó con precisión y claridad que los últimos envíos de material de guerra soviético habían llegado demasiado tarde, por lo que no se habían utilizado. Por tanto, opinaba, no encontraba motivo alguno para tener que pagarlos.
.
Negrín manifestó acerca del tema: "los recibieron cuatro meses después de la ofensiva del Ebro" y "que si aún caída Borjas Blancas hubiesen los allí presentes recibido el material, casi seguro, no se habría perdido Barcelona".
Negrín no tenía intención de enviar divisa alguna a Moscú. Él no iba a ir a vivir a Moscú, pues bien conocía el triste destino de la cúpula soviética que Stalin había enviado a España. Negrín se exilió en Londres.
.
Madrid, Puerta de Toledo. Entrada de los nacionales
Para justificar la derrota sufrida en la guerra, Negrín declaró que "presionó a los gobiernos inglés, francés y norteamericano para que a su vez presionaran a los facciosos para que estos aceptaran una paz digna". 
Referente al "Golpe de Casado", Negrín no aclaró el porqué de él, tampoco la posición  que adoptó al respecto en el aeropuerto de Los Llanos; pero ahora sí descalificó la postura adoptada por la mayoría de los militares allí presentes: "no tolerando la postura de Casado y compañía". Lógico, Negrín asumía las directrices del estalinismo, consistente en desgastar lo máximo posible al ejército nacional, de cara a la previsible guerra en Europa. Stalin también deseaba disponer de más tiempo para intentar cobrar los últimos equipos de guerra suministrados a la República.

Stalin consideraba, además, la circunstancia de que si la guerra se alargaba, existía la posibilidad que se internacionalizara o se llegara a un acuerdo de paz, puesto que ya estaba próximo el "Pacto de No Agresión" que acordaría con Hitler durante el próximo mes de agosto, pacto germano-soviético" que al fin y al cabo supuso el inicio de la Segunda Guerra Mundial.
.
Es de destacar que en la dirección del "Golpe de Casado" (del coronel Segismundo Casado, que unas semanas antes no había aceptado el ascenso a general, propuesto por Negrín) figuró Wenceslao Carrillo, padre de Santiago. Esta actitud de Wenceslao Carrillo originó la ruptura de relaciones familiares, al renegar Santiago Carrillo de su progenitor, pues no toleró que su padre se opusiera a las órdenes de Stalin (3).
El 27 d febrero, el reconocimiento del régimen de Franco por parte del Reino Unido y Francia fue un factor determinante para la actitud de Casado, Julián Besteiro, Wenceslao Carrillo, José Miaja, Cipriano Mera y otros políticos y militares no comunistas. de la República.
.
El discurso de Negrín no inmutó a Pasionaria que había sido partidaria de efectuar cambios en la cúpula directiva de la España del Frente Popular, por eso espetó: "el Presidente de la República traicionó sus deberes, el Presidente de las Cortes automáticamente debió haberse proclamado Presidente de la República". Pasionaria se refería a la dimisión y huida de Manuel Azaña. Sin embargo ella, entusiasta impulsora del "No Pasarán", había escapado de los rigores de la guerra sin dar el ejemplo que prometían sus arengas. El mismo acto de retirarse estratégicamente a Francia lo realizaron el resto de los políticos del Frente Popular y algunos militares. También lo efectuaron los ideólogos, encabezados por Antonio Machado, líder de la organización "Amigos de la Unión Soviética".
Los oradores se echaron en cara haber abandonado España con precipitación, pero esta postura sólo expresaba un sentimiento muy alejado de los intereses.
.
Pasionaria y su hijo Rubén Ruiz
Pasionaria clamó defendiendo su partida desde Cataluña (ya había abandonado antes Madrid): "yo fui a cumplir con mi deber". El diputado Martínez Miñana le contestó: "es verdaderamente intolerable que se digan esas cosas".
Pasionaria manifestó que "se podía presentar al mundo con la cabeza levantada"; añadiendo a los pocos minutos: "mis manos no tienen ni oro ni sangre", y continuó: "la Diputación Permanente no se presentó en España como debía haberse presentado".
Entonces, el presidente de las Cortes intervino, acusándola: "ni su señoría en Cataluña cuando estábamos todos soportando los rigores de la lucha".
Pasionaria se defendió: "y en Madrid luchábamos contra los provocadores y los traidores que preparaban la traición" (se refería a los partidarios de la rendición, a los integrantes del Golpe de Casado, acción posterior a su huida hacia Barcelona). El Presidente corrigió, aclarando la mentira: "Entonces no se luchaba en Madrid".
.
El diputado de IR, Álvaro de Albornoz Liminiana terció: "yo no estoy dispuesto a tomar las cosas por lo trágico; yo quiero decir que no soy partidario del turismo ni de los viajes de ida y vuelta".
Pasionaria insistió: "el deber de la Diputación Permanente de Cortes era haber ido a España".
El presidente cerró el debate explicando: "la Diputación Permanente de Cortes ha cumplido con su deber".
.
El dinero de la Segunda República
.
.A continuación surgió el tema principal de la última reunión de las Cortes de la Segunda República: el destino del "dinero de la Segunda República"; pero sobre este asunto existía un desconocimiento casi pleno.
Pasionaria indicó al respecto: "los fondos los tiene Fernando de los Ríos y debe entregarlos al ministro de Estado o al de Hacienda" (es decir, a Julio Álvarez del Vayo o a Méndez Aspe).
Indalecio Prieto recibido en México
Como el presidente de las Cortes desconocía el tema, Negrín tomó la palabra y explicó, en otro largo discurso, que las divisas obtenidas por las ventas de joyas y obras de arte o valor arqueológico confiscadas a civiles "nacionales" más las procedentes de iglesias e instituciones, servirían para ayudar a los refugiados republicanos  (4).
Y es que Negrín, durante su breve estancia en Los Llanos había dado instrucciones para que el tesoro fuese remitido, vía Francia, a México, país gobernado por amigos de la causa del Frente Popular.
La cuestión es que Indalecio Prieto, defenestrado por Negrín, llevaba ya un tiempo viviendo allí actuando como portavoz republicano. Él había recogido el dinero procedente de la venta del tesoro, pero poseía unas ideas de qué hacer con él  muy distintas a las de Negrín. Prieto mantenía buenas relaciones con Lázaro Cárdenas del Río, presidente de México entre 1934 y 1940
.
Tras la finalización de la guerra civil, pronto sobrevino la Guerra Mundial. Al final de ella se constituyó en México un "Gobierno de la República" presidido por Diego Martínez Barrio y figurando entre otros "ministros" Fernando de los Ríos, pero no se incluyó al socialista más prestigioso y, además, amigo de los mexicanos, Indalecio Prieto.
.
Indalecio Prieto
Motivo de esta paradoja: Indalecio Prieto no pudo justificar dónde estaba o qué fin concreto se había dado al dinero de la Segunda República, que él había recibido. Desde luego, nadie podía obligarle a dar explicaciones acerca del destino de un dinero "negro".
.
Una de las primeras disposiciones del reconstituido PSOE en México (cuando los socialistas estimaron que debían abandonar la línea comunista, una vez acabada la guerra mundial y analizada las tensas relaciones de Occidente con Stalin) fue la expulsión del PSOE de Juan Negrín y una treintena de sus colaboradores más próximos.. De esta forma los socialistas exiliados quisieron cargar sobre las espaldas de Negrín toda la responsabilidad de haber sido la Segunda República, en los años que estuvo regida por el Frente Popular, un mero satélite de la Unión Soviética. También, y es más importante, el reconocimiento por parte del PSOE de la falta de identidad nacional de la República del Frente Popular.
............................................................................................
. ..........................................................................................
.
Juan Negrín
(1) Juan Negrín López fue nombrado ministro de Hacienda en el gobierno configurado el 4 de septiembre de 1936. Por lo tanto, había sido el encargado de comprar con oro y plata del Banco de España, armamento a la Unión Soviética. El valioso cargamento (se consideraba a España como el cuarto tenedor mundial de reservas en posesión de los Bancos Centrales), partió desde Cartagena a Odesa en octubre de 1936. El resto del oro del Banco de España, estimado en un veinte o veinticinco por ciento del total, fue enviado a Francia para las compras futuras que se realizaran desde allí. (Abajo está el enlace correspondiente)
Tras los sucesos de mayo de 1937, Stalin ordenó reemplazar a Largo Caballero por Negrín al frente del Consejo de Ministros. Negrín, además, se encargó de la cartera de Hacienda y Economía. Por lo que se le puede considerar, desde entonces, como el único o máximo responsable de las compras a la Unión Soviética.
No sólo los republicanos retiraron el oro del Banco de España para comprar material de guerra a la Unión Soviética, y las divisas al final de la guerra, sino que también vendieron para su provecho las existencias de diversos productos de paso hacia España. El general Vicente Rojo en ¡Alerta los pueblos!, publicación bonaerense, escribió durante su exilio: "Si en verdad que en la zona central iba a continuar la guerra en serio, ¿por qué se liquidaban en Francia las existencias de víveres, materias primas y armamento de tránsito que se tenían acumulados?
Vicente Rojo desempeñó el cargo de jefe del Estado Mayor Central, cuando Indalecio Prieto ocupaba la cartera de Defensa en mayo de 1937.
.
(2) Segismundo Casado narra en su ensayo "Así cayó Madrid" acerca de la actitud de Negrín "nos reafirmó en el acuerdo de eliminar el Gobierno del doctor Negrín, que carecía de legitimidad, y tratar de negociar la paz directamente con el enemigo". Y así lo llevaron a cabo, tras combatir en Madrid contra los comunistas.
Milicianos de Valencia llegan a Atocha
1 de agosto de 1936
.
(3) El 5 de marzo de 1939 se conformó en Madrid un "Consejo Nacional de Defensa" para negociar una paz que Franco no consideró. El presidente fue el general José Miaja. Casado, promotor del Consejo, se ocupó de Defensa; Julián Besteiro, de Estado, Wenceslao Carrillo de Gobernación.
.
(4) Los dirigentes del Frente Popular compraron en París el yate Vita y las maletas precisas para el transporte del tesoro remitido desde Madrid a París. El Vita zarpó de Le Havre a finales de febrero de 1936. Desde el puerto de Tampico, el cargamento escoltado por Prieto viajó a Ciudad de México. Allí se vendieron las piedras preciosas y se fundieron el oro y la plata adquiridos por el Banco de México
El Vita había sido construido en los astilleros alemanes de Kiel en 1931.
.
Fotografía de cabecera.
-Negrín, a su derecha está el general Vicente Rojo, a su izquierda el coronel Antonio Cordón García.
.
Fotografías en orden descendente:
-Primer desfile de la Victoria, en el Paseo de la Castellana, Madrid.
-El coronel Segismundo Casado
-Madrid entrada de los nacionales, 28 de marzo de 1939.
-El lema "no pasarán" en una entrada a la Plaza Mayor de Madrid. "No Pasarán" fue la consigna para la resistencia que la propaganda del régimen popularizó, orquestada por Pasionaria. Luego, los hechos: Madrid fue tomada sin oposición. La lucha previa la encarnaron los seguidores de Negrín y Pasionaria, huidos a Francia, y un conjunto de republicanos dirigidos por el coronel Casado que deseaban que cesara el inútil derramamiento de sangre.
-Pasionaria y su hijo Rubén Ruiz Ibarruri, que huyó de España con ella y murió en combate en las proximidades de Stalingrado.
La Batalla del Ebro en
"Illustrazione del Popolo"
-Indalecio Prieto en México
-Indalecio Prieto, según "Nuevo Mundo". 
-Juan Negrín
-Atrás quedaban los entusiasmos de 1936, cuando milicianos procedentes de Valencia llegaron a Atocha-Madrid el 1 de agosto de 1936 para defender la ciudad.
-Batalla del río Ebro. Las tropas nacionales lo cruzan, según ilustración de "Illustrazione del Popolo", revista italiana de aquellos años.
.